REAL MAESTRANZA / 5ª Feria de Abril

¡¡Ufff!! Qué alivio…

0
1489

El diestro mexicano Arturo Macías resulta corneado grave en el muslo derecho por el quinto toro. Deslucida y complicada corrida del hierro de Palha. Serafín Marín e Iván Fandiñño resolvieron la tarde entre silencios.

     Macías, en el momento de sufrir la grave cornada. (FOTO: Matito)


GALERÍA GRÁFICA


 


AL NATURAL: El ‘speaker’
(por Francisco Mateos)


 


LAS OTRAS IMÁGENES


Manuel Viera.-

     ¡Qué toros, joé! ¡Qué aburrimiento! ¡Qué martirio! No es fácil definir un comportamiento tan infame de unos animales seleccionados para embestir y con ellos, se supone, hacer el toreo y crear arte. ¿O no? Además de malos, feos, chicos unos y bastos otros. Bonitos los menos. Desigual corrida, muy mal presentada. Toros avacados, anovillados, impropios de esta plaza. Toros mansos sin paliativos, sin una gota de casta y excesivamente complicados por su eminente peligro. Los ‘Palha’ se han cargado la tarde del ‘martes y trece’. Los animalitos portugueses le han dado el disgusto al ganadero Joao Folque y le han hecho pasar casi tres horas de sopor a mucha gente. Y, además, han sido gafes para un mexicano dispuesto, en su debut sevillano, a demostrar calidades y cualidades.

     Arturo Macías, con la primera comparecencia en esta plaza, se convierte en el primer torero herido grave del ciclo. El manso y peligroso quinto, que se revolvía con aviesas intenciones en busca de su presa, le cazó en los inicios de la faena de muleta, le empitonó y lo dejó caer de nuevo sobre las afiladas puntas para inferirle la cornada en la cara interna del muslo derecho con una extensión de veinte centímetros. Macías le quiso enseñar los dientes con naturalidad y sin descomponerse al complicado bicho, y de paso hacer valer unas formas muy concretas de hacer el toreo, quedándose quieto, que parecían agradar, pero que también quedaron sin mostrar. A la enfermería se lo llevaron herido de gravedad.  

 

   Pase cambiado por la espalda de Arturo Macías para abrir faena al segundo. (FOTO: Matito) 

 


Además de malos, feos, chicos unos y bastos otros. Bonitos los menos. Desigual corrida, muy mal presentada. Toros avacados, anovillados, impropios de esta plaza. Mansos sin paliativos, sin una gota de casta y excesivamente complicados


       Ya en el segundo, otro manso de libro, feísimo de hechuras, anovillado, sin remate y de malísimo comportamiento, quiso mostrar su naturalidad atornillando las zapatillas en el albero y ajustándose la embestida en unas chicuelinas de infarto. El prólogo de faena se hizo interminable por la paciente espera en el cite para lograr el pase cambiado por la espalda desde los medios. E incluso le echó la muleta por delante para dibujar templados trazos que, obviamente, no podían tener continuidad en la ligazón. Le bajó la mano por ese afán de someter la embestida, con el resultado de repetidas pérdidas del engaño al ser arrollada la tela por el bicho. Atisbó valor y serenidad en los vanos intentos finales metido entre los pitones. Lo intentó todo, pero nada consiguió. No tuvo toros.

      Tampoco los tuvieron Serafín Marín e Iván Fandiño. El torero catalán está por recuperar el sitio perdido. Quiere volver a ser como fue: un prometedor torero. Pero no sé, me queda la duda, si tuvo verdadera intención de echarse pa’lante. Con alguna que otra precaución intentó faena con la diestra al manso y parado primero. Sólo medios pases pudo conseguir de un toro que nunca embistió. Aburrió con un trasteo desganado que parecía pensado casi como souvenir de Feria de Abril para aquellos que nos visitan. O como recurso justificativo de estar puesto en Sevilla. Al descastado y soso cuarto transmitió simplicidad en una faena que consumió en excesivos tiempos muertos en la preparación de cada pase. Le pidieron que terminara. Lo mejor la estocada contundente y certera.

 

Serafín Marín toreando con la zurda. (FOTO: Matito)


Serafín Marín está por recuperar el sitio perdido. Quiere volver a ser como fue. Pero no sé, me queda la duda


 

Buen derechazo de Iván Fandiño. (FOTO: Matito)        Iván Fandiño mostró maneras, aunque toreo sólo de capa. Hoy no era el día. Con el noble y soso tercero anduvo con ganas en un trasteo que transcurrió entre muletazos vibrantes y otros enganchados. Una pizca mejor con la derecha que con la izquierda, pero con ninguna de las dos manos hubo entendimiento. Con el sexto, con genio y peligro, se peleó con unas embestidas que nunca supo por donde le iban a venir. No hubo forma de robarle más de dos muletazos seguidos.

      Ya digo, seis silencios como seis losas. Tras dos horas y media de bostezos todo terminó. ¡¡Ufff!!, qué alivio.


AL NATURAL

El ‘speaker’

Francisco Mateos.-

     Martes y 13. Guasa. Gafe. Mal fario. Lluvia, desastre de corrida y hule. El maleficio se cumple con satánica exactitud. Declaremos los ‘Martes y 13’ como días ‘non gratos’ del toreo y prohibamos celebrar festejos en tan maligno y feo día. Día fresquito, amenazante de lluvia y muy gris. Cárdeno más bien, que es más taurino. Ya se sabe: los toros, con sol y moscas; claro que eso lo inventaría alguien con pasta que puede sentarse en los carísimos tendidos de sombra maestrantes…

     La corrida de toros comenzó con retraso -exactamente 14 minutos- porque se estaba retirando la lona -la pesadísima lona- que protege el ruedo desde hace dos temporadas en los días amenazantes de lluvia, lona nueva tras el tironcillo de orejas de la propiedad maestrante a los cuñados empresarios. «Actualmente, la fórmula más idónea contra la lluvia es el uso de lonas», Alfonso Guajardo-Fajardo dixit a finales de 2008, tras las famosas y muy polémicas siete suspensiones. Dicho y hecho, desde el año pasado tenemos lona nueva.   Los pequeños altavoces camuflados en los tejadillos de la plaza. (FOTO: Javier Martínez)

     También tenemos megafonía nueva. Bueno, nueva no. Hay. Es que antes no había. ¿Se acuerdan de la famosa pizarrita chorreada de tiza por el callejón? Pues el año pasado ya había megafonía, y en todo el año no hubo lugar a usarla. Afortunadamente. Existen corrillos de apuestas sobre quién será el ‘speaker’. ¿Se imaginan al empresario Eduardo Canorea dirigiéndose a los aficionados por la megafonía? «Estimados, queridos y amigos abonados y aficionados…¿se me oye?…» A mí me da que ya sólo con esa entradilla y al reconocer el tono de voz la gente ya pone, digamos, al mal tiempo buena cara. Eso sí que sería un empresario implicado con su selecta clientela.

     Pero ya hablando en serio, y sea cual sea el ‘speaker’ del nuevo inventito, esta tarde ha habido posibilidad de estrenarlo. Era obvio que se estaba recogiendo la lona (podrían haber comenzado antes a retirarla y empezar a la hora ajustada), pero tampoco hubiera estado de más que a la hora en punto del festejo se anunciase que el comienzo se iba a retrasar unos minutos para que los operarios puedan retirar la lona como medida preventiva de conservación del ruedo ante la posibilidad de lluvia. Claro que si se confirmara que el ‘speaker’ fuera alguno de los ‘cuñados’ empresarios, quizás le tomara gustito a eso de hablar por el micro: «Le recordamos que existen ambigús en los corredores interiores de los tendidos, con una amplia y surtida selección de helados, bebidas y aguas. Asimismo, tenemos a disposición de los señores amigos de sol que también tenemos en venta unos cómodos sombreritos de diseño para hacer más cómoda su tarde de toros. Le recordamos que nos ayuden a mantener limpia la plaza evitando tirar colillas y cáscaras de pipas al suelo. Deseamos que su estancia entre nosotros sea lo más agradable posible y disfruten de una buena tarde de toros, esperando verles próximamente». Ding, dong, ding…


GALERÍA GRÁFICA de MATITO

Remate de capote de Arturo Macías. 

 Espectacular comienzo del mexicano.

Macías toreando sobre la diestra.

El tercero se dio un topetazo al rematar en el burladero. 

Iván Fandiño se abre con el capote en el tercero.

Toreando sobre la mano derecha largo y templado al de Palha.

Tirando del astado al natural.

Serafín Marín con el cuarto. 

Otro buen muletazo del catalán.

Gustándose por la zurda. 

Macías, corneado por el quinto. 

Espectacular voltereta. 

 


LAS OTRAS IMÁGENES

Tarde desapacible en la Maestranza, con paraguas abiertos. (FOTO: Javier Martínez)

Dentro de la plaza se afanaban en retirar la lona a tiempo. (FOTO: Javier Martínez)

Con mucho esfuerzo pero al fin lograron 'enrollar' a la pesada lona. (FOTO: Matito)

Rueda de picadores. (FOTO: Javier Martínez)

El más bajito... pero el más grande: CANO. (FOTO: Matito)

La despersonalización de la Maestranza... (FOTO: Javier Martínez)

 

El debate catalán sobre la Fiesta, trasladado a la Maestranza. (FOTO: Matito)

 

¿Alguien dijo que la Maestranza es incómoda? A pata suelta... (FOTO; Javier Martínez)

 

No se permiten pancartas, pero sí la enseña nacional mexicana. (FOTO: Javier Martínez)

 

El sexto: la 'excelente' presentación de los toros en Sevilla... (FOTO: Matito)

 

Corbacho, apoderado de Macías, hacia la enfermería. (FOTO: Matito)

 

Dejar respuesta

15 − 1 =