OPINIÓN.- José Tomás y Sevilla

0
729

«… Sevilla, su empresa, para bien o para mal, es libre. Y el negocio de una familia, o tres. Los maestrantes, la propiedad, no presionan. Entre otras cosas porque ya lo hacen con el 20% limpio de la explotación. Muchos seguro que añorarán al ‘viejo’ y entrañable Diodoro Canorea, que, ‘cabalito’, le hubiera firmado tres, cuatro o cinco tardes al de Galapagar. Y de aquellos polvos, vinieron los lodos. Ahora que el albero está medio oreado, los sucesores no quieren nuevos barros. Ruinas y tragedias, las justas…»


Artículo de opinión completo de Pedro Javier Cáceres en la sección OPINIÓN.

Dejar respuesta

diecinueve − 18 =