REAL MAESTRANZA - 1ª Novillada promoción

Juanito, natural y elegante

0
757

El novillero Juan Silva ‘Juanito’ ha cortado una oreja al sexto de la noche y ha sido el primer triunfador del iniciado ciclo de novilladas nocturnas de promoción en la Maestranza. El rondeño Javier Orozco fue ovacionado y el aspirante sevillano Juan Aguilera no ha pasado de sendos silencios en sus faenas con novillos de La Quinta.

LA FICHA

ERALES: Se han lidiado erales de la ganadería de La Quinta, aceptables de presentación y desiguales en juego, nobles y flojos. El mejor ha sido el lidiado en quinto lugar.

NOVELES: -Juan Aguilera (Escuela de Tauromaquia de Sevilla-Amate), de blanco y oro, silencio tras aviso y silencio.

-Javier Orozco (Escuela de Tauromaquia de Ronda), de azul y oro, ovación y ovación.
Juan Silva ‘Juanito’ (Escuela de Tauromaquia de Badajoz), de rosa y oro, vuelta al ruedo y oreja tras petición de la segunda.
 
INCIDENCIAS: Más de media plaza. Festejo nocturno. Primera novillada de las tres clasificatorias del ciclo de promoción de nuevos valores del toreo.

 

Juanito, con la oreja del sexto. (FOTO: Arjona)

CLICK PARA IR A LAS IMÁGENES
AL NATURAL
Escuela de toreros

Francisco Mateos
GALERÍA GRÁFICA
Arjona
VIDEO DE LA NOVILLADA

 

Manuel Viera.-

     Bien que ha sabido aprovechar la oportunidad de la noche para sacar un billete de ida y largo recorrido con la esperanza de llegar a su destino. Su toreo tiene el interés de lo desconocido y, a la vez, se le suman valores previos como el demostrado valor, la pulcritud del muletazo diestro, el encanto del natural, y la verdad y buen gusto que le imprime a cada una de las suertes. Fue obvio que ningún alma sensible permaneció ajena a un toreo tan expresivo como sentido.

     La lidia que Juan Silva ‘Juanito’ le realizó al noble tercero y flojo sexto -novillos de La Quinta– fue todo un ejemplo de su visión del toreo con la que fue sorprendiendo de forma puntual, quizá por la propia singularidad y variedad de su capote y, sobre todo, en cada uno de los muletazos con los que mostró su coherencia en un toreo muy expresivo, sentido y de característica lentitud. Todo un descubrimiento el de este joven portugués, pulido en esa ‘fabrica’ extremeña de hacer toreros, cuyas delicadas formas y sensibilidad en cada unos de los trazos hizo que la gente disfrutase de su toreo con verdadero placer.

     No más de una larga cambiada a portagayola, un par de verónicas, cuatro muletazos diestros, tres naturales y dos fenomenales pases de pecho resumieron el conjunto de la faena al noble y flojo sexto, caracterizada por la naturalidad y la elegancia, adornada por esa solemnidad que le imprime a lo que hace, en la que el temple y la ligazón se mostraron sin reservas. Tras la estocada le pidieron las orejas, agarrando con fuerza la de su soñado triunfo.

     Unas chicuelinas con la gracia de los elegidos recetadas al primer eral de Orozco sirvieron de presentación y muestra de lo que habría de venir después. Y es que la variedad en el toreo de capa de Juanito fue mostrada en el tercer eral con una enorme facilidad rítmica, cadencia y empaque. Versión impecable de un capote lleno de chispa y vivacidad. La faena, de iguales maneras a la anterior ya descrita, nos permitió gozar de un toreo templado, a veces sutil, brillante y de gran personalidad. Un pinchazo le privó del apéndice que se vislumbraba en su mano.

     El alcalareño de la Escuela Taurina de Sevilla-Amate, Juan Aguilera, dejó matices de su buen concepto. Con el rebrincado y complicado primero dibujó muletazos sueltos de buen gusto durante una lidia desigual en la que no logró la deseada continuidad. Necesitó el descabello para finiquitar. Y con el flojo cuarto gustó con el capote en templados lances de recibo para mostrar después destalles de un toreo diestro bien trazado, con la inclusión de algún que otro buen natural.

     Javier Orozco quiere torear despacio y, a veces, lo consigue. No tuvo demasiada fuerza el noble segundo, con el que el aspirante de la Escuela Taurina de Ronda anduvo dispuesto en una faena en la que el detalle prevaleció sobre el conjunto. Detalle en el lento muletazo diestro, el natural de frente y el remate del pase de pecho. Un trasteo desigual que no llegó a coger la altura deseada. Lució más con el hilvanado pase zurdo en la faena al noble y repetidor quinto, al que volvió a torear despacio, consiguiendo mayor brillo en un trasteo con mayor contenido que malogró después con la espada. En ambos fue ovacionado.


AL NATURAL

Escuela de toreros

Francisco Mateos.-

     No paran de sacar toreros interesantes en ese fogón taurino extremeño. Ya va una quincena de años, o más, que salen novilleros y toreros extremeños muy interesantes. Podría uno pensar que el toreo se lleva dentro y brota en los lugares donde uno menos se lo espere aunque la ubicación siempre es ciertamente determinante, pero está claro que tantos toreros interesantes en tantos años seguidos continuadamente no es fruto sólo del dichoso destino ni la caprichosa casualidad.

     El Patronato de Tauromaquia de Badajoz, apoyado en la Diputación Provincial pacense, está realizando un excelente trabajo. A la vez que sacan nuevos y sólidos nuevos valores del toreo, con sus novilladas de promoción y clases prácticas para el rodaje de sus alumnos ayudan a hacer afición. El cuerpo de profesores y personal del centro de formación taurina extremeño debe servir de ejemplo al resto de Escuelas. No sé cual será  el secreto ni la pócima mágica, pero tiene que servir de referente para los demás centros taurinos, incluidos las muchas (excesivas diría yo) escuelas taurinas sevillanas. El último ejemplo es este portugués anunciado como ‘Juanito’ y que se ha formado en esas tierras extremeñas. A su innata naturalidad para hacer el toreo se le ha modelado la técnica necesaria para llevarlo a cabo, respetando su personalidad. Gran labor de la Escuela de Badajoz y justo es reconocerlo.  

 

 


 

GALERÍA GRÁFICA (Arjona)

Juan Aguilera.

Javier Orozco.

Juanito.

El paseíllo.

Juan Aguilera.

Juan Aguilera.

Juan Aguilera.

Juan Aguilera.

Juan Aguilera.

Javier Orozco.

Javier Orozco.

Javier Orozco.

Javier Orozco.

Javier Orozco. Javier Orozco.
Javier Orozco. Juanito. Juanito.

Juanito.

Juanito.

Juanito.

 


 

 

Dejar respuesta

3 × 1 =