DE OLIVA Y ORO

¡Cuánto te echo de menos, Maestranza!

0
801
Oliva Soto vuelve a quedarse otro año fuera de Sevilla.
Oliva Soto vuelve a quedarse otro año fuera de Sevilla.

«…En la Feria siguiente, Ramón Valencia explica mi ausencia con ‘NM’: Necesita Mejorar… Ahora alguien que se juega la vida y es matador de toros, ¿está estudiando? Después del triunfo de 2010, llaman a mi apoderado el día antes de la presentación del cartel. Como siempre en Sevilla; no nos coge por sorpresa…»

Alfonso Oliva Soto.-

     Mi historia comenzó cuando solo tenía 11 años. Empecé repartiendo cartelitos de los pesos de los toros y los datos de los toreros para poder visitarte. Entraba más tarde por donde quería: porteros, areneros, mulilleros,… todos se hicieron amigos. Nunca quise pisar el ruedo, cuando siempre llegábamos dos horas antes y estabas sola, por respeto a que allí la gente se juega la vida y mi tío la perdió… sabía que algún día la pisaría.

     Y llegó: 6 de mayo, con Cayetano Rivera Ordóñez y Julio Benítez, novillada de Torrealta, y yo con cuatro utreros matados en mi esportón, sin estar nada placeado, siempre callado, pero sabía que o triunfaba o para casa. Una oreja y ovación después de diez pinchazos… Pidiendo el público la vuelta al ruedo, una Puerta del Príncipe perdida, pero un amor de tu público hacia a mí a primera vista.

     Septiembre de 2006: novillada de los triunfadores; dos orejas y el puntillero al segundo novillo lo levanta hasta en tres ocasiones- Otra posible Puerta máxima del toreo en el aire. Hasta seis novilladas antes de la alternativa, premiado con varios trofeos al triunfador de Sevilla como novillero.

     Alternativa, 22 de mayo de 2008, un Corpus después de ser novillero puntero en todas las ferias: Valencia, Castellón, Nimes, Arles… Un Corpus y la plaza hasta la bandera: ovación y vuelta al ruedo, cogido feamente al entrar a matar, pero aquí siempre estas arriba ¡tito!, y nunca dejas que me toquen, como me decía el maestro Diego Puerta: «Tiene que partirte las taleguillas»; el celeste, el rosa, el vainilla, el nazareno, el blanco,… todos han sido partidos, pero estabas tú, tito: nunca ni un arañón. Después de la alternativa, 14 meses inexplicables parado sin que nadie se acuerde de tí.

     En la Feria siguiente, Ramón Valencia explica mi ausencia con ‘NM’: Necesita Mejorar… Ahora alguien que se juega la vida y es matador de toros, ¿está estudiando?

     14 de agosto, diez de la noche, vuelta al ruedo tras petición en el primero y oreja en el segundo. Corrida durísima de Martín Lorca. La oreja del primero -días después- me dice mi amiga Anabel (y lo digo de verdad, no le guardo ningún rencor, pero fue así), presidenta de la plaza, que no me la otorgaba porque era el primer toro… Ahora me entero que en los primeros toros si la pide la gente cuesta más sacar un pañuelo.

     Ganada la Feria… ¿Qué corrida? La del Conde de la Maza, así el morbo… A ver si el ‘gitanito’ sale corriendo, que es ‘cortito de valor’…. No soy gitanito, ¡soy ‘Gitano’! Y no salí corriendo: pude abrir la Puerta que todos soñamos. También estuvo aquí mi tío, cuando me reventó en la voltereta el primer toro… No pasaba nada, ¡tú estabas allí, tito! Igual que siempre. Le arranqué la oreja como pude después de hachazos y pitonazos. Al segundo lo elegiste tú: toro bravo, no fácil, picante y la plaza durante toda la faena, no larga ni corta, conmigo en pie. Las dos orejas eran cantadas y la mirada para Triana la imaginaba. Lo pinche… Sí, lo pinché, pero eso ya rozaba cosas milagrosas. Premiado con el trofeo al triunfador para los abonados. Único; no han vuelto a concederlo.

     Septiembre, San Miguel: dos bajas, una cada día. En la primera la dejan en mano a mano. Y en la segunda toreo sustituyendo a Manzanares; con Juli y Morante. La plaza con el mismo registro de lleno hasta la bandera. Echaron la corrida para atrás y fue un remiendo de cuatro ganaderías. Aun así, ovaciones en los dos toros.

     Año 2011: después del triunfo de 2010, llaman a mi apoderado el día antes de la presentación del cartel. Como siempre en Sevilla; no nos coge por sorpresa. Ofreciendo Alcurrucén el martes de preferia, abriendo plaza, y en el Corpus,… después de lo del Conde de la Maza. Yo, viendo el ofrecimiento, pienso que no iba en concordancia con lo que había pasado en el ruedo y pido la corrida del Conde; sabía que mi tío de nuevo me echaría una mano y efectivamente vuelvo a triunfar. El ‘gitanito’ nunca más se consideró ‘gitanito’ ni ‘cortito de valor’, sino Gitano y otra suerte, de Camas.

     Año 2012: Montealto, vuelta al ruedo y el toro recibe 14 golpes del puntillero; se esfuma la oreja, pero la vuelta al ruedo tampoco es poca cosa en Sevilla.

     Año 2013: mi apoderado es marginado y ni siquiera recibe una explicación ni un recibimiento por la parte de la empresa.

     Año 2014: llamada de mi apoderado desde enero y por contestación: «paciencia, toca esperar»… Hasta que se hace público y la explicación sólo es que «unos estarán contentos, y otros no…».

     Agradecer a la afición, que no de ahora sino desde que debuté, las entradas por la calle Iris increíbles; la salida os la debo a ustedes y a mi tío…

     ¡Cuánto te echo de menos, Maestranza!


*Alfonso Oliva Soto es torero de Sevilla.

Dejar respuesta

quince + dieciseis =