LA VENTANA

Sí, de Triana, punto y aparte

0
748
Curro Puya, recientemente fallecido. (FOTO: Javier Martínez)
Curro Puya, recientemente fallecido. (FOTO: Javier Martínez)

«…Y Curro, desde niño, tuvo en la cabeza esa obsesión de parar los relojes de la Maestranza. Y a fe que lo consiguió y fue de novillero, que todavía se recuerda aquella tarde con El Pío y Rafael de Paula que acabó con él a hombros por Triana; él sí que era de ‘Triana, punto y aparte’…»

Luis Carlos Peris.-

     Justo cuando dobló ya en las tablas ese domingo en que bajo el eslogan de ‘Triana, punto y aparte’ se pespunteó el puente con trabajos de crochet nos abandonaba un trianero de los que merecían mucho la pena. Curro Puya no pudo con la última faena que le deparaba la vida y se iba cuando a ese puente que hasta cruzó en hombros, lo enmamarrachaban bajo un eslogan precioso: ‘Triana, punto y aparte’.

     Con Curro se va el último eslabón de una cadena mágica que tuvo su origen en su tío materno, aquel Curro Puya que paraba las manecillas del reloj templando las bambas de su capote. Y Curro, desde niño, tuvo en la cabeza esa obsesión de parar los relojes de la Maestranza. Y a fe que lo consiguió y fue de novillero, que todavía se recuerda aquella tarde con El Pío y Rafael de Paula que acabó con él a hombros por Triana; él sí que era de ‘Triana, punto y aparte’.


*Luis Carlos Peris es periodista sevillano. / Publicado en ‘Diario de Sevilla’.

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

4 × cinco =