Era profesor de la Escuela de Sevilla

Fallece Curro Puya

0
848
Curro Puya, en sus últimas asistencias a la Maestranza, durante la pasada Feria de Abril. (FOTO: Javier Martínez)
Curro Puya, en sus últimas asistencias a la Maestranza, durante la pasada Feria de Abril. (FOTO: Javier Martínez)

El banderillero sevillano retirado Curro Puya ha fallecido esta mañaan de lunes en Sevilla. Padecía un cáncer que se había agaravado notablemente en el último mes. A sus 79 años, ejercía como profesor de la Escuela de Tauromaquia de Sdevilla. Como banderillero estuvo con toreros como Ordóñez, Curro o Litri.

Francisco Mateos.-

     El torero sevillano y trianero Francisco Moreno Vega ‘Curro Puya’ ha fallecido la pasada madrugada en Sevilla a la edad de 79 años, víctima del cáncer que padecía. Curro Puya era sobrino del legendario Gitanillo de Triana. Novillero puntero en la década de los 50, toreó en Sevilla y Madrid obteniendo grandes éxitos; precisamente una cornada en Las Ventas que le partió la femoral fue la que evitó que tomara la alternativa y decidiera hacerse banderillero.

     Como torero de plata estuvo a las órdenes siempre de grandes toreros: Miguel Báez ‘Litri’, Antonio Ordóñez, Curro Romero, Manolo Cortés, José Antonio Campuzano o Pepe Luis Vargas avalan su trayectoria. Una vez retirado de los ruedos fue hombre de confianza de Marcos Sánchez Mejias en sus inicios y posteriormente pasó a ser profesor de la Escuela de Tauromaquia de Sevilla desde su fundación hasta el último día que su cuerpo le permitió estar con sus alumnos. En estos últimso años se ha volvado por completo en la formación de los nuevos valores del toreo, que le ha reportado buenas satisfacciones, como son los casos de toreros salidos de sus manos como los ssevillanos Francisco Corpas o Salvador Cortés, entre otros. Aunque de forma muy breve, fue nombrado asesor de presidencia de la Maestranza. Estaba muy vinculado a la hermandad trianera del Cachorro; de hecho, vivía muy cerca de su basílica.

     Hombre querido, cabal y muy respetado entre la aficioón taurina sevillana, era habitual en cada festejo de la temporada sevillana. La última vez que se le pudo ver fue en la Feria de Abril de este mismo año, asistiendo a las corridas de toros. Desde hace unas tres semanas permanecía en el hospital por un agravamiento de su enfermedad, que ha desembocado en su fallecimiento. Su capilla ardiente será instalada hoy en el tanatorio de la SE-30 de la capital sevillana y mañana martes a las 12:30 se oficiará una misa por su eterno descanso y su posterior entierro en el cementerio sevillano de San Fernando.

Dejar respuesta

Ocho + diecinueve =