AL NATURAL

¡Manda huevos!

0
853

«…Es curioso el título: ‘Comentarios al Reglamento Taurino de Andalucía’, coordinado por el presidente Fernando Fernández Figueroa. Existe otro libro titulado ‘Comentarios al Reglamento de carreras de galgos’, curiosamente también coordinado por Fernández Figueroa. Si el de ahora -el taurino- se lo ha patrocinado Eduardo Canorea, el de los galgos se lo patrocinó la Diputación de Sevilla, donde trabaja y es su secretario…»

Francisco Mateos.-

     Estoy desorientado. Perdido. Impactado. Como quieran llamarlo. No lo entiendo. En la última semana se han dado tres o cuatro noticias de esas que no llega uno a entender. Veamos. A estas alturas de la película ya sabemos todos – porque el propio protagonista lo ha cacareado reiteradamente durante años a los cuatro vientos- no sólo cuál es su tendencia política -muy respetable y que muy poco me importa, la verdad- sino que es contrario al Reglamento Taurino; hablo del empresario Eduardo Canorea. El gestor de Pagés -hemeroteca hay un rato- es contrario a reglamentación taurina alguna, y ha criticado muy duramente siempre el Reglamento Taurino. Pues mire usted que ahora aparece como patrocinador de un libro que comenta de forma más coloquial precisamente el Reglamento Taurino de Andalucía. Vamos, ‘pa mear y no echar gota’; con perdón.

     Y por cierto, que en ese libro de ‘Comentarios al Reglamento Taurino de Andalucía’ escriben -entre otros- los tres presidentes de Sevilla y algún veterinario, figurando como coordinador destacado el presidente Fernández Figueroa. A ver si lo entiendo: la empresa patrocina un libro en el que escriben los presidentes de la plaza en la que la misma empresa ejerce su negocio taurino… Como era aquello de que «la mujer del César, además de serlo -honrada-, tiene que parecerlo». Pues eso. Es curioso el título: ‘Comentarios al Reglamento Taurino de Andalucía’, coordinado por el presidente Fernando Fernández Figueroa. Existe otro libro titulado ‘Comentarios al Reglamento de carreras de galgos’, curiosamente también coordinado por el citado Fernando Fernández Figueroa. Si el de ahora -el taurino- se lo ha patrocinado al presidente de la Maestranza el empresario Eduardo Canorea, el anterior -el de los galgos, su otra gran afición por lo visto- se lo patrocinó la Diputación de Sevilla; vamos, nosotros los sevillanitos de a pie con nuestros impuestos, que el tema del Reglamento de galgos es tan ‘apasionante’ y ‘trascendente’ que merecía la pena invertir en él. Es curioso, además, que patrocine esa obra la Diputación de Sevilla a quien es precisamente su propio Secretario, el presidente Fernández Figueroa. Lo que decía del César: «serlo y parecerlo».

     De «apoteósico recibimiento» o similar se ha calificado el recibimiento de Morante en el aeropuerto sevillano de San Pablo a su regreso de las últimas corridas en México. A ver, he contado en el video unas 30 personas, incluyendo a tres animosos músiccos que atacaban un pasodoble. A mí estas cosas me parecen perfectas, porque todo lo que sea promocionar la Fiesta -como en este caso en el aeropuerto de San Pablo- me parece genial. Pero no confundamos al personal. Allí estaban los amigos y familiares de su pueblo, los de su peña, y muy bien que hacen; pero de ahí a querer equipararlo a los recibimientos de ilustres maestros del toreo en esas fotos y videos antiguos al bajarse elegantemente vestidos como dioses por las escalerillas de la aeronave dista un mundo… No deja de ser una especie de ‘montaje’, completamente lícito y hasta necesario, y bonito, como el grupo de 25 aficionados mexicanos que esperan a Morante al llegar a cada aeropuerto de México, que hay que ver lo bien ‘informados’ que deben estar de cada paso del torero de La Puebla. Pero cada cosa en su justa medida. Apoteósico, apoteósico… en fin.

     Y para sorprendente el leer como supuesta ‘noticia’ que «la empresa Pagés promociona la Feria de Abril». ¡Ostras, coño! ¡No me digas! Pero vamos a ver: ¿qué va a promocionar la empresa Pagés si no es eso: visitas a la torre Eiffel o los torneos de petanca en Punta Umbría? Es como decir que «los estudiantes estudian»; o que «los cocineros, cocinan»; o que «los pintores, pintan». ¿Qué es lo que tiene que hacer el empresario de la Maestranza?: promocionar su Feria para vender boletos. Ahora resulta que es noticia que Canorea pretenda promocionar su propio negocio… ¡Manda huevos! ¿O es que quizás nunca lo había tenido que hacer? O en gallego, estilo Rajoy: ahora parece que es noticia lo que hace pero que siempre debió hacer, y no era noticia lo que no hacía cuando debía haberlo hecho pero que no llegó a hacer para evitar lo que ahora sí está haciendo.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

dos × 4 =