Seguirá colaborando con el equipo médico

Ramón Vila cuelga la bata

0
925
Ramón Vila lleva del brazo a Octavio Mulet minutos antes de nombrarle como su sucesor al frente de la enfermería. (FOTO: Javier Martínez / SEVILLA TAURINA)
Ramón Vila lleva del brazo a Octavio Mulet minutos antes de nombrarle como su sucesor al frente de la enfermería. (FOTO: Javier Martínez / SEVILLA TAURINA)

El cirujano sevillano Ramón Vila ha anunciado que este año deja de ser jefe del equipo médico de la Maestranza por decisión propia y tras consensuarlo con los componentes de su equipo médico. A sus 73 años, lleva más de 30 al frente de la enfermería de la plaza. El cirujano Octavio Mulet Zayas toma el relevo.

Francisco Mateos.-

     El cirujano taurino sevillano Ramón Vila, jefe del equipo médico de la Real Maestranza, ha anunciado en el transcurso de la entrega de los tradicionales premios ‘Vila Arenas’ (en homenaje precisamente a su propio padre, que le precedió como cirujano jefe de la enfermería maestrante) que cuelga la bata como facultativo en ejercicio. Lo hizo al final de la entrega de los premios, y aunque era una noticia que se esperaba –en las dos últimas temporadas muchos partes médicos ya eran firmados por el doctor Octavio Mulet, para hacer de forma pausada la transición-, no ha dejado de sorprender y emocionar verle decir adiós. O casi, porque Ramón Vila permanecerá en el burladero de médicos para seguir colaborando con el equipo médico, seguir aportando su experiencia, «y porque son ya tantos años que es el único sitio de la plaza donde sé ver los toros». SEVILLA TAURINA ya anunció el próximo relevo en favor de Octavio Mulet hace dos temporadas (VER).

     Ramón Vila ha dicho que «supongo que muchos os estaréis preguntando qué le pasa al doctor Vila ¿Estará enfermo? No estoy enfermo –aclaró socarronamente-, sino muy sano… de momento. Pero soy consciente de que aunque esté uno bien de la cabeza y aparentemente bien físicamente, llega una edad en la que debes saber retirarte a tiempo, y yo sé que, aunque lo he prolongado un par de años, mi tiempo ha llegado».

     Se emocionó al dar las gracias al recordar a su padre, con quien comenzó en la cirugía taurina; a su mujer –presente en el acto, y también emocionada- «porque ha sabido entender mi profesión y mi afición, quedándose sin domingos porque tenía que trabajar en la plaza, con vacaciones interrumpidas, con llamadas urgentes de toreros heridos para que siguiera su post-operatorio,…». También tuvo un cariñoso recuerdo para el recordado empresario Diodoro Canorea, «que me trató siempre con un cariño exquisito, y me ayudó en todo lo que necesité, y estuve a su lado asistiéndole hasta minutos antes de morir». También agradeció el respeto que le han mostrado los maestrantes, la prensa y los toreros.

     El doctor Ramón Vila –licenciado en Medicina por la Universidad de Sevilla- tiene en la actualidad 73 años, y comenzó a trabajar en la enfermería de la plaza en la temporada de 1965. En el año 1972 ya ejerce como primer ayudante del equipo que por aquel entonces capitaneaba su propio padre, Ramón Vila Arenas. Cinco años después, en la temporada de 1978, fue nombrado jefe del equipo médico de la Real Maestranza, cargo que ha ejercido de forma ininterrumpida durante 32 años. Durante seis años ostentó el cargo de presidente de la Sociedad Española de Cirugía Taurina. Creó, junto al equipo médico, el premio ‘Doctor Vila Arenas’ al ‘Quite providencial’ y al ‘Quite artístico’ en memoria de su propio padre. Aficionado de reconocido prestigio, currista militante, amante del toreo del pellizco y el arte, es un apasionado de la Fiesta, a la que le canta cada vez que habla en público con un discurso fácil y emotivo.

     Dice irse «repleto de satisfacciones personales y profesionales, donde he logrado todo lo máximo a lo que podía aspirar y soñar de pequeño. Además, me voy con el extraordinario sabor de boca de haber logrado con mi equipo salvar la vida a los banderilleros Luis Mariscal y Jesús Márquez la pasada temporada». Su testigo se lo pasa al doctor Octavio Mulet Zayas, «un joven cirujano de excepcionales cualidades que se ha ido aficionando poco a poco al mundo de los toros y que, por su juventud, nos aseguramos que va a estar también muchos años al frente del equipo médico de la plaza».


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

4 × cinco =