Luis Mariscal quiso evitar un capotazo más (SECUENCIA GRÁFICA)

0
679
Luis coge los palos para banderillear al quinto. (FOTO: Sevilla Taurina)
Luis coge los palos para banderillear al quinto. (FOTO: Sevilla Taurina)

El banderillero Luis Mariscal, herido muy grave el pasado domingo en la Maestranza, inició el par por el pitón derecho, pero el toro se distrajo cuando arrancaba y, para evitar que lo volvieran a poner en suerte y que le dieran más capotazos para la faena de su matador y hermano, Salvador Cortés, cambió de dirección y entró por el izquierdo.

Francisco Mateos.-

     El banderillero sevillano Luis Mariscal permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Sagrado Corazón en Sevilla, respondiendo favorablemente al tratamiento, pero persisitiendo la gravedad del pronóstico. Ha podido recibir en la UCI a sus familiares y hasta a su cuadrilla, lo que le ha emocionado. Ayer se encontraba algo desanimado, pero los médicos prefieren mantenerlo permanentemente vigilado dada la gravedad de las lesiones vasculares. La buena noticia es que ha sentido movilidad en el pie, lo que le ha dado algo de ánimo.

     Luis Mariscal fue alcanzado por el quinto toro de la noche, de Peñajara, en la festividad de la Virgen de los Reyes en la Maestranza. Su matador y a la vez hermano Salvador Cortés había cortado una oreja en el segundio, al que Luis lo había lidiado perfectamente. En este quinto le tocaba poner banderillas. El primer par fue excelente, como puede obervarse en la secuencia gráfica. En el tercer par quiso redondear su actuación con otro gran par. Iba a entrar por el pitón derecho del toro, por donde inició una carrerita de seis o siete pasos, pero el toro se distrajo hacia la barrera y Luis frenó su avance porque el toro se ‘descolocó’ de la suerte. Sin embargo, aunque lo habitual en estos casos es que el compañero lidiador lo vuelva a poner en suerte con un par de capotazos, Luis no quiso que lo hiciera; con toda seguridad para evitarle más capotazos el toro y que llegara a la faena de su hermano con los menos posibles. Por otra parte, para no perder el instante de emoción tras el primer buen par que acababa de poner.

     De esta forma, Luis rectificó su idea inicial de colocarlo por el pitón derecho y se giró para iniciar la carrera hacia el pitón izquierdo, dejandóselo llegar mucho y recreándose en el salto para colocar el par en todo lo alto. Tanto arriesgó para buscar la belleza máxima en el embroque -también así ponía al público ‘caliente’ para la faena de su hermano Salvador- que el astifino toro le cazó irremediablemente en el aire por el muslo izquierdo y acabó hiriéndole muy gravemente.

     SEVILLA TAURINA ofrece la secuencia completa del primer gran par y la secuencia gráfica del tercero, desde que inicia la carrera hacia el pitón derecho, y cómo el toro se distrae y decide cambiar sobre la marcha hacia el pitón izquierdo, evitando así que le dieran capotazo alguno. Sin duda, un gesto muy torero y muy personal con su hermano pequeño.


 

SECUENCIA GRÁFICA del primer par

El torero se gusta y se deja ver antes de iniciar la carrera. (FOTO: Sevilla Taurina)

Espectacular colocación del primer par, por el lado izquierdo. (FOTO: Sevilla Taurina)

 

 

SECUENCIA GRÁFICA del tercer par

Luis Mariscal se cuadra frente al toro; su intención es colocarlo por el derecho. (FOTO: Sevilla Taurina)

El banderillero sevillano a punto de iniciar la carrera por el derecho. (FOTO: Sevilla Taurina)

Cuando arranca la carrera Mariscal, el astado se distrae hacia la barrera. (FOTO: Sevilla Taurina)

Mariscal decide cambiar e irse por el izquierdo, evitando capotazos. (FOTO: Sevilla Taurina)

Aguanta mucho el embroque, cuadra en la cara, saca los palos unidos desde abajo... (FOTO: Sevilla Taurina)

Lo hace tan despacio para buscar la máxima emoción que el toro le come terreno. (FOTO: Sevilla Taurina)

Coloca el par en todo lo alto pero cuando está a punto de pisar albero el toro le empitona. (FOTO: Sevilla Taurina)

Levanta los brazos para adornarse pero el toro ya le ha cazado y empitonado. (FOTO: Sevilla Taurina)

El toro de Peñajara le cornea muy grave, atravesándole el muslo por dos zonas. (FOTO: Sevilla Taurina)


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

17 − Trece =