José Tomás y Sevilla

0
844

«… Sevilla, su empresa, para bien o para mal, es libre. Y el negocio de una familia, o tres. Los maestrantes, la propiedad, no presionan. Entre otras cosas porque ya lo hacen con el 20% limpio de la explotación. Muchos seguro que añorarán al ‘viejo’ y entrañable Diodoro Canorea, que, ‘cabalito’, le hubiera firmado tres, cuatro o cinco tardes al de Galapagar. Y de aquellos polvos, vinieron los lodos. Ahora que el albero está medio oreado, los sucesores no quieren nuevos barros. Ruinas y tragedias, las justas…»


Pedro Javier Cáceres.-

     José Tomás no irá a Sevilla el Domingo de Resurrección de 2010. Si se confirma la noticia vomitada el pasado viernes, y teniendo en cuenta que el 11 de diciembre está vacante en el calendario de ONGs y ociosos progresistas, podría ser declarado día del 'luto taurino'.

     La empresa de Sevilla cedió en todo. Festejo sin la presencia de las cámaras de televisión, por lo cual se hipotecaba una fecha de lleno garantizado de forma habitual: Domingo de Resurrección. Cartel adecuado con un torero más antiguo por delante, con que se deteriora, por razones obvias, la 'redondez' en el remate de una terna acorde con la tradición de dicho festejo en Sevilla. Y doblegar y tragarse el orgullo contratando una corrida de Núñez del Cuvillo con el que se mantiene un contencioso de 'amores propios' desde hace unos años. Amén del alto coste, ya de por sí, del encierro citado y del plus que supone la exigencia de José Tomás sobre tal hierro para torear como condición 'sine quanon'. Pero llegó la hora de hablar de honorarios y no hubo acuerdo. No hace falta, por ser público y notorio, contar que es lo que pudo pedir el diestro. Se desconoce las oferta e la empresa, pero las diferencias han debido ser suficientes para empezar, el apoderado del diestro, a negociar con Málaga que se ha estado dejando querer durante la negociación mentada.

     Todo esto ocurre después que nada más finalizada la temporada José Tomás siguiera protagonizando, en estrategia depurada, la actualidad taurina con sus precoces contrataciones en plazas como Madrid, Bilbao y las expectativas de Sevilla.

     Y este desenlace, frustrante, sucede a renglón seguido de comparecer en tres de las plazas más importantes de América: México, Quito y Lima, sin conseguir acabar el papel en ninguna a pesar de la fuerte inversión publicitario que hizo con motivo de su vuelta a la México. Un viaje que se ha saldado, por fas o nefas, con un pobre balance de triunfos: 1 oreja en 7 toros. La tarde mexicana Arturo Macías cortó 2 orejas con petición de rabo y en Lima hasta Finito de Córdoba cortó 1, por las dos de Miguel Ángel Perera, que le sigue comiendo la merienda haya donde coinciden.

     Cuando una parte cede en todo y al final no se llega a un acuerdo económico las dos tienen su cuota de culpa; no sólo una. Y si me apuran la más exigente en las cuestiones anteriores es mayormente culpable en la falta de acuerdo final. Lo que se le puede achacar a la empresa de Sevilla es bisoñez al no comenzar la negociación por la parte económica. Si bien, su buena fe le pudiera haber llevado a pensar que cediendo en todo lo taurino el acuerdo sería más fácil.

     En cualquier lugar los casos que se quieren comparar respecto de la no contratación en Sevilla con las, al parecer firmes, de Madrid y Bilbao son distintos. Y estos a su vez diferentes de otras plazas de segunda. O como Valencia o Málaga que se resarcen de las pérdidas puntuales del festejo tomasista por la repercusión en el abono de feria o abono especial. Veremos a ver qué dice este año el diestro de Galapagar respecto de la telonera corrida picassiana -como el año pasado- y si, al final, hay acuerdo o no.

     Ciñéndonos a las de su rango, desbrocemos: en Madrid se sufre una fuerte presión política, caprichos de malcriados, por parte de la usurera propiedad que no pierde ocasión de cobrarse servicios prestados. Además, el negocio de la reventa, en plaza como Madrid, no es ninguna tontería. Tanto la legal -más consentida en su prostitución que tolerada y que la torna alegal-, la ilegal, todas organizadas, y, muy importante, la de particulares. Sí hay muchos abonados influyentes en la sociedad y política madrileña que con la inclusión de José Tomás pueden jugar mejor sus cartas de múltiples abonos en sus manos, muchos, seudo 'institucionalizados'.

     En Bilbao, además de ser los más grandes, los más altos, fuertes, y los más guapos, subyace una presión de poder fáctico-taurino local y también el reto, la necesidad, de probar si con el de Galapagar se llena la plaza fuera de la Semana Grande. Se la juegan. Pero el altruismo anunciado por el diestro donando los honorarios a La Misericordia, hace que el costoso desembolso, de una forma u otra, revierta en la propiedad de la plaza que, además, se mire por donde se mire, es de titularidad pública, se le contrata con dinero de todos, al menos de los vascos, los vizcaínos o del erario de los 'de Bilbao de toda la vida'.

     Sevilla, su empresa, para bien o para mal, es libre. Y el negocio de una familia, o tres. Los maestrantes, la propiedad, no presionan. Entre otras cosas porque ya lo hacen con el 20% limpio de la explotación. Sí lo hacen la prensa y asociaciones de abonados, constituyendo una pinza muy ruidosa pero que a la hora de la verdad mete tan sólo media plaza; es, desgraciadamente, su techo. El resto es del AVE. Y tiene cerca de 15 frecuencias diarias en ambos sentidos. Y el AVE sí acaba el papel toree quien toree con el fin de su Semana Santa abriendo cartel y los 'farolillos' cerrándole.

     Sentido del negocio y sentido común, que suele ser el menos común de los sentidos cuando se juega a empresario con el dinero ajeno. Muchos de estos, contables de salón, seguro que añorarán al 'viejo' y entrañable Diodoro Canorea, que, 'cabalito', le hubiera firmado tres, cuatro o cinco tardes al de Galapagar, como en su día a Curro Romero, que le tenía cogida la oreja. Y de aquellos polvos, vinieron los lodos. Ahora que el albero está medio oreado, los sucesores no quieren nuevos barros. Ruinas y tragedias, las justas.

*Pedro Javier Cáceres es periodista taurino madrileño, director del programa de radio 'La divisa', en Radio Intereconomía. / Publicado en El Imparcial.

NOTICIAS RELACIONADAS:


Comentarios disponibles:
Fecha: 2009-12-17 17:44:17 Autor: Adivino
D. Paco Díaz, será aficionado. Nadie que lea su opinión podrá dudarlo. Pero de verdad lo que es,desde luego, FOTOGRAFO. ! Como ha retratado la pura y triste realidad…!

Fecha: 2009-12-17 16:34:12 Autor: paco diaz
Respuesta a un periodista taurino de Madrid. Vaya pedazo de cuña a favor del empresario, procedente de uno de los medios mas ultraderechistas del panorama radiofónico español, y editado nada menos que en el ?Imparcial?. Ave Maria Purísima que diría un clasico. Una cuña de tiro parabólico más larga que la de Zabala, más matizada, entre comillas, pero teniendo como base de sus argumentos ?la inocencia de la empresa?, y ?su bisoñéz al enfocar las negociaciones?, cosas ambas que a estas alturas de la historia sevillana no se lo cree nadie. Este periodista madrileño Pedro Javier Cáceres (afortunadamente parece que aquí nadie se ha aprestado ha hacer este ?trabajito) en todas sus razones para defender a la empresa no se deja ni una en el tintero y yo tampoco las voy a dejar pasar. Que el cartel perdía por llevar un veterano a la cabeza, ¿por ?razones obvias se deteriora? o sea todos los toreros de mas antigüedad que JT al cubo de la basura. Continua con el ?doblegar y tragarse el orgullo?? ya estamos con el lenguaje escatológico-nacional. No hay orgullo que valga hombre, ni guerras que la empresa se invente, hace tiempo que tenía que haberle traído a sus clientes de ?la catedral del toreo? la ganadería triunfadora de las últimas temporadas, y punto pelota que dicen en Madrid. Hace un resumen de la campaña de JT en América en sus ultimas TRES corridas que no han sido todo lo exitosas que se esperaba y que incluso Perera cortó mas orejas que el. Se olvida de la campaña española, que sí la tenemos mas cerca y sabemos como fue, que también Perera cortó mas orejas en Badajoz, pero que el caché de JT no se inmutó. Y se olvida que JT ha toreado en Madrid, Málaga, Barcelona, Jerez, Murcia, Castellón, San Sebastián, El Puerto , San Sebastián de los Reyes , Córdoba , Almería, y nadie se ha declarado en quiebra, no se habla de ruina en ninguna parte. Que ha toreado con El Juli, Perera, Castella, Luque, Talavante entre otros de primera línea y ninguno se queja de el, de sus honorarios, de sus toros, ni de sus sorteos. Mas adelante este periodista hace una descripción de la situación de Madrid ?que sufre una fuerte presión política, capricho de malcriados¿¿¿ ? que es de Juzgado de Guardia o por lo menos que lo echen de a patadas de allí. Habla de la reventa legal e ilegal de Madrid diciendo que no es ?ninguna tontería?, sin tener ni puñetera idea de lo que sucede aquí. Habla de abonados seudo institucionalizados, que vaya UD a saber que cojones significa esto. Bilbao definitivamente ya se le atraganta al señoriíto Pedro Javier. El que los vascos sean los mas grandes, los mas altos, los mas fuertes, y los mas guapos, parece le sienta como un tiro en las pelotas, políticamente hablando, o que verdaderamente es envidia física personal de los de Bilbao de toda la vida. El altruismo de JT renunciando a sus dineros y jugarse la vida gratis por la gente pobre, se diluye como un azucarcillo porque de una forma u otra ?revierte en la propiedad de la plaza.? El final de la cuña publicitaria es casi incomprensible porque incomprensible es la argumentación general de este periodista. Habla de una ?pinza muy ruidosa de aficionados y prensa local que a la hora de la verdad meten tan solo media plaza? ¿¿ y por supuesto del Ave de Madrid que nos saca las castañas del fuego en los llenos. En fin a mi se me acaba la paciencia y no se me apetece comentarlo más. Sospecho que esto es periodismo publicitario puro y duro y que al igual que los precios de los toros y lo que cobran los profesionales del toreo, a mi me gustaría saber el precio de una cuña como esta. Paco Díaz Fotografo y aficionado a los toros.

Dejar respuesta

8 − 8 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies