Con dos toros de Palha

Borja pide subsanar el error de la final de la ‘Copa Chenel’

0
474
El diestro sevillano Borja Jiménez

El diestro sevillano Borja Jiménez ha remitido un comunicado en el que explica que se ofrece con dos toros de la ganadería de Palha a torear en la final de Colmenar del domingo en la ‘Copa Chenel’. El sevillano ha quedado excluido de forma injusta por la incorrecta contabilización de los avisos, que penalizan la puntuación final.

Francisco Mateos.-

     El diestro sevillano Borja Jiménez ha quedado fuera de la ‘Copa Chenel’, una especie de ‘competición’ o ‘liguilla’ taurina con torero necesitados de una mayor visibilidad para relanzar sus trayectorias. Esta ‘Copa Chenel’ está organizada ppor la Comunidad de Madrid y la Fundación del Toro de Lidia. Sin embargo, la exclusión de Borja ha sido por un error de contabilización de la penalizaciñon de avisos. El propio Borja Jiménez ha remitido un comunicado en el que explica detallladamente lo sucedido y su enérgica protesta por un fallo que se debía haber rectificado o subsanado. El propio Borja ofrece una solución que no ha llegado.

     «A día de hoy, viernes 16 de junio, a las 12:30 horas del mediodía, me veo obligado a contestar y a dar las gracias a todos los aficionados, seguidores y medios de comunicación que han querido defender la verdad y la honestidad de la Copa Chenel, pidiendo subsanar lo que creo que es un error humano. He estado esperando al menos unas disculpas tanto del presidente como de la Fundación Toro de Lidia que, a esta hora, aún no han llegado.

     Con esto, me reitero en mis palabras del pasado lunes: estoy eternamente agradecido a la Copa Chenel y a sus organizadores, estoy eternamente agradecido a la promoción que me ha permitido tener a multitud de seguidores desde el pasado domingo pidiendo mi paso a la prueba final a dos. En ese primer mensaje que dejé en mi cuenta de Twitter el pasado lunes, me mostraba “agradecido a La Copa Chenel por su apuesta en mí” ya que “estas tres corridas han permitido que aficionados y profesionales me vean y se hayan abierto puertas a otras corridas de toros”. No obstante, en ese momento desconocía el agravio comparativo que se había llevado a cabo contra mí -aun así, me reitero en que mi culpa haber pinchado esos dos toros en Alalpardo-.

     Doy la enhorabuena al claro clasificado en la final por su actuación en todo el certamen, Isaac Fonseca, y a todos los compañeros que han tomado parte en el conjunto del certamen. Pero cuál fue mi sorpresa cuando, el martes, encontré el citado agravio comparativo que siempre he querido pensar que fue error humano. Tengo un aviso a los 10:50 segundos -agradezco esos 50 segundos al presidente-, pero no acepto que sea mientras estaba descabellando y caía el toro de Victoriano del Río. Lo normal es darlo justo antes o justo al terminar de matar al animal, cuando a Juan del Álamo no le dieron ningún aviso a los 13 min y 8 segundos. Por eso, mis palabras del pasado lunes cambian en el momento en el que me percaté de ello.

     Tengo el conocimiento de que una vez que el presidente firma el acta, la decisión es irrevocable, pero no que estas normas sean vinculantes sobre las reglas que prevalecen en las bases de un certamen -en este caso la Copa Chenel- que todos previamente hemos aceptado. En este caso es tangible y objetivo el error, y es tan simple como corroborarlo. Yo he esperado al sexto día para tener una respuesta de la organización, y me duele que no haya llegado. Me consta que el comité, con la Fundación en él, aún no haya tomado ninguna decisión al respecto, como también sé que no he recibido unas disculpas ni por su parte ni por parte del presidente.

     Durante estos días se han puesto en contacto conmigo con el objetivo de ir judicialmente contra la causa, pero por respeto a la labor de la Copa Chenel no lo haré. Porque siempre tendrá cosas que mejorar, pero tengo claro que esta idea debe perdurar en el tiempo bien ejecutada. Ojalá y cuando llegue a retirarme del toreo no haya una Copa Chenel en Madrid, sino una en cada comunidad autónoma. Por eso desde aquí le doy la enhorabuena a la señora Díaz Ayuso porque, aun con los errores que se puedan cometer, la labor es mucho más beneficiosa para la afición que las sombras que generan situaciones de este tipo.

     Vuelvo a repetir que no tomaré ninguna medida judicial de las que se me han aconsejado, sobre todo porque no quiero retrasar ni perjudicar a la corrida del domingo, y por respeto a mis compañeros. Esta competición es absolutamente necesaria y posiblemente sea el único flotador que tenemos ahora mismo los toreros que estamos en mi situación.

     A partir de ahí -y aunque esta propuesta que expondré me molesta- quiero anunciar que soy capaz de renunciar al mano a mano que me he ganado en la plaza y dar una solución última. No soy el más valiente ni orgulloso de los toreros, pero no quiero jugar con las ilusiones de mis compañeros -Isaac Fonseca lo tiene merecido, y Juan del Álamo es un gran torero y amigo, pero ha perdido si las reglas de la Chenel y el reglamento taurino se ejecutan bien-, por ello doy una solución que no es la justa ya que yo debería ser el segundo clasificado y disputar ese mano a mano:

     Me ofrezco a lidiar dos toros de Palha el domingo en Colmenar y que esa final sea a tres para no alterar el sorteo de mis dos compañeros, ya que hay tres ganaderías distintas. Si este ofrecimiento no lo aceptan desde la organización, entonces tendré que pensar que el error humano no se ha querido subsanar.

     Por último, quiero exponer que durante estos días sólo he echado de menos las disculpas de la Fundación y las del presidente de la Copa Chenel. Y ante su justificación, en la que exponían que esto es similar a lo que ocurre con un error en las competiciones deportivas, decir que en éstas hasta los jueces quedan anulados sobre la reglamentación del juego si hay un error de este tipo -y hechos recientes en el ámbito deportivo así lo constatan-. Esto no es algo subjetivo, sino una medición de tiempo real.

     También quiero finalmente agradecer el esfuerzo de la Comunidad de Madrid y de Isabel Díaz Ayuso por promocionar el toreo, así como del maestro del CAT, Miguel Abellán, que me consta que han hecho un gran esfuerzo y velado por la integridad del certamen. Y también quiero tener un reconocimiento especial a toda la prensa y aficionados que me han hecho dar estas declaraciones. Y cómo no, al maestro Cayetano, que ha dado la cara y se ha podido buscar muchos enemigos por defender la verdad. Gracias maestro, nunca olvidaré su valentía de casta torera.

     Con este comunicado, la Fundación aún está a tiempo de enmendar la mitad del error cometido. Un error es menos que dos. Aun sintiéndome segundo clasificado, soy capaz de renunciar al rito sagrado para un torero que significa el sorteo con el fin de no perjudicar las ilusiones y proyectos de mis compañeros.

     Por último, quiero agradecer a la Casa de Misericordia de Pamplona por haber contado con los tres finalistas de la Copa Chenel para su feria y de nuevo dar la enhorabuena a la organización de la Copa por conseguir este peso en el toreo. Con esto me reitero que siento que debería torear un mano a mano en Colmenar como segundo clasificado, pero para no perjudicar a mis compañeros y darle una solución a este problema estoy dispuesto a torear en terna sin sortear. No quiero que se interprete esto como acto de valentía sino para darle una solución. No soy el más valiente, pero sí tengo alma de torero.

Dejar respuesta

dos + 17 =