Ramón Valencia estudia dividir en dos precios

Las filas bajas de los tendidos de la Maestranza podrían encarecerse más

0
1134
El empresario de la Maestranza, Ramón Valencia.
El empresario de la Maestranza, Ramón Valencia.

El empresario de la Maestranza, Ramón valencia, está estudiando la posibilidad de diferenciar dos precios en los tendidos: la mitad de filas bajas y la mitad de filas altas. De esta forma, y con el posible regreso de algunas figuras el próximo año y el incremento de interés de los aficionados, las filas bajas de los tendidos podrían encarecerse aún más.

Redacción.-

     El empresario de la plaza de la Maestranza, Ramón Valencia, estudia la posibilidad de implantar dos precios distintos para los tendidos, dependiendo de la fila que se ocupe, ya sea de la mitad hacia abajo, o de la mitad hacia arriba. Según comentó el empresario en una entrevista concedida al programa ‘¡Viva los toros!’ de Onda Luz-Sevilla, es una posibilidad que ya se venía barajando por parte de la empresa hace algunas temporadas, «pero quizás sea el momento oportuno para llevarla a cabo la próxima temporada».

     Ramón Valencia estudia dividir los precios de los tendidos según la altura de la localidad, que actualmente tienen el mismo precio todas las filas. En los tendidos de sombra hay 12 filas (más la última fila superior, algo más cómoda, denominado ‘sillón de tendido’), y en los de sol hay 14 filas. La idea que está barajando la empresa es la de dividir los tendidos de sombra con dos precios diferenciados (de fila 1 a la 6, y de fila 7 a la fila 12 otro precio más bajo). De forma paralela, dividir en dos precios los tendidos de sol: de fila 1 a 7, y de fila 8 a 14.

     Los precios de las filas de tendidos más bajas podrían incrementar su precio actual. El empresario Ramón Valencia aprovecharía el regreso de varias de las figuras ausente las dos últimas temporadas por el conflicto creado por la empresa, y el esperado incremento del interés del público, para implantar esta posible división de precios según la altura de las filas de los tendidos, y encarecer un poco más los tendidos de filas bajas.

     El empresario no hizo referencia si esta medida la introduciría de forma unilateral, sin oir ni tan siquiera a sus clientes, como la Unión Taurina de Abonados de Sevilla (con la que lleva más de diez años sin reunirse), o bien buscaría un diálogo para consensuar posibilidades con sus propios clientes, los abonados. Lógicamente, hasta ahora, al tener los tendidos un único precio independientemente de la fila, los abonados han ido colocándose en las filas más bajas, mejorando su localidad si era posible cada año. Ahora, esta posible diferenciación de precios en los tendidos muy posiblemente encarecerá las filas bajas de los tendidos, lo que afectaría a muchos abonados que en gran mayoría ocupa esas localidades.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

tres × 2 =