En Sevilla, a los 88 años de edad

Fallece la duquesa de Alba, gran defensora de la Fiesta

0
1781
La duquesa de Alba, en el centro, en el palco de maestrantes el Domingo de Resurrección de 2012. (FOTO: Javier Martínez)
La duquesa de Alba, en el centro, en el palco de maestrantes el Domingo de Resurrección de 2012. (FOTO: Javier Martínez)

La duquesa de Alba, una destacada defensora de los toros, ha fallecido esta mañana en Sevilla a los 88 años de edad. Tras permanecer ingresada algunos días en una clínica sevillana, tanto ella como sus hijos decidieron seguir el tratamiento médico en su casa del Palacio de Dueñas, en Sevilla, conocedores de que serían sus últimas horas. Este mediodía llegará su cuerpo al salón Colón del Ayuntamiento, donde se instalará la capilla ardiente.

Redacción.-

     Cayetana Fitz-James Stuart, la duquesa de Alba, ha fallecido esta mañana en su Palacio de las Dueñas de la capital sevillana tras agravarse su delicado estado de salud en la última semana. Tienía 88 años. Tras ser ingresada en una clínica sevillana, tanto ella como sus familiares pidieron seguir el tratamiento para sus graves problemas respiratorios y coronarios  en su propia casa, conscientes de que eran sus últimas horas y prefería estar rodeada de su familia en su casa.

     La duquesa de Alba era una extraordinaria aficionada a los toros, muy sevillana, y cosechó el respeto y admiración tanto de las figuras del toreo como de los aficionados. Su presencia en la barrera de la Maestranza o en el palco de maesrantes era habitual cada año, a pesar de los evidentes problemas de movilidad que arrastraba. Ha manetnido en las últimas décadas una especial amistad con Curro Romero y su mujer, Carmen Tello. Con su fallecimiento la Fiesta, y en particular Sevilla, pierde a una destacada defensora y amante de la Fiesta de los toros.

     El cuerpo de la duquesa de Alba será trasladado desde la Casa de las Dueñas hasta el Ayuntamiento de Sevilla, donde se instalará la capilla ardiente en el Salón Colón. Está previsto que el cortejo funerario llegue al Consistorio al filo del mediodía de hoy jueves y poco después se abrirá al público. Los aficionados y los sevillanos podrán mostrar así su señal de respeto y admiración por última vez,, en el lugar de máxima dignidad del Ayuntamiento, donde se celebran los plenos municipales.

     En el velatorio el féretro estará escoltado por cuatro miembros de la Policía Local de gala. El ataud estará cubierto por una bandera de España y otra de la Casa de Alba. Justo detrás, presidirá la capilla ardiente un crucifijo y sendos cuadros con fotografías del Señor de la Salud y María Santísima de las Angustias Coronada (Los Gitanos, hermandad de la que era muy devota). También estarán en la parte trasera las banderas de España, Andalucía y Sevilla.

Dejar respuesta

once − nueve =