Advierte que pudo ser un festejo fraudulento

La Junta de Andalucía defiende la suspensión de Écija «en defensa de los intereses del público»

0
906
El delegado Javier Fernández defiende la dureza de la medida de la suspensión en Écija para proteger a los aficionados. (FOTO: Javier Martínez)
El delegado Javier Fernández defiende la dureza de la medida de la suspensión en Écija para proteger a los aficionados. (FOTO: Javier Martínez)

El delegado de la Junta de Andalucía, Javier Fernández, ha remitido una evasiva y pobre explicación a SEVILLA TAURINA sobre lo ocurrido en Écija, a raiz de lo que ha venido publicando este portal. El delegado ha solicitado información complementaria pero defiende la medida de la suspension «en defensa del público ante lo que pudo haber sido un festejo fraudulento».

Francisco Mateos.-

     Con más de una semana de retraso, el delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla, Javier Fernández, ha decidido remitir una mínima nota informativa a SEVILLA TAURINA (en la que no informa de nada, curiosamente) tras la solicitud de información sobre lo ocurrido desde la posición administrativa de la la autoridad y las informaciones que se han publicand en SEVILLA TAURINA sobre la polémica suspensión de la corrida ferial de Écija.

     El delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla, Javier Fernández, defiende de forma incondicional la actuación del equipo gubernativo y de veterinarios, que rechazó a siete de los ocho toros presentados por el empresario, cinco de ellos por «falta de sustancia córneo» (sospecha de manipulación de los cuernos). «Los acontecimientos relacionados con el festejo de Écija el pasado sábado 20 de septiembre responden al buen hacer y la profesionalidad del equipo gubernativo y los veterinarios actuantes, en cumplimiento de la labor que tienen encomendada, de garantizar el correcto desarrollo de la Fiesta», comenta a este portal el delegado Javier Fernández.

     El delegado recuerda lo que ya ha venido informando SEVILLA TAURINA, sin aportar nada nuevo. «Tras el rechazo de las reses presentadas por «falta de sustancia córnea», el ganadero decidió no lidiarlas bajo su responsabilidad, por lo que, al no presentar nuevas reses, el festejo hubo de ser suspendido». La única novedad que aporta el delegado Javier Fernández en sus pobres y evasivas explicaciones es que «esta Delegación del Gobierno ha solicitado información complementaria no contemplada en las correspondientes actas».

     El delegado Javier Fernández conluye, aún sin tener posiblemente como él mismo indica todos los datos de lo ocurrido, ni haber solicitado declaraciones de los implicados en la supensión, que «la escrupulosa actuación de los delegados y veterinarios evitó lo que pudo haber sido un espectáculo fraudulento, defendiendo con la suspensión los intereses del público, la integridad de la Fiesta y la calidad del espectáculo». De esta forma tan firme, el delegado parece aplicar mano dura y toda la fuerza imperativa del Reglamdnto Taurino en la plaza de Écija (tercera categoría), y en varias ocasiones mano blanda y permisividad reglamentaria en la propia plaza de la Maestranza.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

cuatro − tres =