LA VENTANA

Miura vuelve a cotizar al alza

0
696

«…Hay que convenir en que cómo de medio siglo acá, las figuras huían de tamaño compromiso porque la verdad es que daban pocas opciones para el lucimiento. En este año se anunció El Juli y triunfó Manuel Escribano, su sustituto, pero lo cierto es que todos disfrutamos viendo cómo los toros de Miura volvían a sacar lo que siempre llevaron dentro…»

Luis Carlos Peris.-

     Estábamos el jueves en uno de esos actos que tienen de escenario esa especie de ágora que es la antigua fábrica de cerveza. Y allí en la Cruz del Campo se oficiaba una celebración en la que salía homenajeado el hierro de más lustre de todo el planeta de Tauro. Esa ‘A con asas’ grabada a fuego en el lomo de los toros que se crían en Zahariche volvía por donde solía, por ese tiempo en que las figuras del toreo se disputaban el honor de estar en el cartel la tarde que se lidiaban en el primer templo de Tauro.

     Hay que convenir en que cómo de medio siglo acá, las figuras huían de tamaño compromiso porque la verdad es que daban pocas opciones para el lucimiento. En este año se anunció El Juli y triunfó Manuel Escribano, su sustituto, pero lo cierto es que todos disfrutamos viendo cómo los toros de Miura volvían a sacar lo que siempre llevaron dentro, que fue de todo menos sosería y blandura.


*Luis Carlos Peris es periodista sevillano. / Publicado en Diario de Sevilla.

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

quince − nueve =