Diferencia por la interpretación de acuerdos

Los toreros vetan la plaza de Monóvar por los impagos de la empresa sevillana EME 460

0
834

La plaza de toros alicantina de Monóvar ha sido vetada por los toreros, que no torearán más en esta plaza mientras no se salde la deuda contraída con diversos toreros y cuadrillas por la empresa sevillana EME 460, que podría ascender a unos 18.000 euros.

Redacción.-

     El festejo con el que se iba a celebrar el I Centenario de la plaza de Monóvar (Alicante), en el que se iba a encerrar en solitario con seis toros Francisco José Palazón, ha sido suspendido después de que el Ayuntamiento, propietario de la plaza, diese marcha atrás, a pesar del consentimiento que por escrito con fecha 28 de septiembre, envío al empresario alicantino, Manolo Carrillo, para su organización el domingo 25 de noviembre coincidiendo con una fiesta local.

     El problema ha sido que la plaza de toros de Monóvar está vetada por la Agrupación de Toreros ‘TAURA’, ante las deudas que dejó la anterior empresa, la sevillana EME 460, y que ascendería a la cantidad de 17.667 euros, según consta en TAURA.

     El Ayuntamiento de Monóvar quiere dejar constancia que las deudas a que se refieren son únicamente de la empresa EME 460, SL con sus contratados, y que el Ayuntamiento no tiene responsabilidad alguna sobre esas deudas. Sin embargo, según ha podido conocer SEVILLA TAURINA, se trata de una interpretación de criterios a la hora de hacerse cargo de pagos por parte del Ayuntamiento y la empresa explotadora, donde había algunos acuerdos entre las partes que quizás difieren en la interpretación realizada. Incluso la deuda de la empresa sevillana ascendería sólo a 9.000 euros con un único matador de toros, aunque existe reclamación de un segundo diestro, pendiente de aclarar.

     El empresario alicantino Manolo Carrillo conocía esta deuda y expuso ante el Ayuntamiento distintas fórmulas para poder celebrar este festejo, llegando incluso a ofrecerse para pagar una parte de la deuda. Para ello se puso en contacto con Iñigo Fraile, abogado de TAURA, pero parece ser que la cantidad ofrecida (unos 3.500 euros) fue insuficiente para la agrupación de toreros, teniendo que desistir de su organización.

Dejar respuesta

veinte + 4 =