Polémicos fallos a la 'Mejor corrida'

Desierto

0
898
Un toro de Fuente Ymbro serio y galopando en la pasada Feria de Abril. (FOTO: Paco Díaz)
Un toro de Fuente Ymbro serio y galopando en la pasada Feria de Abril. (FOTO: Paco Díaz)

«…El desierto se ha puesto de moda en los jurados de la Feria de Abril para dejar en blanco el apartado de la mejor corrida. Es injusto el ninguneo ganadero. O el castigo que recae añadido sobre un sector extremadamente castigado. Siempre habrá una ‘Mejor corrida’. No la corrida soñada, ni la más redonda. Pero sí la que más destaque del resto…»

Zabala de la Serna.-

     No se trata de los tendidos inhóspitos de Las Ventas el 2 de Mayo ni de las calles vacías de Madrid durante el puente. El desierto se ha puesto de moda en los jurados de la Feria de Abril para dejar en blanco el apartado de la mejor corrida. Es injusto el ninguneo ganadero. O el castigo que recae añadido sobre un sector extremadamente castigado. Siempre habrá una ‘Mejor corrida’. No la corrida soñada, ni la más redonda. Pero sí la que más destaque del resto. Que de seis toros embistan seis ya no es una corrida, es un milagro.

     En preferia, la corrida de Fuente Ymbro destacó por su soberbia presentación y por casi tres toros: primero, sexto y el cambiante y discutible quinto. Subrayo la presentación en época en la que parace no contar. O sólo cuenta para algunos. Victorino tiene más razón que un santo cuando denuncia que hay dos Fiestas y cada vez la distancia se agranda más entre una y otra. En todos los azulejos que rememoran en el patio de arrastre venteño a las ganaderías triunfadoras de la historia de San Isidro se destaca de tal manera, y así debe ser: presentación y juego. Y además de Fuente Ymbro sobre el albero maestrante sacaron nota en comportamiento El Pilar y Moisés Fraile, quizá más corpulenta que armada, y Torrestrella y un buen debut de Montealto, que luego se olvidó por madrugador… Al menos el jurado de Cruzcampo se ha detenido a colgar el título de mejor corrida a la de Álvaro Domecq, presentada como corresponde y que seguramente en otras condiciones climáticas, sobre un piso firme y no sobre una laguna, hubiese desarrollado todas sus bondades, apuntadas o intuidas.

     Un oásis de sensibilidad entre tanto desierto. Con la que les está cayendo a los ganaderos de bravo en el campo, sumar ayuda.

 


*Zabala de la Serba es crítico taurino / Publicado en el blog ‘La hora de la verdad’ del diario ‘El Mundo’.


 

Dejar respuesta

5 × tres =