REAL MAESTRANZA - 2ª corrida de San Miguel

Talavante, puro y profundo

0
1013

Alejandro Talavante ha mostrado la versión más pura y profunda de su toreo con el sexto toro de Torrealta, cortándole la oreja pese a pinchar en su primer intento con la espada. Igual trofeo paseó el sevillano El Cid del primero. Sebastián Castella lo intentó todo y quedó en nada.

LA FICHA

 

TOROS: Se han lidiado toros de Torrealta, bien presentados, nobles y flojos. Destacaron primero y segundo por nobles y buen son, y el sexto por la calidad de sus embestidas.

ESPADAS: –Manuel Jesús ‘El Cid’, de tabaco y oro, oreja y silencio.
Sebastián Castella, de azul y oro, silencio y silencio.. 
Alejandro Talavante, de lila y oro, palmas y oreja
 
CUADRILLAS: Excelente par al primero de la tarde de Alcalareño, que se desmonteró. Saludaron también en banderillas Javier Ambel y Vicente Herrera. Buena vara de Miguel Ángel Muñoz al sexto.
 
INCIDENCIAS: Más de media plaza. El picador José Doblado fue derribado de la cabalgadura por el quinto, siendo asistido en la enfermería de la plaza de conmoción cerebral. Salió recuperado.

 

SECCIONES

GALERÍA GRÁFICA
(López-Matito)
DESDE EL TENDIDO DOS
El Cid y Talavante puntúan
AL NATURAL
Daño colateral
OTRAS IMÁGENES
LOS ABONADOS OPINAN
El Cid, Talavante… y la presidenta
 

Talavante, con la oreja del sexto. (FOTO: López-Matito) 
    

 

 


 De frente, Talavante interpretó el toreo para dar a cambio veracidad y maestría. Y así fue como con una extraordinaria colección de pases zurdos evitó que el espectador, desbordado por la emoción, perdiera el hilo de la realidad. Excelente, aunque insuficiente, toreo de izquierda.


 

Manuel Viera.-

     De frente y sin artificios banales, Alejandro Talavante interpretó el toreo para dar a cambio veracidad y maestría. Y así fue como con una extraordinaria colección de pases zurdos evitó que el espectador, desbordado por la emoción, perdiera el hilo de la realidad. Excelente, aunque insuficiente, toreo de izquierda. Con tal forma de hacerlo representó todo un completo manual del natural. Trazo firme, lento, hondo, hacia dentro, ajustado y rematado.

     Apenas se recuerda otra cosa que el imponente natural. Resulta difícil imaginar versión más pura y profunda que la ejecutada por Talavante en la faena al sexto de Torrealta, un buen toro de embestida noble con mejor calidad, quizá, por el pitón derecho que por el izquierdo. Así, la incisividad rítmica del muletazo diestro, el empleo incesante del temple, la verticalidad, el gusto en el lento e interminable trazo, la ligazón y los improvisados adornos de trinchera cautivaron a una gente motivada y emocionada. Idéntica intensidad tuvieron los remates que completaron las diferentes tandas, a derecha e izquierda, en una faena donde mezcló con igual fortuna lo estético y lo auténtico.

     Si hay una situación difícil de entender es cómo tan importante obra se puede malograr con un nefasto pinchazo. Pero los hechos son los hechos y una estocada al segundo intento posibilitó la concesión de una oreja que le supo a poco.

     En cierta forma lo intentó todo con el tercero, un toro flojo que aguantó muy poco terminando parado y a la defensiva. Suavidad y despaciosidad en los muletazos de inicio de faena hasta conseguir hilvanar exquisitos pases diestros. Muestra del excelente natural en un trasteo que careció de continuidad y que acabó con el arrimón que asusta. Con la espada, mal.


Sin llegar a la máxima altura, la faena de El Cid al noble, aunque rajado al final, primer toro de la tarde reunió calidad y cantidad en los templados y ligados pases diestros. Tan variada y atractiva como infrecuente en actuaciones pasadas en esta plaza, incluyó una serie al natural de fascinante trazo. 


Sebastían Castella lo intentó todo a su manera y quedó en nada. Con el descastado quinto se cansó pronto sin decir nada. Mal sin paliativos.


 

     Sin llegar a la máxima altura, la faena de Manuel Jesús ‘El Cid’ al noble, aunque rajado al final, primer toro de la tarde reunió calidad y cantidad en los templados y ligados pases diestros. Tan variada y atractiva como infrecuente, en actuaciones pasadas en esta plaza incluyó una serie al natural de fascinante trazo. Un regalo para los amantes de la pureza. Fue sólo una, debido a la nula embestida del toro de Torrealta, pero suficiente para degustarla y agradecerla. Interesante hacer del sevillano que, asentado y seguro, supo firmar lo hecho con la rotunda estocada que le posibilitó pasear una oreja.

     No se amilanó El Cid con las complicaciones del descastado cuarto. Un toro muy tardo, que embestía sin fijeza y a su aire y que acabó parándose. Pese a ello, le pudo en un trasteo donde destacaron algún que otro muletazo diestro y excelso natural, aunque a la faena le faltó continuidad. Con la estocada certificó lo hecho.

     Sebastían Castella lo intentó todo a su manera y quedó en nada. La faena al segundo, noble aunque soso en sus embestidas, tuvo un aire tribal. Uno se metió en ese barullo de pases anodinos, despegados, para afuera, sin recibir ni uno bueno a cambio. Por otra parte, el toreo zurdo careció de intensidad, y si alguna virtud tuvo fue la brevedad. Con estocada casi entera lo mandó al desolladero. Con el descastado quinto se cansó pronto sin decir nada. Mal sin paliativos.


DESDE EL TENDIDO DOS

El Cid y Talavante puntúan

Ignacio Sánchez-Mejías.-

     Con la corrida del sábado de San Miguel hay que quedarse con el principio y con el final, o sea, con el primer toro y con el último. En el primero, El Cid demostró lo que ha hecho muchas veces, que sabe torear con profundidad y mando. A la faena le faltó un puntito de emoción porque el toro tendía a rajarse, pero la oreja es merecida. En el último, Talavante dio un paso al frente y compuso una faena emotiva y estética. Pinchó entrando con rectitud y al segundo intento logró una buena estocada. El público pidió la oreja a pesar del pinchazo, y la presidente se la concedió. Con el Cid la gente ha estado muy cariñosa, y en su segundo ha dado algún pase de mérito. Talavante se justificó en su primero que era un marrajo que se llevaron un de las mayores ovaciones de la tarde. Así estaban las cosas.

     A la corrida de Torrealta le ha faltado algo de raza. Algunos toros han servido como los desorejados y el segundo, pero los demás han sido bruscos, cuando no parados. Sólo el sexto fue aplaudido en el arrastre. Castella ha pechado con el peor lote, con un quinto infumable, pero tampoco ha tenido las ideas muy claras con su primero.

     Han pareado superior Alcalareño y Javier Ambel, y picado bien Miguel Ángel Muñoz. El picador José Doblado fue derribado de forma estrepitosa en el quinto perdiendo el conocimiento, pero afortunadamente se recuperó en la enfermería y fue muy ovacionado al salir por el callejón por su pie.

    No me gusta el pasodoble que le tocaron a Talavante en su faena al que cerró plaza. Cuando un tío está ahí jugándose la vida, no se puede interrumpir con un numerito de trompetita que distrae al personal, que da los olés al de la trompeta en vez de al torero. Esta banda, que suena de maravilla, debería de buscar un repertorio de menos lucimiento personal y más acompañamiento al torero, que para eso está.


*Ignacio Sánchez-Mejías es economista, auditor de cuentas, socio de SMT Auditores y profesor asociado de la Universidad de Sevilla / Publicado en el blog ‘Desde el tendido 2’ de ABC-Sevilla.

 


AL NATURAL

Daño colateral

Francisco Mateos.-

     Que la empresa Pagés -tres años contnuado de veto a este portal- y la Delegación de la Junta de Andalucía en SevillaCarmen Tovar, para entendernos- existe una afinidad para intentar tumbar la libertad de información e independencia de SEVILLA TAURINA nadie a estas alturas lo duda tras la infinidad de pruebas demostradas en estos últimos años. Es una lucha de una parte -la poderosa- por hacer desaparecer este portal que les resulta ‘incómodo o inoportuno’, y de otra parte -la débil- por mantener viva una ventanita en la que contarle a los aficionados sevillanos lo que vemos, lo que ocurre, sin ningún tipo de ataduras o dependencias.

     Soy de los que piensan que es mejor ‘morir de pie, que vivir arrodillado’. La guerra abierta por mantener la libertad no iba a ser fácil. A estas alturas (tres años después) algunos pensaban que ya estaríamos cerrado. Seguimos informando; con mil problemas, pero seguimos informando. Y, lamentablemente, como en todo conflicto, como dicen los estrategas bélicos, se producen una serie de ‘daños colaterales’ al usar las armas que cada uno tiene a su alcance. Algunos que se molestan o enfadan porque salen en las fotos tal o cual persona sin ser parte principal en el conflicto deberían entenderlo. La situación actual es circunstancial. Todo cambiará cuando vuelva la normalidad a una Junta de Andalucía desquiciada y sin rumbo político taurino. Mientras tanto, no equivoque los disparos: en este portal no están los enemigos. Y si aún así tiene duda, asumimos totalmente cualquier responsabilidad donde haya que dirimirla. Somos íntegros.


LOS ABONADOS OPINAN

El Cid, Talavante… y la presidenta

Unión Taurina de Abonados de Sevilla.-

     Buen juego -excepto el quinto de la tarde- nos ofrecieron los toros de Torrealta. Bien presentados, cumplieron sobradamente en el caballo donde destacaron Ruiz Román, Tulio Salguero y Juan Bernal. Mostraron un punto de casta, suficiente para que Castella no sometiera al segundo que requería poderío con la muleta, aguante de la embestida y manos bajas. Algunos toros se apagaron demasiado pronto en la muleta. El borrón fue el quinto, toro flojo de manos que fue mal colocado en su primer puyazo ocasionando con ello el derribo del caballo y picador, que afortunadamente se recuperó en la enfermería.

     La colocación de los toros para la suerte de varas es algo que por regla general se hace mal. Se posiciona el astado rebasando la línea de menor diámetro y los lidiadores rodean al caballo por todas partes. Así es imposible que esta bella suerte se ejecute bien. Ha pasado a ser un mero trámite que ni presidentes ni público exigen su buena praxis.

     No es de recibo que toreando El Cid a su primer toro con dos tandas con la derecha, desviado, a media altura y con todas las ventajas en el encuentro, se le regalara por la señora Presidenta una oreja cuya petición no fue mayoritaria. La señora presidenta -presunta aficionada- debería aprender que con una mínima presión del público, con escasos pañuelos, no puede rebajar aún más de lo que está la plaza de Sevilla.

     Castella salió devaluado de la plaza. Mal con el capote y peor en el segundo de la tarde. Un toro estrecho de sienes y cómoda encornadura pero que llegó con un punto de transmisión a la muleta. Requería someterlo con manos bajas y el matador se limitó a dar mantazos sueltos a media altura y con unas precauciones inusuales en este torero.

     El triunfador de la tarde fue el torero extremeño Alejandro Talavante, al que su primer toro solamente le duró dos tandas, para a continuación armar una faena encimista marca de la casa. Sigue matando muy mal. En el sexto, tanto con la derecha como por la izquierda ofreció un verdadero recital de buen toreo con estética y temple. No aprende a ejecutar bien la suerte suprema y tras un pinchazo mató el toro de una estocada tendida. La petición fue con bastante más mayoría que en el primero de la tarde de El Cid, y aún a pesar de haber pinchado se concede una oreja.


 

GALERÍA GRÁFICA (López-Matito)

AVISO a los lectores.

El Cid.

Sebastián Castella.

Alejandro Talavante.

El Cid.

El Cid.

El Cid.

El Cid.

El Cid.

Sebastián Castella.

Sebastián Castella. Sebastián Castella.
Sebastián Castella. Sebastián Castella. Sebastián Castella.
Alejandro Talavante. Alejandro Talavante. Alejandro Talavante.

 

Alejandro Talavante.  

 


OTRAS IMÁGENES

AVISO a los lectores.

Espectacular derribo del picador José Doblado. (FOTO: López-Matito)

El picador quedó inerte sobre el albero. (FOTO: Javier Martínez)

Enorme susto y preocupación entre los compañeros. (FOTO: Javier Martínez)

Traslado con celeridad hacia la enfermería. (FOTO: Javier Martínez)

Conmoción cerebral... y un gran susto. (FOTO: López-Matito)

Buenos pares de banderillas. (FOTO: López-Matito) Cuadrando en la cara. (FOTO: Löpez-Matito) Alcalareño saluda tras sus buenos pares. (FOTO: López-Matito)
Ante la masiva reventa ilegal por la falta de control policial, la empresa avisa. (FOTO: Javier Martínez) Los esfuerzos finales ante la prohibición de los toros en Cataluña. (FOTO: Javier Martínez) Los veterinarios Ignacio Oroquieta, Fran Herrera, Luis Vázquez y Miguel Criado. (FOTO: Javier Martínez)
A falta de confirmación oficial de la Junta para conocer el cargo institucional y funcionalidad del desconocido 'Wally' (extremo izquierdo), quizás en vez de familiar de la delegada Carmen Tovar lo sea del director general de la Junta, Luis Partida (extremo derecho). (FOTO Javier Martínez) 

Dejar respuesta

cuatro × 3 =