Ausencia de autoridad en Andalucía

Los abonados piden que los políticos advenedizos dejen de ser juguetes de los taurinos

0
871
Manuel Brenes, máximo responsable de la política taurina de la Junta, siempre rodeado de toreros. (FOTO: Javier Martínez)
Manuel Brenes, máximo responsable de la política taurina de la Junta, siempre rodeado de toreros. (FOTO: Javier Martínez)

La Unión Taurina de Abonados y Aficionados de Sevilla ha hecho emitido un comunicado en el que discrepa de las conclusiones de las recientes jornadas taurinas celebradas en Sevilla, evidenciando una vez más las dicrepancias entre sus derechos y objetivos, y la actual política taurina de la Junta de Andalucía.

Redacción.-

     La Unión Taurina de Abonados y Aficionados de Sevilla han emitido un comunicado de prensa en el que muestran su recelo con las conclusiones de las recientes jornadas de Tauromaquia que se han celebrado en Sevilla, organizadas por la Consejeria de Gobernación de la Junta de Andalucía y la Asociación Taurina Parlamentaria.

     El comunicado íntegro de los abonados sevillanos es el siguiente:

     «La Asociación Taurina Parlamentaria y la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía han organizado seis mesas redondas en unas Jornadas de Tauromaquia en cuya clausura han presentado las siguientes ‘sabrosas, sesudas y meditadas’ conclusiones:

  1. Reiteramos una vez más que la Fiesta de los toros es genuina expresión del pueblo español.

  2. Consideramos que es obligación de los que participamos libremente en la misma preservar su pureza y autenticidad.

  3. La responsabilidad de los poderes públicos a contribuir en su difusión y permanencia como manifestación cultural velando por su defensa y legitimidad.

  4. Nos comprometemos en el ejercicio de nuestras reponsabilidades en el desarrollo y promoción de la tauromaquia en su conjunto,

  5. Deseamos que los responsables directos de la Fiesta encuentren y pongan en práctica iniciativas para una mejor gestión y control.

  6. Deseamos contribuir a la consecución de medias legales de todo tipo para preservar la Fiesta de los toros mediante su concierto como Patrimonio Inmaterial de nuestra cultura.

     Cuando el aficionado observa que los valedores de estas Jornadas son Pio García-Escudero, senador del PP; Carmen Calvo Poyato, parlamentaria del PSOE, y Luis Pizarro Medina, consejero de Gobernación de la Junta de Andalucía y tras ello lee las conclusiones se queda perplejo porque si estos presuntos aficionados dan pie a redactar un comunicado cuyos puntos o están vacíos de contenidos o se contraponen, como por ejemplo el apartado 2, que habla de «preservar la pureza e integridad de la Fiesta” y en las mesas se sientan taurinos como El Juli y Ponce, cuyas quejas se ciñen, uno a que los presidentes le tratan mal, y otro porque le rechazan muchos toros, o periodistas como Romero de Canal Sur, que dos días antes ha jaleado la vergonzosa corrida de Priego, es que realmente la Fiesta en estas manos no tiene ninguna solución.

     Los aficionados que pensamos que los taurinos son los verdugos del espectáculo auténtico e íntegro y vemos que los que representan al pueblo soberano se pliegan a estos enjuagues sin querer saber absolutamente nada del verdadero sostenedor de la Tauromaquia, que es el que paga y en estos tiempos sufre las consecuencias, nos convencemos día a día que los enemigos de la Fiesta pueden sentirse contentos porque sin mover un dedo conseguirán el objetivo de su desaparición.

     Desde la Unión Taurina de Abonados de Sevilla una vez más reivindicamos una Tauromaquia pura, autentica e integra, plena de arte, riesgo y emoción y que todos estos personajes de políticos advenedizos si quieren de verdad defender la Fiesta que tomen el norte de la defensa del aficionado y se olviden de su cuota mediática diaria y de ser juguetes en manos de los taurinos».


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

13 − uno =