BALANCE de la jornada

El Cid indulta un toro de Medellín

0
898

El diestro sevillano Manuel Jesús ‘El Cid’ ha indultado a un toro en la plaza colombiana de Medellín. En el conjunto de la tarde, el diestro de Salteras ha logrado una oreja en su primero y las dos y el rabo simbólicas en su segundo; Puerto, en este mismo festejo, no tuvo suerte. Ventura, a hombros en Calkiní (México).

Redacción.-

     El balance de las actuaciones de toreros sevillanos que han realizado el paseíllo en la madrugada del sábado 19 al domingo 20 de febrero ha sido el siguiente:

CORRIDAS DE TOROS

  • Medellín (Colonbia): Se han lidiado seis toros de Ernesto Gutiérrez, nobles; el quinto fue indultado y el sexto premiado con la vuelta al ruedo. Víctor Puerto, silencio y saludos. El Cid, dos orejas, y dos orejas y rabo simbólicas. Luis Bolivar, silencio y oreja. Dos tercios de plaza.

     Según crónica de burladero.com sobre las actuaciones de los dos toreros sevillanos, «Manuel Jesús ‘El Cid’ supo entender a la perfección al segundo de la tarde, un toro nuble y de gran fijeza, pero al que las fuerzas no le sobraban. Ya de capa anduvo muy lucido El Cid, que recogió a este animal con con unos lances a pies juntos, bajando mucho la mano. Lo puso en suerte por delantales para quitarlo luego por verónicas. Muleta en mano, dibujó naturales de excelente trazo en dos primeras series muy templadas. Siempre por encima del toro, no bajó en absoluto el tono de la faena cuando se llevó el engaño a la diestra antes de instrumentarle una última tanda de naturales que precedieron a una certera estocada con la que tras un golpe de descabello hizo doblar a la res. Pero la apoteosis tendría que llegar ante el quinto, que hizo honor al dicho de que no hay quinto malo y finalmente fue indultado. Con este gran animal el hispalense se gustó saludándolo primero con unos lances a pies juntos para seguir a continuación con unas preciosas medias verónicas. Con la muleta y tras un comienzo por bajo, llegaron dos series en redondo con un temple insuperable. Siempre en el centro del ruedo dibujó un toreo ligado a la perfección y barriendo la arena con la franela dibujó tres antológicas series de naturales. Ya completamente roto el torero, la faena tomó rivetes insuperable siendo seguida por el público en pie. Indulto de un gran toro cuyas embestidas parecían nunca tener fin.

     Víctor Puerto puso voluntad y poco mas ante el que abrió plaza un deslucido animal que embistió siempre sin humillar y mostrando pronto intenciones de rajarse. No tuvo tampoco demasiado planteamiento la faena de Puerto que además pinchó dos veces antes de hundr todo el estoque en la anatomía del morlaco. Por el contrario ante el mansote cuarto, el machego supo dar una lección de lo que es y debe ser la lidia de un toro manso. Dejándole siempre la muleta puesta en la cara, realizo el torero un enorme esfuerzo hasta pasarse incluso de faena. No le ayudó el animal a la hora de la verdad, recetándole el espada una entera que lo atravesó».

REJONES

  • Calkiní (México): Se han lidiado toros de Celia Barbabosa para rejones y un novillo de La Joya, manejables. El rejoneador Rodrigo Santos, silencio y aplausos. Diego Ventura, oreja y dos orejas. El novillero Michelito, dos orejas. Tres cuartos de plaza.

Dejar respuesta

5 × 2 =