BALANCE de la jornada

Diego Ventura, a hombros en Mérida (México)

0
870
Diego Ventura, en la salida a hombros en Mérida (México).
Diego Ventura, en la salida a hombros en Mérida (México).

El rejoneador sevillano Diego Ventura ha triunfado en su segundo paseíllo de la intensa temporada mexicana que acaba de comenzar. La plaza de toros de Mérida se ha llenado y el jinete de La Puebla del Río no ha defraudado, logrando cortar dos orejas y saliendo a hombros.

Redacción.-

     El balance de las actuaciones de toreros sevillanos que han realizado el paseíllo hoy, en la madrugada del sábado 1 al domingo 2 de enero, ha sido el siguiente:

REJONES

  • Mérida (México): Se han lidiado toros de Vistahermosa, desiguales en presentación y descastados, excepto el cuarto que se dejó. Rodrigo Santos, palmas, ovación y ovación. Diego Ventura, ovación, dos orejas y ovación. Los Forcados de Teziutlán ejecutaron una gran pega en el quinto de la tarde. Plaza llena.

     Según crónica de burladero.com sobre la actuación del sevillano Diego Ventura hoy en Mérida (México), «el rejoneador Diego Ventura volvió a cosechar un éxito rotundo en su segunda comparecencia en ruedos mexicanos. El primer día del año cortó dos orejas en la plaza Mérida de la capital yucateca, donde sostuvo un mano a mano con el caballista mexicano Rodrigo Santos, ante toros de Vistahermosa, ganadería propiedad de Jorge Barbachano. El anuncio de la presencia de Ventura en el coso de la calle Reforma, agotó las entradas desde las primeras horas del viernes 31 de diciembre, de acuerdo a lo que informó la empresa. Dicha circunstancia no se presentaba en estas tierras al menos durante la más reciente década. A pesar que el encierro de Vistahermosa resultó descastado, ambos caballeros en plaza derrocharon entrega para no defraudar al público que llenó el coso. Esta tarde resultó triunfal para Diego Ventura. Ante el segundo astado que, como sus hermanos, careció de casta, el rejoneador de la Puebla ha tenido que hacerlo todo para estar por encima de la circunstancia. Lo logró montando de forma magistral alos caballos de su cuadra, entre los que destacó Nazarí que como un tío se la jugó en la lidia. El cuarto fue el único ejemplar que se dejó, tuvo movilidad pero le faltó un punto de alegría por lo que el caballista y sus colaboradores ‘Oro’ y ‘Morante’, han llevado a cabo una labor de mérito y sentimiento para cuajar este astado, al torear siempre dando el pecho para provocar las embestidas. Terminó Ventura con la colocación de un espectacular rejón de muerte que puso dos orejas en su mano. El sexto toro se emplazó muy pronto y Diego tuvo que recurrir al oficio para lidiarlo con lucimiento, hasta llegar pisar con insistencia los terrenos de su enemigo, ello, sobre los lomos de ‘Demonio’, ‘Wellington’ y ‘Ginés’. Sorprendentemente, cuando iba a dar cuenta de este toro, el público le pidió que siguiera toreando pues no quería que terminara. Entonces, en su afán de complacer a la concurrencia, montó a ‘Califa’ y sobre éste clavó de forma certera tres banderillas cortas y dos rosas, para luego, colocar el rejón de muerte y finalizar su actuación. Ante ello, la afición lo sacó en hombros de la plaza».

Dejar respuesta

3 × uno =