Si no queréis caldo, he ahí El Cid

0
778
El Cid, el pasado domingo en Barcelona. (FOTO: Faricle / burladero.com)
El Cid, el pasado domingo en Barcelona. (FOTO: Faricle / burladero.com)

«…Y el personal, que sólo pedía libertad, quizá tuviese ocasión de ver por última vez hacer el toreo en Cataluña; el toreo como fluye del corazón a las muñecas de un torero sevillano que convirtió su apellido en apelativo españolísimo, el del Cid….»

Luis Carlos Peris.-

     Sin insultos, pacíficamente, sin meterse con nadie, ni siquiera contra esos vociferantes que se muestran más amigos del toro que del hombre, miles de barceloneses se manifestaron el domingo por la Gran Vía de las Cortes Catalanas momentos antes de entrar en la Monumental. Sonó Els Segadors, el himno que no admite réplica, un símbolo que pone de acuerdo a todos los catalanes, y se pidió libertad, ni más ni menos que libertad para ir a donde uno quiera, incluido ese espectáculo en que un hombre hace arte con un toro.

     Y el personal, que sólo pedía libertad, quizá tuviese ocasión de ver por última vez hacer el toreo en Cataluña; el toreo como fluye del corazón a las muñecas de un torero sevillano que convirtió su apellido en apelativo españolísimo, el del Cid. El 28 a las 10, el Parlament puede pegarle un puntillazo a un espectáculo que pudo tener su remate allí gracias a un español apodado El Cid, qué sarcasmo.


*Luis Carlos Peris es periodista taurino sevillano. / Publicado en Diario de Sevilla.

Dejar respuesta

once − 6 =