Morante, ‘Protagonista’

0
828
Morante de la Puebla, en Utrera. (FOTO: Eduardo Trelles)
Morante de la Puebla, en Utrera. (FOTO: Eduardo Trelles)

«…El toreo de Morante de la Puebla es la libérrima construcción de un inspirado episodio que se proyecta en el ruedo de la plaza con la naturalidad e identidad de quien lo crea. Tan distinto y auténtico es lo que hace que el argumento es tan demoledor que su narración, con capote y muleta, se convierte en una única y esporádica obra maestra…»

Manuel Viera.-

     No hay tribuna, ni foro, ni tertulia que no asuman la realidad de un toreo desarrollado en la anormalidad de una lidia capaz de generar una tauromaquia tan distinta y genial. No hay debate, ni coloquio, ni mesa redonda que no se apropie de las formas de un torero que prescinde de los tópicos del arte y convierte su toreo en un singular relato -al que le pone letra y música- con el que enloquece los tendidos.

     El toreo de Morante de la Puebla es la libérrima construcción de un inspirado episodio que se proyecta en el ruedo de la plaza con la naturalidad e identidad de quien lo crea. Tan distinto y auténtico es lo que hace que el argumento es tan demoledor que su narración, con capote y muleta, se convierte en una única y esporádica obra maestra cargada de enorme solemnidad, mientras que la plaza bulle, la gente grita óles muy de aquí y se emocionan con tan soberbia realidad.

     Sin duda, se está ante uno de los más grandes toreros de todos los tiempos con aportación fundamental a la historia de la tauromaquia. Arte, torería y sevillanía. Nostalgia de otras épocas y de otros maestros, y notable contribución al toreo de este artista que potencia de manera eminente la grandeza de la Fiesta.

     Quizá, sólo por esto -¡ahí es nada!- la inquietud creativa de Morante, a estas alturas imprevisible, podría haberle llevado a la ejecución de una tauromaquia tan añeja, y a la vez tan diferente y sublime, con la que pone a raya a casi todo el escalafón de matadores. Con tantas ganas lo hace que volverá a meterse solo, como lo hizo en el Coliseo de Nimes o en Las Ventas de Madrid, en esa cueva en la que hiberna el toreo de los grandes maestros de todos los tiempos. Hasta el fondo.

     Por esto, Punto Radio en Utrera asumió el protagonismo del artista en el ruedo de la plaza y lo hizo ‘Protagonista’ de una radio con trato preferente a la Fiesta, al torero y a su obra.


*Manuel Viera es redactor y responsable de las crónicas de Sevilla Taurina, así como miembro del equipo del programa ‘Toros y Punto’, de Punto Radio Sevilla. (manuelviera.com).

Dejar respuesta

uno + cinco =