Curro Romero: «Morante es Morante,… y Curro es Curro»

0
1355

Curro Romero sigue siendo diferente y sigue sorprendiendo a propios y extraños. El Faraón de Camas se adapta a los nuevos tiempos y, de la mano de la sección taurina de los compañeros de El Mundo, responde a través de un encuentro digital a las variadas preguntas que le hacen los lectores. Cda respuesta de Curro Romero, con su importancia de la medida, es una sentencia cargada de reflexión.


El mítico Curro Romero, en la actualidad.
FOTO: Javier Martínez.

Redacción.-

     El maestro Curro Romero ha inaugurado una serie de encuentros digitales a través de Internet con aficionados a los toros a través de elmundo.es. El mítico torero sevillano se ha sometido a multitud de preguntas de una variada temática por parte de los lectores. Acontinuación se transcribenlas preguntas de los lectores y las medidas y reflexivas respuestas de Curro Romero.

1. Maestro, ¿siente la nostalgia del ruedo alguna vez y sueña con verónicas interminables en su imaginación, o todo eso quedó definitivamente atrás?

Por una parte soy consciente de la edad, pero por otra parte siento la nostalgia de no poder expresar mis sentimientos en el toreo. De cuando en cuando añoro esos momentos.

2. Soy granadino y he oído que una de sus mejores faenas las hizo en Granada, de la que Zabala decía "que se pararon los relojes a los gitanos del Albaicín". ¿Qué recuerda de aquella tarde? ¿Por qué volvió poco a esta plaza después y los jovenes nos tuvimos que desplazar para verle? Muchas gracias.

Fue una tarde de esas mágicas. Esa crónica quedó para la historia del toreo, de Vicente Zabala padre. Leo pocas cosas, pero cuando uno sabe definir el arte, sabe definirlo y plasmarlo, me da muchísima alegría.

3. Maestro, una vez le escuché decir que, en ocasiones, sentía mucha lástima por el toro cuando lo mataba. Yo en ocasiones, cuando estoy en la plaza, tengo el mismo sentimiento. ¿De qué dependía esta situación: de su estado de ánimo, de las cualidades del toro…? Un saludo.

Sí porque la palabra matar y la palabra matador de toros me dan escalofríos. Nunca me he recreado en la suerte de matar. Matar hay que matar a los toros pero mi ilusión era torear, no matarlos.

4. Maestro, ante todo, toda mi admiración y respeto hacia su toreo y hacia su persona. Si usted pudiera elegir un cartel con tres toreros actuales para verlos este año en su Maestranza, ¿a quienes eligiría?

Pepe Luis Vázquez hijo, Morante de la Puebla y José María Manzanares.

5. Curro: ¿que opina de la prohibición en Cataluña? ¿Usted entiende a los que nos acusan de torturar a los toros? ¿Cree que el sufrimiento del animal puede situarse por encima del arte y de la afición?

Pienso que es un atropello, algo impopular para los que la quieren prohibir, para los políticos. Yo no pienso en la tortura, pienso que el toro bravo quizá viva mejor que muchísimos animales domésticos, está muy cuidado, viven al aire libre, comen todo lo que quieren, retozan, hacen una vida de animal plena. Un cochinillo como se come en Segovia y en muchos sitios de España son recién nacidos y no le da lugar ni a hartarse de bellotas. Como les ocurre a los pollos en las granjas avícolas.

6. ¡Gracias Faraón! Usted hizo disfrutar mucho a mi padre y por eso siempre le estaré agradecido. Me gustaría saber qué opinión le merece el maestro José Tomás. ¿Cree que está marcando época en el toreo?

Claro que sí. Es un torero ahora mismo que le interesa a todo el mundo, primero a los empresarios porque abarrota las plazas y cuando abarrota las plazas un torero… Es el mejor torero para los empresarios y para todo el que va a verlo. Yo le daría un 10 artísticamente.

7. Buenos días tenga usted, maestro: ¿Por qué no hay más remedio que seguir siendo béticos, a pesar de todo? Un abrazo verdiblanco.

Porque el beticismo es puro sentimiento. Y cuando hay sentimiento y sensibilidad, te tienes que ir detrás de ello. Bético hasta la médula, "man que pierda".

8. Buenos dias maestro, ¿qué rasgo de su caracter queda más patente en su forma de torear?

Siempre he querido torear cuanto más despacio mejor. Lo más difícil del mundo es hacer las cosas despacio, en el toreo figúrate cómo es porque hay quien lo hace todo deprisa, hasta comer, y en este mundo de velocidad que estamos lo difícil es torear despacio.

9. Buenos días. ¿Cree Usted que Morante de la Puebla ha 'heredado' su concepto del toreo?

Pienso que Morante de la Puebla es Morante de la Puebla, y Curro Romero es Curro Romero, pero que está dentro de los toreros llamados artistas. Eso se ha dado en Sevilla casi siempre. En Sevilla siempre ha habido un torero de esa línea.

10. "Si toreara todos los días bien no sería un torero, sino un currante". Con la perspectiva de los años, ¿seguiría firmando estas palabras?

Uno siempre quiere expresar lo que uno lleva dentro, ya sea la profesión más difícil de poderlo hacer a menudo, no depende de uno mismo, depende de ese animal, el toro, que a veces no dan las posibilidades de poder expresar esos sentimientos. Pienso que todos los días, aunque sea bueno, bonito y todo, llegaría hasta cansar.

11. Maestro, ¿qué opinón le merece la situación actual del ganado bravo de lidia?

En mi época de principio de torero embestían los toros más que ahora. Me parece que era bravura, en una palabra. Hace muchos años los ganaderos que había no vendían sus desechos, los mandaban al matadero. Hoy o hace ya años se venden a otros señores para ser ganaderos y si el dueño de esa ganadería los vende porque no le valen vienen los resultados…

12. Buenos días Curro, a mí me gustaría ser torero, un buen torero, figura del toreo, pero, ¿qué puedo hacer para vencer el miedo que tengo?

Afortunadamente, el miedo existe y si no existiera me parece que no podrías ser torero.

13. Maestro, ¿por qué utilizaba un capote y una muleta tan pequeña en comparación con las de otros matadores?

Cuando empezaba la muleta no era grande, pero el capote sí era grande, lo que pasa es que lo recogía menos por la esclavina para achicarlo, pero a medida que iba pasando el tiempo necesitaba de capotillos más chicos porque así el toro quizá me pasaba más cerquita porque tenía menos vuelo y sentía más al pasarme el toro más cerquita. Creo que así tenía aquello más armonía.

14. Maestro, ¿qué opina del papel de José Tomás en la polémica por la Medalla de Bellas Artes a Rivera Ordóñez?

Creo que se puede ser feliz con cualquier regalo, con cualquier cosa de la vida que te puede hacer feliz, y si Francisco Rivera fue feliz, que siga siendo feliz.

15. ¿Es más encastado el toro actual o el de cuando comenzó su carrera?

Pienso que era más encastado antes y prueba es que cuando yo empezaba no existían ni la cruceta del picador y que iban tres y cuatro veces al caballo, había tres o cuatro quites en cada toro, casi siempre.

16. ¿Qué opina de los toreros que no tienen miedo al toro?

Creo que el insitinto de conservación lo tenemos todas las especies que están en la tierra. El instinto de conservación es miedo. Si hay alguno que no siente ese miedo, es un fuera de serie.

17. ¿Cree que tendría sentido la Fiesta si se planteara el no matar al toro?

Para mí no. Es necesario. Hay que experimentar además la bravura del toro en el caballo, que es otra suerte que también se cuestiona. Y para torear un toro con los toros que no se le pican llevan las caras muy altas y sería difícil que el toreo sea bello.

18. Maestro, ¿cuál es su pase preferido estéticamente?

Pasa como en el flamenco cuando se canta por soleás, tango o se hace un martinete. Camarón de la Isla lo cantaba todo y todo lo que cantaba te crujían los huesos. En el toreo pasa igual. Cualquier pase que lo hagas con sentimiento y conecte con el público es que hay algo en ello.

19. ¿Con quá tarde de Sevilla y Las vVntas se queda?

En Madrid me quedo con un toro del Viti que el cartel era Antoñete, Paula y yo, y el segundo toro que le tocaba a Antoñete por lesión de Antoñete lo tuve que torear yo. Fue un toro de estos grandotes que pesó 635 kilos en la báscula y dos pitones muy grandes, pero fue un toro bravo, de esos toros bravos buenos. De Sevilla me quedo con una tarde que toreé en la Feria dos toros de Benítez Cubero que con la espada corté una oreja de cada toro porque fallé varias veces. Recuerdo una crónica de Antonio Díaz Cañabate muy bonita en la que dijo algo así como "El torero de la armonía" y me impresionó al día siguiente cómo tituló la siguiente corrida "Volvemos a la normalidad".

20. ¿Podria recordar a Camarón? ¿Cómo era José en la intimidad? ¿Qué palo le gusta más de Camarón? ¿Alguna anécdota?

A Camarón lo conocí de muy pequeño y hasta que desapareció, desgraciadamente, no cambió nada. Era un niño, un niño bueno. Camarón me gustaba como artista todo lo que hacía, pero recuerdo una Feria de Sevilla en Triana en un sitio donde se reunían los artistas, Morapio, donde había muchísimos artistas grandes y Camarón eran las cuatro o las cinco de la mañana y se reía de oreja a oreja escuchando cantar a sus amigos. Le dijo al tocaor "Ponme la cejilla en el tres o en el cuatro" y empezó a cantar por seguiriyas y cuando terminó todo el mundo llorando, partiéndose las camisas y hubo un silencio con llantos y lagrimones impresionante, 30 ó 40 personas allí.

21. Debo decirle que por su "culpa" me aficioné a los toros. ¿Cómo se explica que una misma persona consiga poner la plaza patas arriba con el público totalmente entregado y a la vez ponerla boca abajo con el respetable lanzando almohadillas?

Eso lo comprendo porque cuando te ven y se pone la gente como loca y luego no te puede ver, creo que se cabrean, pero yo pienso, como me dijo un amigo pintor una vez, cuando le dije que me decían barbaridades, "eso es que te están riñiendo por lo que dejan de ver" y me dio ánimos ese día.

22. Maestro, si tuviera que dar un consejo a los jóvenes, ¿qué nos diría?

Que se lo piensen siempre bien porque el toreo es muy difícil, no se den coba ellos mismos si no se ven capaces porque se puede estropear una vida. Y al capaz, mi consejo es que piense en ello todas las 24 horas del día y al pensar en ello seguro que pueden conseguir una meta, pero siempre que la gente de su alrededor sepa de qué van las cosas y si va unido a cualidades, que sigan para adelante.

23. ¿Cuál ha sido su faena soñada?

Me he ido del toreo sin lidiar un toro enteramente con el capote, de principio a fin, porque no está en el Reglamento. Pienso que el toreo es libre y no puede estar encorsetado a un reglamento, no poder expresar lo que un artista siente. Es como si le dijeras a Paco de Lucía que no tocase con su guitarra sino con otra.

24. ¿Es cierto que el mundo del toreo tiene más enemigos dentro que fuera de la Fiesta?

Pienso que en todas las profesiones el mayor enemigo es de tu propia profesión.

25. Este fin de semana ha habido multitud de comparaciones en la prensa de usted con Guti. ¿Qué opina de ello?

Todo lo que sea con arte en este mundo, chapeau.

26. ¿Qué opina de la imagen actual de los toreros, que salen más en la prensa del corazón que por la puerta grande? ¿Qué les falta para que la Fiesta gane prestigio?

Sobre todo, respeto. En una cosa como el toreo tan seria debería haber respeto. Primero respetar al toro y luego respetarnos entre los compañeros. Unión.

27. ¿De dónde le viene el sobrenombre de Faraón?

Me lo pusó Gonzalo Carvajal, que escribía en el diario 'Pueblo'.

28. Cuando el 18 de marzo de 1959 tomó la alternativa en Valencia con toros del Conde de la Corte, ¿qué le vino a la cabeza aquella tarde sobre su futuro como torero, y sobre todo, llegó a soñar con que el Faraón de Camas iba a convertirse en una de las más y grandes figuras del mundo del toreo?

Mi ilusión desde que empecé era llegar a matador de toros y a que me contrataran, a que no tuviera que ir buscando.

29. ¿Que sintió el dia que aquel aficionado bajó al ruedo para agredirle?

Soy un hombre templado, pero esa tarde fue tremenda porque yo venía cabizbajo para el callejón porque acababan de echar el toro al corral y el sufrimiento esa tarde mío fue tremendo, de no poder matar al toro, era un toro que estaba como toreado y cuando iba para el callejón no me dió tiempo a verle y me tiró para el suelo. Figúrate ese hombre. Menos mal que dio conmigo porque la tensión de una tarde de toros como aquella, que te sientes humillado y luego encima te tira un tío al suelo de un empujón, con la espada en la mano. Que mirada no le echaría yo que se quedó como hipnotizado. Luego vinieron los de la cuadrilla que le dieron un empujón también, yo no los ví, pero no me gustó. Si yo arremeto con él, ya éramos dos locos.

30. Maestro, ¿cómo definiría a la aficiones sevillana y madrileña? ¿Cómo recuerda sus faenas más memorables en La Maestranza y en Las Ventas?

En parte son muy similares, pero de unos años para aquí ha cambiado más Madrid porque han surgido cosas que no ocurren en Sevilla, como el pañuelo verde. En Sevilla hay un silencio que es señal de respeto para empezar y en Madrid hay muchos gritos hoy. Que conste que Madrid ha sido de mis mejores plazas, Sevilla y Madrid en la época que yo hablo los aficionados de Madrid eran muy similares a los de Sevilla.

31. Si volviera a nacer…. ¿volvería a hacer cada cosa que ha hecho en su vida o se arrepiente de algo

Creo que no he hecho mal a nadie. Y si he hecho algo ha sido inconsciente.

32. ¿Accedería a que se pudiera utilizar su imagen en un videojuego sobre el mundo taurino?

Creo que el toreo es muy respetuoso, tienen que ir los niños a la plaza, que los padres los lleven como en Sevilla, hay muchas plazas y que perciban esa emoción. Yendo a las plazas es como los niños aprenderían y se harían aficionados.

33. ¿Y las mujeres que torean?

El toreo es libre. Cada cual coge el camino que quiere, tanto mujeres como hombres. Pero pienso que una mujer es más frágil que un hombre. Me da más miedo que un toro coja a una mujer.

34. Maestro, ¿es usted currista?

Sí porque creo que no me he traicionado nunca a mí mismo.

35. Maestro. Gracias por haberme hecho vivir instantes emotivos incomparables. ¿Alguna vez, hoy, torea de salón?

No, ahora ya no. He toreado toda mi vida.

Comentarios disponibles:
Fecha: 2010-02-04 12:46:58 Autor: «dejabugoyoros»
creo haber citado un nombre erróneo, me dirigía al comentario del señor A, Silva… cosas de la edad….

Fecha: 2010-02-04 12:40:32 Autor: «dejabugoyoros»
!Macachis en la mar!…Venía dispuesto a ensalzar, y me encuentro con los comentarios de este señor Liciano Veiga, refrescando parte de mi memoria, y casi me achanto!…Lleva razón este caballero…Pero hombre, yo que empecé a ver al camero en el año 62, también tengo que apuntar que no todo fueron malos ratos…Hubo cosas grandiosas por inéditas hondas y pintureras…Y no quiero esplayarme…Pues el sucedáneo, ese barquerito de la Puebla, tenemos que rezar para que no se desdibuje, pues estamos muy mernados de toreros de pellizco, y esto sería gravisimo…

Fecha: 2010-02-02 15:14:26 Autor: Asilva
La primera vez que fui a ver una corrida de toros a la Mestranza fue en la feria de San Miguel del año 1964, hace por consiguiente más de 45 años. Toreaban Chamaco ( padre ), Manolo Vazquez y Curro. De ese día sólo recuerdo que Manolo hizo un quite por chicuelinas estupendo y cortó una oreja y Curro se pasó toda la tarde » corriendo «, situación en la que le he visto bastantes veces. Lo malo no ha sido eso, sino tener que aguantar a los curristas decir tantas idioteces como que sólo por verle hacer el paseillo ya se podía pagar la «entrada» y si al faraón se le ocurría dar dos verónicas y media quedándose quietecito, entonces es que había que irse de la plaza. ¡ Qué gente más fanática !. Yo se las he visto dar mejores al Paula y no se armaba tanto revuelo. » Morante es Morante y Curro Romero es Curro Romero «. Bueno, pues ojalá, que no siga el mismo camino, que me temo que vamos muy cerquita de ello, porque si tenemos que aguantar a los » morantistas» lo que aguantamos a los » currista » apañaos estamos. De momento se anuncia para San Miguel con Zalduendos, ganadería que no debería venir porque el año 2008 dio un resultado calamitoso y el domingo de Resurrección del 2009 se cargó la tarde. ¿ A qué traerla, Morante,Juli y Manzanares, otra vez. Para decir luego que la corrida » no ha servido «?.

Fecha: 2010-02-02 13:36:38 Autor: Luciano Veiga
Maestro aste al final. Olé

Dejar respuesta

5 × uno =