Francisco Corpas: «Ya me merezco que me toque alguna alegría»

0
756

El torero sevillano de Castilblanco de los Arroyos, Francisco Corpas, aún saborea el regusto que dejó el pasado domingo en la plaza de toros de Las Ventas, en Madrid, tras cortar una importante oreja a un toro exigente. Con muy pocos festejos en los últimos años, Corpas salió al albero venteño dispuesto a que ocurriera algo y ganó. Ahora suena su posible repetición en los carteles de la Feria de Otoño de Madrid, aunque el torero prefiere «mantener los pies en el suelo».


Francisco Corpas, antes del paseíllo en Madrid.
FOTO: Juan Pelegrín (las-ventas.com)

Carlos Moya.-

     El torero sevillano de Castilblanco de los Arroyos, Francisco Corpas, está como un niño con zapatos nuevos tras las oreja que cortó el pasado domingo en la madrileña plaza de Las Ventas. Según ha manifestado el diestro formado en la Escuela Taurina de Sevilla a este portal, "ha sido una oreja muy importante para mí en lo personal y para mi carrera, y más en mi situación, porque no tengo apenas oportunidades".

     Corpas saborea aún el regusto de lo realizado en Madrid el pasado domingo. "La posibilidad de torear en Madrid no la tiene uno todos los días y había que aprovecharla para que pasara algo". En cuanto a la faena, el diestro ha asegurado que el toro fue muy importante, "porque lo toreé muy a gusto y haciendo un buen toreo".

     Sobre su futuro, el castilblanqueño cree que lo mejor es "tener los pies en el suelo, aunque en tan pocos días la oreja de Madrid me ha cambiado algo, porque, aunque no esté confirmado, ya me han comentado que quieren contar conmigo para la Feria de Otoño de Madrid. Además, el 10 de septiembre me marcho a Perú a matar unas corridas que me ha propuesto el ganadero Roberto Puga".

     Por último, y también de cara a la proyección de futuro, Corpas ha manifestado a Sevilla Taurina sentirse seguro de que si le dan "un poquito de aire" no va a decepcionar a nadie porque está trabajando duro y preparándose en el campo desde hace tiempo, "y ya me merezco alguna recompensa; ya toca alguna alegría".

Dejar respuesta

17 − siete =