Diego Ventura se corona rey con dos nuevas orejas

0
1169

Real Maestranza – 17ª de la Feria de Abril, Domingo 13 de Abril de 2008

ASTADOS: Se han lidiado toros de la ganadería de Benítez Cubero, de manejable juego; más deslucidos primero, tercero y sexto.

REJONEADORES:Antonio Domecq, saludos.
Martín Burgos, saludos.
Andy Cartagena, una oreja.
Álvaro Montes, vuelta tras petición de oreja.
Diego Ventura, dos orejas.
Leonardo Hernández, saludos.

INCIDENCIAS: Plaza llena.

El jinete sevillano suma un total de cinco orejas en sus dos actuaciones feriales. La valentía de su caballo «Morante» estuvo a punto de costarle un serio y grave disgusto al quedar encunado sobre los pitones varios segundos. Andy Cartagena, que arriesgó con un deslucido animal, también cortó una oreja. Se pidió otra para Álvaro Montes, que se tuvo que conformar con una vuelta al ruedo al negarla la presidencia.


La espectacular y dramática cogida del caballo "Morante" de Ventura.
FOTO: Matito.

Francisco Mateos.-

Existen grandes diferencias en el rejoneao actual. En festejos de seis jinetes, donde hay de todo, las diferencias se hacen más palpables. Los rejoneadores están sometidos no sólo a su propia capacidad técnica y artística, sino al nivel de la cuadra que en esos momentos tenga disponible. Es decir, que rejoneadores que tengan buena capacidad artística y técnica pueden verse condicionados por una cuadra que no se encuentre a ese mismo nivel. Y al contrario, que buenos caballos hagan mejor a un rejoneador que no lo es tanto.

Sin duda el rey del rejoneo esta temporada (ya lo fue la anterior) va a ser el sevillano Diego Ventura, encaramado en lo más alto del escalafón de los jinetes. Su presencia en el ruedo es un aténtico ciclón. Además, tiene, con diferencia, la mejor cuadra de caballos. Si en su primera actuación en la Feria de Abril cortaba tres orejas y salía a hombros por la Puerta del Príncipe, esta mañana ha logrado cortar las dos orejas del único toro que lidiaba al ser corrida de seis jinetes.

No era un toro fácil el quinto de Benítez Cubero, tardeando y parándose. Había que


Andy Cartagena, tirando del toro.
FOTO: Matito.

llegarle mucho. Ya se vio cuando en las banderillas quiso salir muy en corto y con el caballo parado, sin impulso en carrera. Fue con 'Distinto', en un palmo de terreno, dándole ventajas al toro. Con 'Morante', ese caballo que le tira bocados a los pitones de los toros, llegó el momento de mayor emoción y de gran impacto. Intentó dos veces alcanzar el valiente caballo el pitón del toro, y al tercer intento tanto arriesgó que practicamente se echó sobre él, llegando al testuz. El de Benítez Cubero lo encunó por los pechos y fueron unos segundos muy dramáticos, porque se libró de la cornada de auténtico milagro. Tras las cortas pinchó una vez con el rejón de muerte y después lo enterró completo para cortar dos orejas.

A la estela del sevillano está Andy Cartagena, que le cortó una oreja (la tercera que se concedió en la mañana) al tercer toro. Fue quizás el toro menos colaborador, más paradito. La técnica y el temple a caballo de Andy lograron momentos importantes, sobre todo clavando banderillas con elegancia y arriesgando para provocar al toro.

El jiennense Álvaro Montes, que aspiró a lo


Espectacula cabriola de Álvaro Montes.
FOTO: Matito.

más alto hace cuatro temporadas, quiere recuperar el espacio perdido. Recibió al toro a portagayola en los toriles, encelándolo con la campera garrocha. Lo más destacado de su actuación esta mañana en la Maestranza han sido sus vibrantes banderillas cortas al violín y un buen rejonazo de muerte. Se le pidió la concesión de la oreja, pero el presidente consideró que no era de trofeo su actuación y todo quedó en una aclamada vuelta al ruedo.

Abría plaza Antonio Domecq, que a pesar de su veteranía aún sigue compitiendo con las nuevas y arrolladoras novedades. Su labor sobria no terminó de calar en los tendidos, como tampoco lo logró Martín Burgos, con varias pasadas en falso al faltar ajuste de sus caballos con el toro; lo mejor de su actuación, una banderilla al violín limpia y con pureza.

Cerraba el festejo matutino el joven cordobés Leonardo Hernández. Mostró buenas maneras con un toro algo desrazado y que no colaboró. Dejó patente sus buenas condici nes y una cuadra algo irregular.

NOTICIAS RELACIONADAS:

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

Dejar respuesta

dieciocho − seis =