Jesuli de Torrecera será objeto de un estudio científico pionero en su corrida de Sevilla

0
833

El profesor Juan Carlos Illera estudiará los niveles de estrés del torero en su corrida de la Feria de Abril, en la que lidiará toros de Palha. Será analizado en distintas fases de la jornada: al vestirse en el hotel, en la puerta de cuadrillas, al término de cada uno de los tercios de lidia y una vez acabada la corrida de toros. Los resultados serán comparados con los de diez personas en situaciones normales.


El diestro gaditano Jesuli de Torrecera.

Redacción.-

     El profesor Juan Carlos Illera, que desde hace cinco años ha analizado más de  300 reses en la plaza de Madrid estudiando la capacidad de respuesta del toro de lidia frente al estrés, tomando como base el estudio endocrino del animal y comprobando qué hormonas y en qué cantidad se liberan durante una fase de estrés como puede ser la corrida, ha decidido ampliar sus estudios con el análisis de la respuesta del matador al estrés, siendo el matador de toros Jesuli de Torrecera el primer profesional que colaborará en este estudio.

     Juan Carlos Illera del Portal, profesor titular y director de departamento de Fisiología Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, miembro de la Real Academia de Ciencias Veterinarias y profesor asociado de Medicina Veterinaria en la Universidad de California (Davis, EEUU) cuyos estudios sobre el estrés del toro durante la lidia han tenido gran repercusión en el planeta taurino, extenderá sus estudios a la persona del torero y comenzará los trabajos contando con la participación del matador de toros jerezano Jesuli de Torrecera.

     El próximo 29 de marzo en la plaza de toros de Sevilla, Jesuli de Torrecera lidiará dos toros de la ganadería portuguesa de Palha. El profesor Illera se propone analizar el estrés del torero en diversos momentos de la jornada a través de la medición de la hormona cortisol, que es la genera el hombre en situaciones de estrés. La medición del nivel segregado de esta hormona se realiza analizando la saliva del torero. De esta forma en una serie de momentos clave -al vestirse, en la puerta de cuadrillas, al término de cada uno de los tercios de la lidia y una vez acabada la jornada- se le suministrará a Jesuli de Torrecera un algodón especial en vía bucal. Una vez ensalivado y etiquetado  será objeto de análisis.

     Los resultados serán comparados con el patrón realizado por el profesor Illera con un grupo de diez sujetos en situaciones normales, permitiendo unas primeras conclusiones del estudio. Jesuli de Torrecera será el primer matador que se someterá a estos estudios, siendo la intención del profesor Illera ampliar el estudio considerando factores ambientales o externos que definen al sujeto analizado. En este caso se ha seleccionado a Jesuli de Torrecera por ser un matador joven, que se juega mucho en la tarde del estudio de cara a su futuro profesional. En este sentido se analizará también la segregación de hormonas del torero de Jerez cuando se entrena con machos a puerta cerrada.

     Dada la situación de riesgo que afronta en el ruedo cualquier profesional, en el caso de producirse un no deseado percance, ello no supondría el fracaso de la prueba ya que esa situación aportaría datos muy valiosos para el estudio.

     Los sorprendentes resultados del estudio de este fisiólogo en el toro de lidia han concluido que presenta un sistema endocrino diferente a otras especies animales, y que su respuesta es diferente a la de otras especies de ganado vacuno. Un animal frente al estrés libera una cantidad muy grande de hormonas, como puede ser cortisol, para combatirlo. Sin embargo, en el toro de lidia, durante la corrida, por un mecanismo especial objeto del estudio fisiológico, libera hormonas pero no en cantidades como para decir que es una acción antiestrés. Libera menos hormonas durante la lidia que durante el transporte, con lo cual es posible afirmar que el toro de lidia presenta un mecanismo especial de respuesta frente a otras especies, y que el estrés lo sufre más en el traslado en el camión que en el ruedo. Y además se produce una liberación muy grande de betaendorfinas, cuya función es paliar el dolor. Cuantas más endorfinas haya, aumentamos o disminuimos el umbral de dolor. No quiere decir que el animal no tenga dolor, pero sí que así disminuye notablemente la percepción de dolor.

     La actuación del próximo 29 de marzo es una fecha crucial en la carrera del torero jerezano, alternando con El Fundi y Luis Bolívar, ante esa corrida de Palha del que depende su futuro, factores que se han calibrado especialmente en el estudio al que se somete.

Dejar respuesta

quince + 13 =