OPINIÓN: Una «lanzada» al toreo en la Maestranza

0
872

«…de qué nos sirve luchar todo el año con los enemigos de la Fiesta, de tratar de hacer todo lo mejor posible, de tender puentes culturales, y de defender ante la sociedad que el toreo es cultura. No nos hacen falta enemigos teniendo en la inopia amigos como estos. Esta puñalada sólo te la podrían asestar desde tu propia casa…»


Cartel elegido por la Maestranza para 2008.

Paco Díaz.-

     Ya habrán visto la mayoría de los aficionados cómo es el cartel anunciador para nuestra temporada 2008 en Sevilla. Si lo miran un poco se darán cuenta inmediatamente de que ni siquiera en la imaginación de cualquier antitaurino se podía haber hecho mejor y que una puñalada como esta sólo te la podrían asestar desde tu propia casa.

     Pues sí, el cartel es obra de Miquel Barceló, uno de los grandes gurús del arte moderno en Cataluña y España. Y Barceló expresa -muy bien por cierto- la forma en la que él ve esta 'salvaje fiesta' de los toros. No hay más cera que la que arde, el artista lo ve de esta forma. Otra cosa es que el mensaje que da, sea el apropiado para el tema que queremos promocionar. Vamos a tratar de comprender este mensaje.

     La composición que escoge es la del toro-mártir, vuelto hacia nosotros casi impidiéndonos el paso. Con la tradición occidental de lectura de izquierda a derecha y en ángulo hacia arriba, no nos da salida, somos el protagonista principal del hecho. No trata de matar al toro dignamente en el corazón o la testuz, sino con un lanzazo salvaje en la barriga, y unas patas un tanto estremecidas. Por último, la posición contraria de la lanza, cerrando el punto de fuga y en la que ésta podría ser manejada fácilmente por nuestra mano derecha.

     Lo dicho, una barbarie primitiva, que es de lo que va realmente el tema. Así lo interpreto subjetivamente yo, aunque está claro que otras visiones son igualmente válidas. De todas formas, como artista, Barceló debe estar satisfecho: se ha expresado como quiere y ha cobrado por ello.

     ¿Quién, cómo y por qué se ha cometido el inmenso error de aceptar este mensaje visual negativo para la Fiesta?

     ¿QUIÉN?

     Por supuesto los señores maestrantes, que son los que se reservan el derecho a elegir la imagen del cartel anunciador de cada temporada. Hay que dejar bien claro que la empresa contratante de la plaza, en este caso la empresa Pagés, no tiene ninguna responsabilidad en este tema: el cartel se lo dan escogido y ellos se encargan de la confección de los festejos.

     ¿CÓMO?

     Habría que preguntárselo a ellos mismos; uno sólo sabe de cierto lo exterior del asunto. Sabemos que han contado con la 'asesoría técnica' del crítico de arte Juan Manuel Bonet, ex director del Reina Sofía y del Institut Valenciá d´Art Modern y también sus declaraciones justificativas y significativas en la presentación del cartel. También sabemos que este año, una parte de los digamos 'profesionales clásicos' no hemos sido convocados el día de la presentación, cuando habitualmente otros años sí ponen interés en hacerlo.

     ¿POR QUÉ?

     Queda clarísimo: según las palabras de Bonet, "en cuanto abrimos el sobre sabíamos que era un Barceló auténtico". Es decir, se ofrece como justificación el 'nombre del autor', y no del motivo en sí y de su uso. A continuación añade que "somos conscientes que este cartel levantará polémica". ¡Y tanto!, añadiría yo, como que el lenguaje es improcedente y cualquier defensa del 'animalismo salvaje' en la visión de Barceló no justifica en absoluto la elección de este mensaje. Remata la faena el señor ten ente hermano mayor de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, Alfonso Guajardo-Fajardo y de Alarcón, diciendo que "en la Maestranza somos un poco avanzados en la realización de los carteles taurinos". Ave Maria Purísima, con la Iglesia hemos topado, reclamaciones al Maestro Armero o a Carlos lll que fue quien les dio estas prebendas a los señores maestrantes.

     Esta situación se veía venir claramente desde hace años con mensajes absurdos y donde la intención principal es la de tratar de 'amortizar artísticamente' el dinero que pagan por los carteles. Barceló es una de las grandes firmas actuales, y posiblemente ese haya sido el criterio, sin tener en cuenta absolutamente para nada la idoneidad o el uso de esa imagen. Nos queda por lo tanto aguantar el chaparrón del ridículo en una plaza tan importante y significativa a nivel mundial como es la Maestranza y en un momento tan delicado de la Fiesta. Con indignación y tristeza.

     Paco Díaz es un profesional sevillano de la fotografía taurina (toroimagen.com).

OTROS ARTÍCULOS DE OPINIÓN:

Dejar respuesta

14 + 18 =