La Junta aprueba reestructurar las gradas de la Maestranza, que perderán cuatro filas

0
806

La Comisión de Patrimonio Histórica aprueba una profunda remodelación de las gradas. Se pretende acabar con las tradicionales incomodidades que hacían imposible ocupar ciertas localidades de las gradas en los días de lleno. Las diez filas actuales quedarán reducidas a tan sólo seis; las dos primeras, de sillas plegables. El aforo de la plaza quedará sensiblemente mermado.


La parte alta de la plaza quedará modificada.
FOTO: Matito.

Francisco Mateos.-

     La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, que preside el delegado provincial de la Consejería de Cultura, Bernardo Bueno Beltrán, ha aprobado la propuesta de acuerdo sobre la intervención en la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. La Comisión ha aprobado hoy dicha propuesta a la espera para dictar resolución definitiva una vez que el proyecto, visado, y remitido a través del Ayuntamiento sea analizado por sus miembros.

     La propuesta para la intervención en la plaza de toros de la Real Maestranza contempla la reforma de parte de la gradería para dotarlo de unas condiciones de uso confortables, dando solución al reducido espacio asignado a cada localidad. La intervención persigue pues la subsanación de la carencia de espacio "intentando conseguir un nivel de comodidad equivalente al de los tendidos".

     Actualmente, las gradas de coso maestrante no disponen ni de pasillo vertical ni de pasillo horizontal, un auténtico caos en días de masiva afluencia a estas localidades altas de la plaza. Desde algunos medios de comunicación se ha venido insistiendo en la necesidad de reordenar con lógica las gradas, ya que incluso el pasillo natural horizontal se vende como supuesta 'Fila 1'. Precisamente, el pasado 14 de noviembre sevillataurina.es publicaba un artículo


El objetivo es imponer una lógica confortabilidad.
FOTO: Javier Martínez.

de Ricardo Díaz-Manresa sobre este mismo asunto.

     La intervención plantea equiparar las localidades de las gradas a las de los tendidos, manteniendo los vomitorios actuales, su acceso y evacuación. La nueva sección de este graderío, presentaría dos primeras filas de sillas plegables, pasillo de circunvalación intermedio y cuatro filas de asientos análogas a las del tendido. Para la profunda reforma se usarán los sistemas y materiales utilizados en la construcción de la plaza sevillana (piedra natural, tendidos de cemento y hierro forjado).

     Esta reestructuración hará que se pierdan localidades de aforo. Actualmente se ponen a la venta nueve filas de gradas (incluyendo la 'Fila 1') más la bancada de balconcillo. Es decir, de las diez filas actuales se pasaría a tan sólo seis, con lo que se perderían cuatro filas en la parte más alta del anillo de la plaza (la más amplia). Además, se aumentará cada espacio individual de localidad, lo que también significará pérdida de localidades para una mayor comodidad de los aficionados y en cumplimiento de la actual normativa de espectáculos públicos. La Delegación de la Junta de Andalucía tan sólo se refiere a un pasillo intermedio horizontal, pero no hace referencia a un pasillo vertical para acceder a las filas superiores sin pisar las localidades de filas anteriores, tal y como existe en los tendidos de la plaza o cualquier otra.

     Las nuevas gradas se levantarán sobre los muretes de fábrica de ladrillo en los que hoy descansan las actuales. Las bóvedas y tableros superiores horizontales de apoyo no sufrirán alteración.

     Esta profunda modificación de la fisonomía y aspecto de las gradas no tiene fecha ni plazos previstos aún. Será la segunda modificación en la plaza tras el traslado de la enfermería en el invierno pasado al punto diametralmente opuesta de donde ha estado ubicada hasta ahora, para dotar de mayor espacio al museo de la plaza. Esto obligó a reabrir un acceso al tendido y al callejón que quedó cerrado hace décadas, obligando también a perder localidades de aforo en ese tendido. Esta modificación partió por una propuesta de la propia institución maestrante, propietaria de la plaza y su museo. En este otro caso todo hace indicar que la reestructuración parte de una intervención de la Administración andaluza para adecuarla a la normativa actual, y no una propuesta de la propia Real Maestranza o la empresa. El aforo de la Maestranza quedará sensiblemente mermado.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Dejar respuesta

3 × tres =