Los escuchó y sentenció: "No soy un asesino"

Morante, frente a los antis

0
940

El diestro Morante de la Puebla, tras atorear el día anterior la corrida goyesca de Ronda, se topó en su paseo matutino por el centro de la ciudad malagueña con una manifestación antitaurina. Tranquilamente y sin dejar de comer pipas se acercó, escuchó atentamente los argumentos de una activista y le dijo claramente: «Yo no soy un asesino; sino un artista».

Dejar respuesta

diecinueve − doce =