Comunicó el festival con menos de 48 horas

La Subdelegación acusa a la Junta de Andalucía de incumplir los plazos legales del festival de Cantillana

0
836
La Delegación de la Junta de Andalucía en Sevilla, cuyo responsable es Juan Carlos Raffo, incumplió los plazos legales de comunicación de autorización del festival de Cantillana.
La Delegación de la Junta de Andalucía en Sevilla, cuyo responsable es Juan Carlos Raffo, incumplió los plazos legales de comunicación de autorización del festival de Cantillana.

La Subdelegación del Gobierno central en Sevilla señala al delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla, Juan Carlos Raffo, como único responsable del escándalo de Cantillana al incumplir el Reglamento Taurino Andaluz y no respetar los plazos legales: comunicó la celebración del festival a la Subdelegación con 24 horas de antelación, en vez de las 48 horas reglamentarias, sin tiempo para subsanar incidencias.

Francisco Mateos.-

     La Subdelegada del Gobierno central en Sevilla, Felisa Panadero, no está dispuesta a asumir las acusaciones que les imputa la Delegación de la Junta de Andalucía en Sevilla, cuyo responsable es Juan Carlos Raffo, señalándola como responsable de la ausencia de delegado gubernativo en la plaza de toros de Cantillana para el festival del pasado sábado, y que provocó finalmente que no se celebrara.

     Fuentes de la Subdelegación en Sevilla han informado a SEVILLA TAURINA que en sus oficinas no se recibió la comunicación de celebración del festival de Cantillana con el tiempo legalmente establecido, es decir, con al menos 48 horas de antelación a la celebración del espectáculo. El Reglamento Taurino Andaluz es muy claro en este aspecto y en su Artículo 17.6 señala textualmente que «…la resolución de autorización se notificará por la Delegación de la Junta de Andalucía, al menos con 48 horas de antelación,… a la Subdelegación del Gobierno, a fin que pueda ejercer adecuadamente sus respectivas compoetencias».

     La propia Delegación de la Junta de Andalucía que dirige Juan Carlos Raffo adimitió ayer a SEVILLA TAURINA que notificó a la Subdelegación del Gobierno la autorización del festival de Cantillana el viernes a las 14:18 horas. De esta forma, la Junta de Andalucía incumple de forma clara lo establecido en el Reglamento Andaluz, al comunicar con poco más de 24 horas que se va a celebrar un festejo en Cantillana. Además, al comunicarse a última hora de un viernes (a un departamento genérico de la Subdelegación, según señalan las mismas fuentes), en caso de alguna incidencia no hay margen para poder subsanarlo.

     No obstante, y a pesar del claro incumplimiento de plazos por parte de la Delegación de la Junta de Andalucía en Sevilla, desde la Subdelegación del Gobierno se informa a SEVILLA TAURINA que en todo momento se colaboró para poder celebrar el festival, pero que en modo alguno van a admitir que se les señale como responsables, cuando la único y clara responsabilidad es de la Junta de Andalucía, que queda claro que no respetó los plazos legales de comunicaión, según indican.

     Por otra parte, la propia Subdelegación informa que, aunque el delegado gubernativo de la Guardia Civil no hubiera asistido a las labores previas de Cantillana, el Reglamento Taurino de Andalucía faculta en su artículo 22.4 a que la alcaldesa (que además era la presidenta del festival), nonbre como delegado gubernativo a un miembro de su Policía Local. «Si no existieran efectivos disponibles de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad (Guardia Civil de Cantillana), la persona que realizará labores de delegado gubernativo será un miembro de la Policía Local nombrado por quien ostente la Alcaldía del municipio». De esta forma, tras la primera responsabilidad clara de incumplimiento de plazos por parte de la Junta de Andalucía en la comunicación a la Subdelegación, se hubiera podido salvar el festival usando este artículo por parte de la propia alcaldesa de Cantillana, que además era la presidenta del festejo.

     El escándalo de Cantillana sigue sin aclararse totalmente, pero cada vez aparece de forma más clara la directa responsabilidad del la Delegación de la Junta en Sevilla, y su máximo responsable, Juan Carlos Raffo. Las competencias en materia taurina en Andalucía corresponden a la Junta de Andalucía. Está admitido por la Delegación de la Junta en Sevilla que comunicó a la Subdelegación del Gobierno la autorización del festival el viernes a última hora, casi al cierre de las oficinas, cuando lo tendría que haber hecho el jueves. La Junta de Andalucía, además de ser responsable última del festejo, ha incumplido el Artículo 17.6 del Reglamento Taurino Andaluz.


EL ESCÁNDALO DE CANTILLANA, PASO A PASO

Dejar respuesta

4 × cuatro =