EN LOS MEDIOS

Y el 15 de agosto, sin toros en Sevilla

0
767
La Maestranza, cerrada y vacía el 15 de agosto, festividad de la patrona de Sevilla, la Virgen de los Reyes.
La Maestranza, cerrada y vacía el 15 de agosto, festividad de la patrona de Sevilla, la Virgen de los Reyes.

«…en Sevilla, por mor de la empresa Pagés, no hubo toros. Ni una modesta novillada en un año en el que las novilladas han alcanzado en la Maestranza las mejores entradas, muy por encima de los festejos de la Feria de Abril, de pésima programación. Hay aficionados que no entienden que Sevilla se cierre en plena temporada y con el beneplácito de la propiedad, la Maestranza…»

Luis Nieto.-

     Dicen que «quien no torea el 15 de agosto no es torero» debido al altísimo número de festejos que se celebran en España con motivo de la festividad de la Virgen. Pues aquí, en Sevilla, por mor de la empresa Pagés, no hubo toros. Ni una modesta novillada en un año en el que las novilladas han alcanzado en la Maestranza las mejores entradas de la temporada, muy por encima de los festejos de la Feria de Abril, de pésima programación. Incluso en los lugares más recónditos se celebraron espectáculos hasta el punto de que las crónicas de todos ellos sumarían varias páginas.

     Aquí, en esta plaza que echó el cierre el pasado julio y no abrirá hasta finales de septiembre, hubo carteles muy interesantes a lo largo de varias décadas hasta que el pasado 15 de agosto de 2011 se celebró en esta tradicional fecha de la Virgen de los Reyes el último espectáculo, una corrida de toros en la que alternaron Espartinas, Nazaré y Delgado. Fue un cartel localista con tres diestros que precisan de oportunidades, especialmente en su tierra, al igual que otros muchos espadas sevillanos, como le sucedió el viernes a Pepe Moral, quien voló para acogerse a la Virgen de la Paloma, que corona la capilla de Las Ventas, donde triunfó el palaciego.

     Atrás quedaron para la historia el paso de toreros legendarios como Chicuelo, Pepe Luis, Manolo Vázquez, Pepín, Puerta, Curro Romero, Antonio Bienvenida o incluso el revolucionario El Cordobés hasta llegar a Ponce. Hay aficionados –cada día menos; lógicamente, al perderse fechas tradicionales– que no entienden que una plaza, como la de Sevilla, se cierre en plena temporada y con el beneplácito de la propiedad, la Maestranza.


*Publicado en diariodesevilla.es

Dejar respuesta

8 − uno =