Seguirá en el toro en el año de vida

Pepe Luis Vargas, con cáncer: «Hasta para morir hay que tener torería»

0
1365
Pepe Luis Vargas, en la Maestranza.
Pepe Luis Vargas, en la Maestranza.

El diestro sevillano Pepe Luis Vargas, de 55 años, ha anunciado que los médicos le han comunicado que padece un cáncer muy avanzado y con una esperanza de vida de un año. El torero, profesor de la Escuela de Écija durante muchos años y ahora de la Escuela de Espartinas, seguirá trabajando en su proyecto ‘Sevilla torera’.

Redacción.-

     El diestro sevillano Pepe Luis Vargas ha comunicado a través de su perfil en Facebook que sufre un cáncer en fase muy avanzada y los médicos le han dado una esperanza de vida de un año aproximadamente. El torero sevillano ha comunicado de forma valiente y sincera la triste noticia del siguiente modo por escrito: «Me han comunicado los médicos hoy que tengo un cáncer y que tengo un año de vida y yo os quiero comunicar que no pasa nada. Dios me ha dado muchos años de felicidad, gracias por vuestra amistad y cariño. ¿Qué hago ahora?».

     El torero sevillano, a continuación, ha querido lanzar un mensaje a todos aquellos amigos que tiene y que sabe que le quieren, y muy especialmente ‘a su cosita’: «A los que me queréis, y en especial a mi cosita, a la que nunca olvidaré, es lo que más he querido en mi vida…», para transcribir un hermoso poema de Mario Benedetti.

     Pese al cáncer que padece y el escaso margen de esperanza de vida que le han ofrecido los médicos, el torero Pepe Luis Vargas (de 55 años) no dejará de trabajar por la Fiesta de los toros hasta el final de sus días. «Estoy preparando un ilusionante proyecto desde mi barrio macareno para realzar el toreo en Sevilla. Cuento también con el apoyo de Beltrán Pérez, concejal del Ayuntamiento de Sevilla y gran aficionado, y de la Escuela Taurina de Sevilla, además de otras instituciones y foros». Este proyecto se llama ‘Sevilla torera’ y pretende difundir el toreo entre los colegios de la capital sevillana.

     Pepe Luis Vargas ha sido profesor de la Escuela de Tauromaquia de Écija durante largos años, logrando sacar a varios matadores y novilleros interesantes. Ahora acababa de ser nombrado director de la Escuela de Tauromaquia de Espartinas y ya está preparando una primera clase práctica para alumnos de la Escuela en la plaza de Espartinas para principios de septiembre.

     El torero de Écija tuvo una etapa de torero brillante en la parte final de la década de los setenta y en los ochenta, llamando la atención ya de novillero. Tomó la alternativa en la Feria de Abril de 1979, pero la suerte casi nunca le acompañó. Sufrió una brutal cornada en la femoral cuando recibía a un toro de Barral a portagayola en la Maestranza que marcó definitivamente el declive de su carrera. Hace ya más de 15 años había encontrado su ubicación definitiva en el toreo formando a novilleros en las escuelas de Tauromaquia, realizando uan labor entregada y muy destacada.

     Pepe Luis Vargas no se ha rendido y quiere dar «gracias a todos y a todas por vuestro apoyo. Lo que tengo proyectado para levantar el toreo en mi Sevilla (‘Sevilla torera’) lo haré hasta que se me acaben las fuerzas, y si no puedo más dejaré a otro para que siga con mi proyecto y mi ilusión, «¡gracias a todos!».

     Por último, el torero sevillano agrega que: «pienso que hasta para morir hay que tener naturalidad y toreria, y aunque me cueste muchisimo, hay que hacerlo y no pasa nada; ya hice todo lo que pude…»,

Dejar respuesta

15 − seis =