REAL MAESTRANZA - 3ª Novillada de promoción

Rafa Serna, por la Puerta del Príncipe

0
820

El sevillano Rafa Serna, a golpe de buenos naturales, ha realizado lo más destacado en la noche de toros sevillana, ha cortado tres orejas y ha salido a hombros por la Puerta del Príncipe de la Maestranza. Samuel Ortiz ha dado una vuelta al ruedo y Juan de Dios fue silenciado en el último festejo clasificatorio de promoción.

LA FICHA

ERALES: Se han lidiado erales de Villamarta, de desigual presentación y juego. Mejores segundo, tercero y el bravo sexto.

NOVELES: -Samuel Ortiz (de Fuengirola), de azul y oro, silencio y vuelta al ruedo tras aviso.

-Juan de Dios (de Salamanca), de berenjena y oro, silencio tras aviso y silencio tras aviso.
Rafa Serna (Escuela de Tauromaquia de Sevilla), de grana y oro, una oreja y dos orejas.
 
INCIDENCIAS: Dos tercios de plaza.

 

Rafa Serna saliendo por la Puerta del Príncipe. (FOTO: Arjona)

CLICK PARA IR A LAS IMÁGENES
AL NATURAL
Pauloba 2.0

Francisco Mateos
GALERÍA GRÁFICA
Arjona
VIDEO DE LA NOVILLADA

 

Manuel Viera.-

     Uno de los aspectos más singulares de estas noches de toros sevillanas, a las que la totalidad conoce como novilladas de promoción, es el juego a dos bandas que se produce en la plaza: abajó la ilusión, el sueño hecho realidad de los que se visten de toreros; y arriba la alegría hecha bulla entre viandas y divertimento sin demasiadas exigencias. Obvio es decir que si unos dicen el toreo con sentido y sentimiento, los otros lo celebran con la emotividad propia de lo que abajo sucede.

     Y así fue, porque el mínimo detalle de algo distinto fue fácilmente apreciable por tendidos y gradas. Sobre todo si el toreo va dirigido directamente a lo sensible. O a lo conmovedor. Lo hizo Rafa Serna durante la lidia al buen sexto de Villamarta. La faena tuvo consistencia, rigor y sobre todo emoción tras un toreo refinado, de elegante trazo y bello final, hecho y dicho con eficacia y notable calidad. Con el magnífico natural cogió altura una obra sentida, profunda, expresiva e intensa. Unas formas que quedaron definidas por la hondura de cada trazo, el pulso rítmico y elegante, la armonía de cada muletazo enriquecida por la ligazón y, sobre todo, por el interés del bello remate. Faena que resultó plenamente emotiva y con el encanto de lo que ya casi no se fabrica.

     El alumno de la Escuela de Tauromaquia de Sevilla tiene en el detalle y el adorno la belleza y el disfrute. Lo mostró en la lidia del noble tercero desde el inicio de un trasteo desigual con ambas manos. Sólo dos excelentes naturales sobresalieron de un conjunto discontinuo finiquitado con contundente estocada que le valió la primera oreja. Luego habría de venir la ambición del triunfo a golpe de naturales con prólogo a portagayola y un capote que no es su fuerte. Los excelsos cambios de manos, pases por bajo y remates finales abrocharon una faena con firma de marca y Puerta del Príncipe.

     Samuel Ortiz se esforzó todo la noche en busca del triunfo. Con el complicado primero le fue imposible la continuidad de no más de dos muletazos. Demostrado esfuerzo sin recompensa. Quizá lo hizo todo por arriba cuando la compleja acometida del eral lo pedía por abajo. Mató con prontitud. Dejó muestra de su buen concepto con el cuarto. Más entonado logró aprovechar las nobles embestidas del buen novillo con valor y un toreo de izquierda que gustó por momentos. Faena, larga, monótona, de infinidad de pases que acabaron aburriendo y con el eral rajado en tablas. Tras descabellar dio la vuelta al ruedo.

     Al salmantino Juan de Dios se le apreciaron demasiadas carencias durante la lidia. No entendió la embestida del interesante segundo, enfrascándose en una lidia sin contenido, de pases cortos y escaso acople. Sólo al final logró agradar con el buen trazo del pase diestro y algún que otro natural. Al noble y flojo quinto le dio muchos pases sin que su toreo llegara al tendido con la contundencia deseada. A ambos erales los mató mal.

     Al final del festejo el jurado compuesto por los asesores artísticos del palco presidencial emitió su veredicto. Torearán la final del próximo jueves 31 de julio Pablo Aguado, Rafa Serna y Juan Carlos Carballo.


AL NATURAL

Pauloba 2.0

Francisco Mateos.-

     Andaba yo pensando durante la novillada de esta noche en la Maestranza que al menos hemos avanzado algo. Que si la anterior delegada de la Junta de Andalucía, Carmen Tovar, no hizo nada por los toros en la provincia sevillana, sino liarla a peor, al menos el actual delegado de la Junta, Javier Fernández, tampoco está haciendo nada por mejorarla pero tampoco la empeora; está dejando pasar el tiempo viendo el toro desde la barrera. Y bien dicho desde la barrera, porque el hombre se perdió muy poquitas en feria desde ese amplísimo y dicharachero callejón ‘de gratis’ que la Junta tiene la Maestranza. Pero si la anterior Carmen Chacón usaba dicho burladero, además de para ir ella gratis a los toros (hasta vestidita de flamenca), el actual delegado hace lo mismo pero al menos no mete en el burladero al cura de su pueblo, los primos, la mujer, el jefe de su mujer y hasta a sus amigos rocieros (si es que es rociero Javier Fernández, como su compañera Tovar). Este delegado Javier Fernández, presuntamente, usa los palcos de convite que le regala la Maestranza a la Junta, arriba cerca de presidencia, para al menos hacer afición a los toros en su propia familia, con su mujer e hijas, lo cual al menos es aceptable. Bastante menos malo es aprovechar las entraditas gratis de la Junta para colar a los hijos en una de promoción de verano e intentar hacer afición entre sus propios vástagos por el actual delegado Javier Fernández, que colar al ya crecidito marido de Carmen Tovar en el mismo palco de convite en plenas corridas lujosas de farolillos, como hacía antes Carmen Tovar. Poquito a poco vamos llegando a lo menos malo…

     Y me entretenía yo en estos pensamientos mientras saboreaba el buen toreo del sevillano Rafa Serna, que ya venía apuntando avances y éxitos en los bolsines de comienzo de temporada, hasta llegar hoy a explotar del todo con la Puerta del Prínicipe. La Escuela de Tauromaquia de Sevilla parece enderezarse. Quiero destacar el papel que está ejerciendo en la misma el sevillano Luis de Pauloba. Creo que está haciendo una buena labor y que puede ser su hueco natural de desarrollo de sus conocimientos. Joven, excelente torero, sin admitir injerencias, sufridor de la dureza del toreo para hablar con la claridad de los que saben que aquí no se está para perder el tiempo, y adapatado a las nuevas tecnologías de comunicación, este reinventado a sí mismo Pauloba 2.0 estuvo y está detrás de la explosión de Lama de Góngora el año pasado, al que llevaba años no sólo enseñándole en la Escuela de Sevilla, sino fuera de los horarios de la Escuela. Lo mismo con este nuevo valor de este año, Rafa Serna, al que también le ha dedicado muchas horas fuera de la Escuela para corregirle y formarle taurinamente; me gustó ese sincero abrazo en el callejón de Serna a Pauloba tras las dos orejas que le abrían la Puerta de Príncipe. Y se guarda en la manga Pauloba 2.0 aún a un ramillete de torerillos por mostrar, como el onubense pero sevillano de crianza y sentimiento Emilio Silvera, o Alfonso Cadaval. Me alegro de los triunfos de los valores sevillanos. Me alegro del trabajo y recompensa de Pauloba 2.0.  

 

 


 

GALERÍA GRÁFICA (Arjona)

Samuel Ortiz.

Samuel Ortiz.

Samuel Ortiz.

Juan de Dios.

Juan de Dios.

Rafa Serna.

Rafa Serna.

Rafa Serna.

Rafa Serna.

Rafa Serna.

Rafa Serna.

Rafa Serna.

Rafa Serna.

Rafa Serna.

Rafa Serna. 

 


 

 

Dejar respuesta

dos × tres =