MARIO DIÉGUEZ - Novillero

“Ser bohemio ahora mismo es un obstáculo, pero para mí sigue siendo una virtud”

0
1807
mario-dieguez
mario-dieguez

El novillero sevillano Mario Diéguez, tras torear recientemente la plaza de toros de Madrid, lo hará este próximo domingo en la Maestranza de Sevilla. En la entrevista concedida a SEVILLA TAURINA se muestra como es su propio toreo: tranquilo, con personalidad y con el convecimiento de lo que quiere y puede realizar en una plaza de toros.

LA FICHA

 
Nombre: Mario Diéguez Suárez.

En los carteles: Mario Diéguez.

Localidad: Coria del Río (Sevilla).

Fecha de nacimiento: 14/07/1985.

Aprendió a torear: Entre Coria del Rio y ‘La Pilarica’, en La Puebla del Rio.

Primera actuación en público: Paterna del Campo (Huelva), el 24 de agosto de 2005.

Paseíllos: 39 (entre novilladas y festivales).

Triunfos más destacados: Un rabo en Lebrija o la faena a un astado en Escalona (Toledo). Sin cortar trofeos, la buena imagen ofrecida en la novillada sin caballos en Sevilla y la pasada temporada en Las Ventas en Madrid.

Debut con picadores: Saint-Sever (Francia), el 23 de agosto de 2009.

Temporadas con picadores: Cinco más la temporada actual.


 

El novillero sevillano Mario Diéguez.

 

GALERÍA GRÁFICA
‘DE FRENTE’

Teresa Carreto.-

Si tuviera que presentarse, ¿quién diría que es Mario Diéguez?

Diría que no soy ni mejor ni peor que otro compañero, pero intento destacar entre todos con mi personalidad; me considero un loco del romanticismo igual que del arte, la bohemia, la inspiración y la naturalidad, entre otras cosas del toreo, de lo cual andamos escasos en la actualidad.

¿Por qué eligió ser torero?

Es vocación, porque unos lo consigan y otros no, somos muchos los llamados y poco los elegidos; en el 70% de los casos es vocación.

Recientemente ha toreado en la plaza de Las Ventas; fue una novillada complicada, ¿cómo se sintió?

Bueno, la verdad que las sensaciones fueron bonitas al estar anunciado en San Isidro pero todo el que lo vio sabe que no fue una tarde buena para actuar y menos para crear o expresar debido al conjunto de las circunstancias. A pesar de todo creo que he pasado dignamente y dejé ver algo de lo que siento por esta profesión y con el concepto que lo afronto.

Después de los escasos festejos la temporada pasada, a pesar de ser uno de los novilleros más destacados, ha empezado con dos compromisos fuertes. ¿Cómo lo está afrontando?

Pues ilusionado, con muchas ganas y, sobre todo, esperando que salga según lo entrenado y deseado. La pena es no haber podido llegar a más en Madrid, haber llegado más preparado, y no sólo con cuatro festejos el año anterior y tres toros matados en el campo, y aún así romper temporada en Las Ventas. Pero me siento un privilegiado por ello y ahora con ganas de que llegue Sevilla el domingo.

Otra fecha importante esta temporada es el próximo domingo 15 de junio en la Real Maestranza de Sevilla, algo soñado. ¿Qué espera de esa tarde?

Las fantasías no me gustan; prefiero la realidad. Pero otra cosa diferente es soñar ¿no? Y ese sueño es el que todos los toreros tenemos, esa puerta de los sueños que se refleja en el Guadalquivir. Lo que más me gustaría sería poder expresarme toreando y a la vez poder disfrutar de ese coso tan bonito y especial, hacer disfrutar a todos los que se encuentren allí y que cuando salgan les haya aportado un poquito para seguir soñando con el toreo.

¿Cómo se ha preparado?

Me preparo día a día entrenando muy fuerte. Mientras unos se preparan en el campo, yo preparo la mente. Como dice un amigo mío y gran profesional, Manolo Corona, soy un torero a la antigua usanza.

Ha tenido una intensa preparación en Francia, matando incluso alguna novillada. ¿Por qué Francia? ¿Cómo ha sido su experiencia en tierras galas?

A Francia le debo mucho porque fue la que hizo que yo no fuese otro novillero más, como le pasó a otros compañeros, que aún teniendo muy buenas cualidades, después de las novilladas televisadas por Canal Sur en el proyecto ‘Fomento de la cultura taurina andaluza’ se quedaron parados y se aburrieron. A mí mientras tanto me dieron sitio y lo aproveché. Todo lo que toreé sin caballos fue en Francia hasta que debuté con los del castoreño. Después la cosa se puso mas difícil y sólo he podido hacer el paseíllo en esa tierra en dos ocasiones y algún festival. Allí es donde también me han dado la oportunidad de matar algún toro en mi preparación para Madrid. A mí me encanta, suelo sentir sensaciones de libertad en casi todas las ganaderías donde he asistido como invitado para tentar y donde suelo tener más libertad para crear y probar cosas. Quizá sea por la amistad de mi apoderado anterior con algunos ganaderos franceses.

Recientemente ha cambiado de apoderados. ¿Qué objetivos se han planteado para esta temporada?

Actualmente mi principal objetivo es Sevilla, intentando que no me domine la presión y buscar más el disfrutar de las sensaciones de una tarde así sin dejar de pisar el acelerador. Y ya después los objetivos próximos los irán marcando los apoderados Jean Gilvert y Antonio Pérez. Sólo espero y deseo que sea muy positivo.

¿Sueña con la alternativa? ¿Con quién le gustaría compartir cartel y en qué plaza?

Sinceramente no la sueño, aunque es lo que más desearía, pero la veo tanto lejos como cerca, y como nunca se sabe… tal y como están las cosas, ni uno sabe cuánto va a torear, aunque espero que sea mucho y poder meterme en ese sueño que otros años tanto soñé: una alternativa bonita. Habrá que ser positivo y pensar que todo llegará.

Su toreo bebe de las fuentes de toreros con duende y esencia, pero si le nombramos al maestro Rafael de Paula siente algo especial…

Sólo nombrarlo los vellos se me erizan. Hablamos de otra galaxia donde se mezcla todo lo que se puede soñar en el torero. Viendo a don Rafael una tarde todo lo soñado puede hacerse realidad; es magia y fantasía, y eso no se puede explicar con palabras, eso hay que verlo.

Es un torero con aires diferentes, ¿es una virtud o un obstáculo?

En la actualidad y tal como está el toreo sé que es un obstáculo, pero para mí personalmente es una virtud y bendita sea. Cuando lo puedo sentir le aseguro que no me cambio por nadie y prefiero quedarme en casa antes que ser infiel a mi concepto del toreo o hacer cosas que no sienta o no me gusten, respetando a todos los compañeros y a todo el que se pone delante del toro.

¿Cómo ha visto la polémica de la Feria de Abril en Sevilla? ¿Cree que hace falta un cambio?

Es una Feria de máxima categoría y en parte me da alegría por los toreros que han tenido más oportunidades, pero creo que en una Feria deben estar también las figuras. Desde la ignorancia no he seguido al dia la polémica porque vivo un poco más en el toreo desde la sombra, en la intimidad, entrenando y preparándome para mi temporada.

Qué le diría al aficionado para que vaya a verle el domingo…

Sinceramente no sabría contestar a esta pregunta, porque no soy el más apropiado para ofrecerme o ‘venderme’ al aficionado. Creo que ya la gente me conoce algo y en el toreo estamos toreros de todos los gustos para el aficionado; sólo puedo decir que el domingo estaré en Sevilla.

 

El novillero sevillano Mario Diéguez.


DE FRENTE

 

Para estar en forma necesito dormir… lo justo para luego cumplir en los entrenamientos; hay que estar descansado.

Para comer… un poco de todo, aunque soy muy delicado para ser pobre (se ríe).

Y para beber… normalmente tomo de todo sin alcohol, quitando alguna ocasión especial; en la plaza agua o bebida isotónica para deportistas.

El postre lo reserva para… para mí, o si es un triunfo toreando me gusta compartirlo con mi gente.

Tres toreros y una razón para cada uno… ¡ufff!, difícil porque tengo más de tres, pero en primer lugar Rafael de Paula porque viendo una faena suya me ha hecho emocionarme y eso es difícil; Manzanares padre porque le he visto faenas sublimes con mucha torería y empaque; y Morante de la Puebla porque es un soñador y creador de sueños en el toreo.

Una película… varias, entre ellas ‘Piratas del Caribe’, ‘Transporter’… en especial las de acción.

Un deporte para practicar… me gusta jugar al fútbol.

Un deporte para ver… veo poco deporte y no sabría decirte.

Tres plazas y una razón para cada una… Madrid por su grandeza y repercusión; Sevilla por su encanto y sensibilidad; y Jerez por su fantasía e inspiración torera, aunque tengo algunas más.

Si fuera sólo aficionado seguiría por las plazas a… actualmente seria del ‘Morante Tour’, aunque tengo un abanico amplio por mas toreros que tienen cosas muy buenas y se aprende mucho. También sería seguidor de Finito de Córdoba.

Algo que me cabrea… sólo me cabreo cuando me tientan mucho o se meten en contramano, pero normalmente me mantengo al margen y no me suelo enfadar con la gente. Sólo me gustan las cosas claras, por derecho y a la cara; si no es asi, sí me enfado.

Algo que me divierte… montar a caballo, salir a andar o correr sólo con mis perros, disfrutar de la buena compañía,…

Un sueño por cumplir… son muchos, pero sobre todo llegar a ser un torero importante.

Un sueño cumplido… si es desde que empecé serían todos los vividos, pero si es desde que debuté con caballos sería tener el privilegio de torear una goyesca, hacer el paseíllo en Madrid y ojalá Sevilla también sea un sueño cumplido el domingo.

Lo que recuerda con más ternura de la infancia… los momentos vividos con mis amigos del barrio, porque después cuando empecé a querer ser torero estaba casi siempre con mi banderillero entrenando en el campo; también guardo recuerdos con mucho cariño de sentirme privilegiado porque siempre hice, fui o me junté con quien yo quise e hice lo que siempre he deseado.

Un refrán… aunque suene fuerte, pero es un refrán: “lastima tener que acariciar cabezas que deberían de estar cortadas”, pero nunca me lo apliqué (se ríe). Y otro muy bueno y que me encanta es “te puede cambiar la vida en menos que tarda un hombre en afeitarse”; este desde que lo dijeron me llegó tanto que lo intento aplicar cada tarde, sobre todo cuando toreo.

De mayor quisiera ser… una figura con mi concepto y disfrutar del torero desde la intimidad.

Por ser torero he tenido que sacrificar… se dejan muchas cosas en el camino, pasan a ser menos prioritarias y las que pasan es porque tú las eliges, asi que no creo que sean sacrificadas ni negativas porque tú eliges ese camino. Quizá se te van algunas amistades, aunque cuando hay verdad en una amistad no se pierde nunca.

Tres manías, tres supersticiones… tengo por costumbre despedirme de los santos en mi casa antes de salir para torear, intentando llegar a no rodearme de tanto simbolismo para que no me afecte y echarle las culpas a los santos; también a mis familiares y en especial a mis sobrinos, que son mi debilidad.

Un color de vestido… blanco y azabache; también están entre mis preferidos el caña y azabache, o el sangre de toro y azabache.

Lo mejor de la vida… vivirla y disfrutarla cada uno en lo suyo y a ser posible conseguirlo.

Lo peor de la vida… que no nos toque vivirla.

 


 

GALERÍA GRÁFICA

Mario Diéguez.

Mario Diéguez.

Mario Diéguez.

Mario Diéguez.

Mario Diéguez.

Mario Diéguez.

Mario Diéguez.

Dejar respuesta

Doce − Diez =