Apoderará al sevillano Miguel Ángel León

Vuelve Manuel Morilla

0
1219
Manuel Morilla levanta su muleta intentando agredir a los fotógrafos a la salida del Juzgado el pasado 16 de octubre. (FOTO: ABC-Sevilla)
Manuel Morilla levanta su muleta intentando agredir a los fotógrafos a la salida del Juzgado el pasado 16 de octubre. (FOTO: ABC-Sevilla)

El taurino sevillano Manuel Morilla regresa a la actividad taurina. Tras dedicarse a la política municipal en su pueblo de Morón de la Frontera, ha alcanzado un acuerdo con el novillero sevillano Miguel Ángel León para convertirse en su nuevo apoderado la próxima temporada.

Redacción.-

     El taurino sevillano Manuel Morilla regresa de nuevo a los toros. Tras estar apartado varios años de la actividad taurina, el sevillano regresa de forma activa al apoderamiento, tras el acuerdo alcanzado con el novillero sevillano Miguel Ángel León, de Gerena, que fue uno de los finalistas del ciclo de promoción de la Maestranza el pasado verano, según informa ABC-Sevilla.

     Manuel Morilla destacó como apoderado, sobre todo de Jesulín de Ubrique, con el que llegó a lo más alto. También es el propietario de la plaza de toros de Morón de la Frontera, de reciente construcción pero que desde hace varias temporadas permanece sin actividad taurina.

     Morilla se ha dedicado en los últimos años a la política activa, en las filas del Partido Popular, logrando la alcaldía de su pueblo de Morón de la Frontera. Hace escasas semanas ha sido setenciado por el Juzgado Penal 5 de Sevilla, aunque el juicio no llegó a celebrarse porque Morilla se declaró culpable y aceptó la condena pedida por el fiscal y la acusación particular que ejercieron los vecinos afectados. Ha sido condenado por consentir -cuando era alcalde- la instalación de industrias en un antiguo secadero de algodón situado en un terreno calificado como «de uso agropecuario», donde se instaló un aparcamiento para 150 camiones, una empresa de tapicería de muebles, y un centro de lavado y engrase de vehículos, permitiendo la «consolidación de hecho de un polígono industrial totalmente ajeno a la legalidad», como sostenía la acusación de la Fiscalía de Medio Ambiente.

     Además de los siete años de inhabilitación para cargo público, Manuel Morilla ha sido condenado a una multa de doce meses con cuota diaria de tres euros, lo que equivale a 1.080 euros. A la salida del Juzgado sevillano para oir la sentencia el pasado 16 de octubre, Manuel Morilla protagonizó un incidente con algunos fotógrafos, a los que levantó su muleta en un intento de agresión por los nervios del momento. Quizás esta imposibilidad para seguir ejerciendo un cargo público le haya empujado finalmente a regresar al que siempre fue su mundo, el taurino.

Dejar respuesta

dos × cinco =