Propiedad del sevillano Joaquín Morales

Un Juzgado de Dos Hermanas embarga los toros de Torrehandilla

0
3056
El empresario sevillano Joaquín Morales, propietario de las ganaderías embargadas, en la finca 'La Marquesa', también embargada.
El empresario sevillano Joaquín Morales, propietario de las ganaderías embargadas, en la finca 'La Marquesa', también embargada.

Un Juzgado de Dos Hermanas ha decretado el embargo e inmovilización de los toros de las ganaderías de Torrehandilla y Torreherberos, propiedad del empresario sevillano Joaquín Morales. En febrero también decretó el mismo Juzgado sevillano el embargo de los hierros y la finca debido a deudas impagadas.

Redacción.-

     El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 4 de Dos Hermanas (Sevilla) ha enviado a la Unión de Criadores de Toros de Lidia un escrito para que proceda a inmovilizar todas las reses de los hierros de Torrehandilla y Torreherberos. El escrito dice textualmente «se proceda a inmovilizar la actividad ganadera de las reses marcadas con los hierros embargados denominados Torrehandilla – UNZ- y Torreherberos -UGB- propiedad del hierro ejecutado PROJISA S.A., tanto en los referente a la venta de las citadas reses, lidias (ya convenidas o por convenir), herrados de nuevos nacimientos, etc».

     Según publica mundotoro.com, esta orden es la continuación de otras resoluciones judiciales causadas, supuestamente, por una deuda y/o impago contraída por la propietaria de los dos hierros (PROJISA S.A.) con la empresa Forcemalla, especializada en cercados de fincas. Fuentes de esta última empresa afirman que la deuda con sus intereses rondaría los 30.000 euros.

     Tanto los hierros de Torreherberos como Torrehandilla (que lidiaron en la pasada Feria de Abril), así como la finca ‘La Marquesa’ donde pastan sus toros, fue adquirida en pasados años por una de las sociedades del constructor sevillano Joaquín Morales, de Dos Hermanas, quien fuera máximo accionista del equipo de futbol del Jerez, donde también ha tenido problemas de embargos y su gestión fue duramente criticada. Su andadura en el tema taurino la comenzó como apoderado del torero local de Dos Hermanas, Juan Manuel Benítez.

     La finca ‘La Marquesa’, donde pastan estos toros, se encuentran en el término municipal de Vilches (Jaén), también tenía orden de embargo desde el mes de marzo. Así lo decretó el mismo Juzgado de primera instancia nº 4 de Dos Hermanas, en Sevilla, que establecía que se embarguen «por vía de mejora» el hierro para marcar la ganadería. Este Juzgado, además indicaba que «se libre oficio a la Unión de Criadores de Toros de Lidia de Sevilla para la efectividad del embargo acordado».

     De este modo, la propiedad de estos hierros, que pertenecían a la empresa PROJISA S.A., han pasado a estar depositados en el empresario de Navas de San Juan, Antonio Cánovas Parrilla, que había iniciado un procedimiento de embargo, al parecer, por no haber percibido el pago por trabajos realizados en la finca ‘La Marquesa’.

     Con fecha 20 de febrero pasado, la secretaria judicial de este Juzgado de Dos Hermanas, María Francisca Nogales Pérez, ha realizado una Diligencia de Ordenación, por la que se nombra depositario de los bienes muebles embargados en este procedimiento –los dos hierros- a Antonio Cánovas Parrilla, parte ejecutante del embargo.

     También indica María Francisca Nogales, que «se libre mandamiento autorizando la Comisión judicial para que se señale día y hora para que la parte ejecutada haga entrega de los citados hierros a la parte ejecutante, representada por Manuel Terrades Martínez del Hoyo». Aunque cabe recurso de Reposición, la diligencia expresa que se lleve a efecto la entrega de los hierros a Antonio Cánovas.

     Esta sentencia uede suponer un duro golpe para la ganadería del empresario sevillano, que no podrá utilizar estos hierros para marcar a sus toros, al menos, mientras se soluciona el recurso de Reposición. Más grave sería que los perdiese definitivamente.

     Antonio Cánovas tiene una empresa que se dedica a realizar trabajos de instalación de mallas y vallado en fincas. El impago de estos trabajos por parte de los propietarios de esta finca le ha supuesto al demandante un importante revés para la economía de su empresa, que espera ver ahora resarcidas, en alguna medida sus deudas.

Dejar respuesta

19 + 12 =