DESDE EL TENDIDO 2

Éxito de público

0
834
Excelente asistencia de público a las novilladas de promoción. (FOTO: lamaestranza.es)
Excelente asistencia de público a las novilladas de promoción. (FOTO: lamaestranza.es)

«…Las novilladas sin caballos han resultado un éxito rotundo. La única nota discordante la pusieron miembros de los equipos de seguridad, revisando las viandas de los espectadores y haciendo quitar los tapones de las botellitas de agua ¡Señores, un poco de cabeza! Para una vez que se da con la ‘tecla’… Las cervezas las llevamos para beberlas; no se las vamos a tirar a nadie…»

Ignacio Sánchez-Mejías.-

     Las novilladas sin caballos de este año han resultado un éxito rotundo de público. Una gran noticia. Para la nocturna final del último jueves, ya metidos en el mes de agosto, hubo largas colas desde que abrieron las taquillas, resultando que tanto los tendidos como las gradas de sol estaban llenos y los tendidos de sombra también, siendo más flojita de entradas en sus gradas. Mucha gente joven, pertrechados de viandas para pasar la noche en buena compañía de amigos o familia. Se ha dado con la tecla de horario y precios, a lo que han contribuido los jóvenes novilleros aportando ilusión a los aficionados. La empresa ha tomado buena nota y plantea las novilladas de septiembre con el mismo horario.

     La final también resultó interesante y entretenida. León disfrutó del mejor lote, un gran primero al que toreó bien y mató mal y un segundo al que no entendió bien y mató peor. Pavón, por el contrario tuvo peor material, pero también mató mal. Lama de Góngora es un torero distinto, de los que dicen que tiene el ‘duro’. Si ya nos encantó con los novillos buenos, en la final con los menos buenos también estuvo superior. Lidiando, queriendo hacer las cosas bien, sin dejar tropezar los engaños, despacio. Si la noche no tuvo la apoteosis de la anterior actuación, sí demostró que este torero lo es con el bueno y con el malo y deja intactas las esperanzas en él depositadas.

     Insistimos en la necesidad de que en las escuelas taurinas entrenen mucho más la suerte suprema. Entendemos que es lo más difícil de enseñar y de aprender, pero no es de recibo que novilleros que todo parecen hacerlo bien, a la hora de matar pinchen de mala manera y feas formas; y no ya estocadadas bajas, sino en los mismos sótanos o en el cuello. Esto hay que mejorarlo.

     La única nota discordante la pusieron algunos miembros de los equipos de seguridad, revisando en la Puerta del Príncipe las viandas de los espectadores y haciendo quitar a varias señoras los tapones de las botellitas de agua ¡Señores, un poco de cabeza! Para una vez que se da con la ‘tecla’ no vayan ustedes a matar la gallina de los huevos de oro otra vez. Las cervezas las llevamos para beberlas; no se las vamos a tirar a nadie.


*Ignacio Sánchez-Mejías es economista, auditor de cuentas, socio de SMT Auditores y profesor asociado de la Universidad de Sevilla / Publicado en el blog ‘Desde el tendido 2’ de ABC-Sevilla.

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

6 + doce =