Se encara con el presidente en Alicante

Morante se enfada

0
899

Monumental enfado el que se pilló el sevillano Morante de la Puebla ayer jueves en la plaza de toros de Alicante. El presidente no le concedió la segunda oreja solicitada por el público y no paseó la única oreja concedida, mostrando unas gafas al presidente, en clara alusión a que las usara para que viera mejor. Singular gesto, pero quizás poco torero.

Dejar respuesta

cuatro × cinco =