BALANCE 2011 - Los novilleros

Sevilla, una temporada histórica (III)

0
843
Rafael Cerro. (FOTO: López-Matito)
Rafael Cerro. (FOTO: López-Matito)

SEVILLA TAURINA ofrece al lector un recorrido por lo más destacado de la temporada taurina sevillana de 2011. En este tercer bloque se analizan las actuaciones de los novilleros con picadores y noveles que han destacado en los festejos celebrados en la Maestranza.

Manuel Viera.-

     Interesantes resultados se obtuvieron en el apartado de novilladas. Buena presentación del ganado que adoleció también de fuerza y casta. Rafael Cerro en la tarde de su debú encontró su máxima manifestación con la izquierda, con la que confirmó unas formas que se distinguieron de las demás. Juan del Álamo y López Simón se toparon con las escasas fuerzas de los novillos de Espartaco. David Galván hizo lo más destacado con los utreros de Montecillo. Víctor Barrio reveló diversidad con el capote y firmeza con la muleta, y a Vanesa Montoya le pesó la responsabilidad. Sergio Flores dejó dicho con los ‘guardiolas’ que quiere ser torero. Martín Núñez atisbó su buen estilo y poco más. A Miguel Giménez, con el peor lote, le faltó actitud.

     Ni Duffau, ni Silveti, ni Jiménez ofrecieron sólidos argumentos para la credibilidad de sus formas con el interesante juego de los utreros de Javier Molina. Sin embargo, Jiménez Fortes expuso su solvencia, oficio y buen gusto con los de El Serrano. Se descubrió un perfecto estoqueador en Manuel Fernández, e Ignacio González agotó su tiempo en probaturas de escaso contenido. Fernando Adrián debutó y mostró su buen toreo con el mejor utrero de la notable novillada de Montealto, la tarde en la que Espaliú fue herido de gravedad y Mario Alcalde dejó demasiadas muestras de sus carencias. Emilio Huertas toreó despacio y mató de forma excepcional un bien presentado ‘villamarta’. También muy despacio y con mano baja lo hizo Damián Castaño, estando con enorme firmeza, ante el peor lote, Gómez del Pilar. En la denominada novillada de triunfadores, con complicadas reses de Los Azores, Adrián malogró con la espada una interesante faena, Flores anduvo frío y pulcro, y Cerro no tuvo opciones para ratificar lo hecho en anterior actuación.

     También en el ciclo de promoción atisbaron cualidades y calidades algunos de los jóvenes aspirantes. Tomás Angulo, a la postre ganador del certamen, reveló conocimiento, buen gusto y expresividad con buenos novillos de El Serrano. Tomás Campos demostró que sabe torear con el capote, Brandon Campos goza de un extraordinario valor y buen gusto, José Ángel Fuentes posee una exquisita calidad en sus formas, y Álvaro Sanlúcar, que basó su toreo en lo fundamental y el fascinante detalle, se hizo merecedor de estar en la final.


GALERÍA GRÁFICA (López-Matito)

Rafael Cerro.

David Galván.

Manuel Fernández.

Jiménez Fortes.

Sergio Flores.

Antonio Espaliú.
     

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

9 − 1 =