REAL MAESTRANZA - 1ª novillada promoción

Tomás Angulo, el toreo en la medianoche

0
735

Tomás Angulo, que ha cortado dos orejas, ha realizado lo más destacado de la interesante novillada de El Serrano. El también diestro de Badajoz, Tomás Campos, paseó el apéndice del sexto tras finiquitarlo con contundente estocada. El sevillano Manuel Rodríguez no logró más que palmas tras la estocada a su primero.

LA FICHA

 

ERALES: Se han lidiado erales de El Serrano, aceptables de presentación y de interesante juego. Destacaron el noble primero y los encastados segundo y quinto.
  

NOVELES:Manuel Rodríguez, de la Escuela de Sevilla, de azul purísima y oro, silencio tras petición con aviso y silencio.
Tomás Angulo, de Badajoz, de grana y oro, ovación y dos orejas.
Tomás Campos, de la Escuela de Badajoz, de azul pavo y oro, vuelta al ruedo y oreja.

 
INCIDENCIAS: Un cuarto de plaza. Se guardó un minuto de silencio en memoria del torero sevillano Manolo Carmona.

 

 

SECCIONES

GALERÍA GRÁFICA
(Eduardo López)
AL NATURAL
Buscar clientela

 

Manuel Viera.-

     De manera que hubo fiesta para todos. Tan sólo se tuvo que elegir entre la emoción revivida o el divertimento celebrado. Emoción que provocó en su gente quien supo aunar el conocimiento, el buen gusto y la expresividad de unas formas con las que supo dar soluciones originales a una noche que fue suya de principio a fin. Posiblemente la faena al quinto, el extraordinario eral de El Serrano, más sentida que completa, resultó admirable. Y es que Tomás Angulo quiso, desde que se fue a la boca de riego a esperar al segundo de la noche, iniciar su vuelo en la Maestranza.

     Angulo aunó esfuerzos mostrando una personalidad muy definida para dar sorprendente solución a una lidia no siempre convincente, pero sí emotiva. Una colección de pases zurdos y toreros detalles sirvieron para reconstruir una faena que se quedaba a medias por falta de continuidad. Lo mejor, sin embargo, no fue el sabroso toreo, sino la forma de hacerlo, la manera de entenderlo, y sobre todo la contundente estocada con la que tumbó al buen novillo. Sorprendente. Las dos orejas fueron pedidas por sus allegados con enorme griterío. El palco, sin más problemas, las concedió.

     Tomás Angulo le hizo todo lo que sabe al segundo. Lo toreó vibrante con el capote, replicó al saludo de Campos por chicuelinas, para después realizar un trasteo discontinuo entre desarmes, punteos de las telas y notables muletazos a derecha a izquierda, muy auténticos y muy toreros. Unos ayudados por alto con sabor pusieron fin a su interesante actuación.

     Este otro Tomás apellidado Campos sabe torear con el capote. Los lances a la verónica con los que recibió al tercero tuvieron despaciosidad y ritmo. Después, las complicadas embestidas del eral de El Serrano le obligaron hacer un toreo desangelado y discontinuo. E incluso le faltó serenidad para aprovechar el buen pitón izquierdo del eral. No obstante, tras la buena estocada le aplaudieron durante la vuelta al ruedo. Al sexto, Tomás Campos, le cortó la oreja tras finiquitarlo con otro buen espadazo. De todas formas a la faena le faltó mando y naturalidad, aunque no poder y ganas.

     A Manuel Rodríguez le costó un mundo fijar en la muleta a su primer novillo. Y entre intentos y esfuerzos por conseguir su objetivo trascurrió una faena de infinidad de pases cansinos y sin emotividad, pese a que la banda de Tejera se esforzara con su excepcional música levantar los ánimos de los aburridos tendidos. Mató de estocada. El cuarto, un eral de descompuestas embestidas, no le dejó mostrar sus formas por más que lo intentó. Faena que se convirtió en interminable y en la que sólo cabe destacar algún que otro natural de buen trazo.

     La nueva formula impuesta –seis para tres- bien que ha sido aprovechada por Angulo. Un aspirante con posibilidades que bien tiene ganado un puesto en la final.


AL NATURAL

Buscar clientela

Francisco Mateos.- 

     Comenzó el ciclo de promoción con triunfo de dos noveles… ninguno sevillano. Es curioso como, año tras año, destacan noveles foráneos (sobre todo extremeños y portugueses) y se alzan casi siempre con los puestos de triunfadores a pesar de la amplia mayoría de aspirantes sevillanos. Algo debe fallar en Sevilla. Y comenzó el ciclo de promoción de forma más tibia que años anteriores en la afluencia de público. Entradas desde 6 euros, más barato que ir al cine. Pero creo que la empresa vuelve a fallar en dos aspectos: aplicar la política de precios escalonados del resto de la temporada, y en la promoción y difusión de ciclo.

     Respecto a lo primero, más de la mitad del cuarto de plaza registrado se agolpaba en los tendidos de sol, y muchos de ellos habían comprado localidades altas, de gradas, para bajarse al tendido de sol (figuradamente, porque es de horario nocturno) saltando el balconcillo. Sería bueno probar que existan sólo dos tipos de entradas: general de tendido de sol y general de tendido de sombra. Y punto. Sin numerar. Que cada cual se siente donde mejor le parezca. Si además de intentar sacar nuevos valores del toreo, con estos festejos de promoción se busca también nuevos aficionados, ¿por qué aplicar una política de precios escalonados con 20 importes de localidades diferentes? Entrada general de tendido de sol, y entrada general de tendido de somre, y con eso basta. Y los menores de 12 o 14 años que asistan acompañados de un adulto, sin pagar. Y hagamos un ‘abono familiar’, con tres entradas al precio de dos. Y recuperar el abono que pusiera en práctica el recordado Diodoro Canorea, con un descuento del 50% comprando las cinco novilladas.

     Y después lo de la promoción publicitaria. Salvo alguna cuña de las clásicas de toda la vida que he oído en alguna emisora de radio, más de lo mismo: el cartelito colocado en las esquinas de siempre. Y ya no sirve lo de ‘cartel en la esquina, olla en la cocina’. La Fiesta atraviesa momentos muy delicados, y Sevilla ha sufrido esta temporada un receso importante de afluencia de público. La empresa no puede esperar detrás de las incómodas ventanillas de taquilla a que el cliente llegue. La empresa, en estos complicados momentos, tiene que salir fuera de la plaza a buscar la clientela. La inercia se está rompiendo. Es necesario muchísima más imaginación. Y si la empresa está agotada, cansada, sin ideas y sin ganas de esfuerzo adicional, pues que deje paso a otra.

 

 

 


GALERÍA GRÁFICA (Eduardo López)

AVISO a los lectores.

Manuel Rodríguez.

Manuel Rodríguez.

Manuel Rodríguez.

Manuel Rodríguez.

Manuel Rodríguez.

Manuel Rodríguez.

Tomás Angulo.

Tomás Angulo.

Tomás Angulo.

Tomás Angulo.

Tomás Angulo.

Tomás Angulo.

Tomás Angulo.

Tomás Angulo.

Tomás Angulo. Tomás Campos. Tomás Campos.
Tomás Campos. Tomás Campos. Tomás Campos.
  Tomás Campos.  

 

 

Dejar respuesta

6 + tres =