Moeckel: «La Junta de Andalucía por un lado apoya el toreo y por otro se lo está cargando»

0
763

El abogado sevillano Joaquín Moeckel (Protauni) logra que la Justicia dé la razón al jinete sevillano Diego Ventura tras su supuesta incomparecencia en la plaza de toros gaditana de Conil de la Frontera en 2007, motivo por el que fue denunciado por la Junta de Andalucía. Asegura que «la Junta de Andalucía ha tenido que meterse el rabo entre las piernas».

Redacción.-

     El Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1 de Sevilla ha dado la razón a Diego Ventura en el juicio que éste mantenía con la Junta de Andalucía a raiz de una supuesta incomparecencia en la plaza de toros de Conil de la Frontera (Cádiz) el 10 de junio de 2007. Ventura, que tenía un contrato «a convenir» con la empresa de Conil, toreó finalmente ese día en Granada, motivo por el que fue denunciado por la Junta andaluza, que consideraba que el rejoneador había incumplido su contrato. La Juez encargada del caso no sólo ha anulado la sanción administrativa de 6.000 euros que la Junta de Andalucía pretendía imponer al rejoneador, sino que establece que ha de ser la Administración la que se haga cargo de sufragar los costes que ha generado el procedimiento judicial.

     El abogado del rejoneador, el sevillano Joaquín Moeckel (Protauni), en declaraciones a la revista ‘Aplausos’, ha asegurado que lo más importante de la sentencia es que un contrato «a convenir» no tiene ninguna validez legal y que, simplemente, se trata de un ‘pacto preliminar’ entre torero y empresa. «Lo primero que hicimos fue demostrar a través de un Tribunal de Justicia Laboral que un contrato ‘a convenir’ no era un contrato, por lo que Diego no tenía la obligación de cumplir con ese trato preliminar que había adquirido con la empresa de Conil», comenta Moeckel, que añade que «en ese momento, sugerimos a la Junta de Andalucía paralizar el proceso, pero ésta, a pesar de tener conocimiento de lo que dictaba el Tribunal Laboral, se obstinó en querer cobrar la multa y seguir con el caso adelante. Luego, cuando vio que tenía el caso perdido, quiso echarse atrás, pero ya era tarde y ahora, tal y como ha dicho la juez, deberá no sólo retirar la multa, sino hacerse también cargo de los 7.000 euros que ha costado el juicio».

     Moeckel, sin pelos en la lengua, ha dicho que «la Junta ha tenido que meterse el rabo entre las piernas y, tras tres años de litigio, ha querido a última hora subsanar el patinazo que ha pegado. Juega con una doble moral, por un lado apoya el toreo y por otro se lo está cargando. Querían recaudar la multa de Ventura e inhabilitarle para actuar en Andalucía y ha terminado perdiendo y pagando los costes del juicio». Moeckel ha concluido manifestando que tanto él como Diego Ventura están «muy satisfechos» y que «siempre que se produzcan abusos por parte de la Administración seguiremos luchando para corregirlos».


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

siete + seis =