BALANCE de la jornada

Daniel Luque corta una oreja en Zaragoza

0
702
Daniel Luque esta tarde en Zaragoza. (FOTO: burladero.com)
Daniel Luque esta tarde en Zaragoza. (FOTO: burladero.com)

El diestro sevillano Daniel Luque le ha cortado una oreja a su segundo toro de la ganadería de Núñez del Cuvillo. Sin embargo, pese al trofeo logrado, en sus dos astados quedó la sensación de que se podría haber sacado más premio del logrado por el torero de Gerena.

Redacción.-

     El balance de las actuaciones de toreros sevillanos que han realizado el paseíllo hoy, lunes 11 de octubre, ha sido el siguiente:

CORRIDAS DE TOROS

  • Zaragoza: Se han toros toros de Núñez del Cuvillo, manejables. El Tato, palmas y silencio. El Juli, oreja y saludos tras aviso. Daniel Luque, vuelta al ruedo y oreja tras aviso. Plaza llena.

     Según crónica de burladero.com sobre la actuación de Daniel Luque esta tarde en Zaragoza, «el toro de premio fue el tercero. Suelto de carnes y con dos agujas por pitones, aunque lavado de cara. El castaño se empleó en un templado saludo de Luque y en dos puyazos fortísimos en el caballo, metiendo los riñones y abajo siempre. A pesar de la tunda en el caballo se empleó con celo y bravo fondo en la muleta de un Luque que comenzó a lo grande y que dejó una importante serie primera al natural. Sin embargo, el toro le fue ganando la pelea al sevillano, que no volvió a dejar una serie rotunda y buscó acortar distancias, cuando el bravo Cuvillo pedía sitio y continuidad. Tuvo ganas Luque, y dejó buenos cambios de mano al final, pero el toro de Cuvillo se arrastró bajo una sonora ovación dejando la sensación de que había para más. Y Luque se dejó la oreja en el camino con un horrendo metisaca. El sevillano tardó en cogerle el aire al sexto, que esperaba un poco pero fue agradecido en sus embestidas. Luque inició por abajo y después se fue templando en una faena con demasiados dientes de sierra y pausas entre muletazos. Hubo naturales de carteles, mecidos, encajada la planta y las zapatillas. También adornos y remates con gusto, volviendo a la plaza loca con el achique de espacios. Pero a la faena le faltó mayor rotundidad. Y que el espadazo sin puntilla llegase a la primera».

Dejar respuesta

3 − uno =