Los tendidos de sol de la Maestranza tendrán que reformarse el próximo año

0
834
Marcados en una elipse roja las dos únicas escaleras para todos los tendidos de sol (casi la mitad de la plaza)
Marcados en una elipse roja las dos únicas escaleras para todos los tendidos de sol (casi la mitad de la plaza)

La moratoria del Reglamento Taurino Andaluz de 2006 de cinco años para adecuar el número de escaleras y pasillos obligatorios en plazas de especial consideración o catalogación expira el proximo año. La Delegación de la Junta en Sevilla asegura a la Unión de Abonados que existen conversaciones abiertas con la empresa y la propiedad en ese sentido.

Francisco Mateos.-

     La plaza de toros de la Maestranza tendrá de nuevo que realizar obras el próximo año. Los tendidos de sol sólo presentan dos escaleras verticales que a todas luces son insuficientes para canalizar la importante masa de espectadores que se acomodan en dichos tendidos. El Reglamento Taurino Andaluz recoge en su articulado un número de escaleras mucho mayor, con unas medidas de ancho mínimas. Esta normativa taurina andaluza entró en vigor en 2006. Desde ese mismo momento es de obligatorio cumplimiento para todas las plazas, pero se daba un plazo de cinco años para aquellos recintos taurinos que por su especial fisonomía o catalogación artística necesitaran de un especial estudio sobre cómo adecuarse a la obligatoria normativa de seguridad y comodidad de los espectadores.

     Los cinco años de moratoria expiran el próximo año, con lo que en 2011 deberán acometerse estas obras de adecuación a la norma y dotar a los tendidos de sol del número suficiente de escaleras, lo que volverá a mermar el aforo de la plaza sevillana, que en las dos últimas temporadas ha visto reducido su capacidad en más de 2.000 personas por las reformas de las gradas. La Delegación de la Junta en Sevilla, en una reciente reunión mantenida con los representantes de la Unión Taurina de Abonados de Sevilla, ha asegurado que se vienen manteniendo reuniones tanto con la empresa Pagés como con la propietaria -la Real Maestranza de Caballería– para acometer estas necesarias reformas.

Dejar respuesta

2 × 3 =