Toros y política en la noche sevillana de manos de Padilla y Suárez Illana

0
649

Juan José Padilla, matador de toros de Jerez de la Frontera, y Adolfo Suárez Illana, hijo del primer presidente de un Gobierno democrático español, dialogaron de las relaciones entre el mundo del toro y la política sobre el escenario del antiguo Teatro Álvarez Quintero de Sevilla. Suárez Illana acertó al definir la Fiesta como «ni de izquierdas ni de derechas, sino española».



Padilla y Suárez Illana, antes de la charla.
FOTOS: Toromedia.

Carlos Moya.-

     Toros y política, dos campos unidos históricamente. Y en Sevilla han vuelto a convertirse en cómplices en clave de tertulia con la presencia del matador de toros de Jerez de la Frontera, Juan José Padilla, y el hijo del primer presidente de un Gobierno democrático que tuvo España, Adolfo Suárez Illana. Uno, romántico y valiente torero que recuerda por su estética a figuras como Paquiro o Manolete; el otro, un torero de sueño muy apasionado y políticamente correcto.

     Padilla y Suárez, amigos por cierto, protagonizaron en la noche sevillana la nueva edición del 'Mano a Mano' que se organiza en la Fundación Cajasol, moderado por el periodista José Enrique Moreno. Ambos se estuvieron echando piropos durante toda la noche: "Cuando te juegas la vida como Padilla, que va a que lo revienten, tienes que sentir un respeto enorme", comentó Suárez.


Juan José Padilla, en su salsa.

Y Padilla dijo que "Adolfo tiene una afición que llega a cansarte, quiere estar todo el día en tentaderos porque es más torero que político".

     También hubo momentos para la nostalgia, como cuando el hijo del ex presidente del Gobierno tuvo palabras de agradecimiento para su padre porque en su día "mi padre cuidaba de mí y ahora me toca a mí cuidar de él. La gente sabe lo que yo quiero a mi padre, pero el único sitio en el que no soy el hijo de Adolfo Suárez es en el ruedo", manifestó. Y hubo momentos curiosos a cargo también del diestro jerezano, que fue en las listas del Partido Popular en las últimas elecciones al Ayuntamiento de Jerez, aunque aseguró que "yo de política no sé nada, pero si me ofrecen Urbanismo…".

     Ambos coincidieron en que Enrique Ponce es uno de los mejores toreros del panorama actual, aunque Padilla admitió que a él le gustan mucho los toreros antiguos, "las patillas, la montera grande, que curiosamente me la regaló Adolfo… Me gusta mucho esa época, la de Joselito, Belmonte, Manolete, y otras más atrás como la de Paquiro".

     Si en política la democracia es un elemento fundamental, en el mundo del toro también porque se conceden los premios en función de lo que pide la mayoría, "pero en el País Vasco es difícil que te concedan la segunda oreja", comentó el gaditano. Por último, la charla tuvo su momento para la defensa de la Fiesta. Y Suárez dio en el clavo: "Cada vez que nos atacan se sufre mucho, pero la Fiesta de los toros es de España, ni de derechas e izquierda".

Dejar respuesta

dos × cinco =