Los toros de Valdefresno huyeron hasta de su sombra

0
942

Real Maestranza – 6ª de la Feria de Abril, Miércoles 2 de Abril de 2008

TOROS: Se han lidiado toros de la ganadería de Valdefresno, bien presentados; y un sobrero -en segundo lugar- del Conde de la Maza. Parado y descastado el primero, que dio dos volteretas que mermaron aún más sus escasas fuerzas. El sobrero lidiado como segundo, sin clase. Bueno, noble y con recorrido el tercero, el mejor de la mala corrida. Deslucido el cuarto. Mansos y huyendo los dos últimos.

ESPADAS:Antonio Barrera, de blanco y oro con los cabos negros, silencio y saludos.
Matías Tejela, de blanco y oro, silencio y silencio.
El Capesa, de nazareno y oro, saludos y silencio.

CUADRILLAS: Saludó tras parear bien al tercero Juan José Rueda 'El Ruso'.

INCIDENCIAS: Más de media plaza.

Otra mansada, sin paliativo, constituyeron los toros de Valdefresno esta tarde en la Maestranza. Antonio Barrera y El Capea fueron ovacionados tras esforzarse el sevillano con el cuarto, y conseguir el salmantino los mejores momentos de la tarde con el noble tercero. Matías Tejela no tuvo opción con el manso quinto y estuvo seguro con el complicado sobrero del Conde de la Maza lidiado en segundo lugar.


Espectacular pase de pecho de Barrera al tercero.
FOTO: Matito.

Manuel Viera.-

Nada más natural: la progresiva y depurada limpieza del campo ganadero se ha producido con las tres últimas corridas celebradas en la Maestranza. Las tres, cada una en su estilo, han tenido todos los ingredientes para convertir las dehesas de procedencia en reserva de la mansedumbre. Muy pocos, casi ninguno de los dieciocho toros lidiados, reactivó en los tendidos el viejo placer de la emoción.

Los toros de Valdefresno, mansos sin paliativos, han convertido tendidos y gradas en incómodo lugar para sestear. Los bostezos se sucedían sin solución de continuidad por cualquier rincón de la plaza. Y no era para menos. Unos tras otro deambulaban por el ruedo huyendo del caballo y buscando como locos la puerta de salida. En chiqueros se picaron y muy cerca de las tablas le platearon pelea sin conseguir nada a cambio. Sólo el tercero, con una notable embestida por el pitón derecho, fue la excepción de la regla.

Y para Pedro Gutiérrez 'El Capea' fueron las más claras embestidas de la tarde. Las aprovechó a medias. Porque no sólo por llamarse Capea se es capaz de generar la emoción esencial que constituye su quehacer en el ruedo. La simple percepción visual del que está arriba conecta


El Capea toreando sobre la derecha.
FOTO: Matito.

o no con lo que pasa abajo. Y ahí se acaba todo. O se acierta o no se acierta. Y El Capea, pese a los hilvanados y bien templados pases diestros al noble tercero, no acertó porque lo que le hizo al único toro con posibilidades de triunfo fueron sólo correctos y ligados muletazos a derecha que provocaron escaso placer visual y sin concepto. Porque aunque insiste el salmantino para que el pase sea plenamente puro e hilvanado, su característico toreo, robotizado y rígido, le impide hacer un toreo más natural, más sencillo y menos simplón, haciendo también imposible la deseada conexión con los tendidos.

No aprovechó El Capea todas las calidades del toro, y tras la estocada todo quedó en una ovación que le supo a gloria. Con el manso sexto anduvo con enorme voluntad y en su línea. Fue silenciado.

Antonio Barrera se estrelló con un inválido primero, mermado además por dos espectaculares volteretas completas, al que nada pudo hacer sino finiquitarlo de certero espadazo. Sin embargo, le pudo con la derecha al cuarto, después de llevarse el susto al recibirlo con larga cambiada en el tercio y ser arrollado sin consecuencias. Barrera le plantó cara con la muleta en la diestra


Un natural de Tejela.
FOTO: Matito.

hasta conseguir una faena sencilla en apariencia pero difícil en esencia, aunque sin capacidad para la emoción. Algunos de los muletazos, despaciosos y bien ligado destacaron en el intento, que acabó con la muleta en la izquierda y con el toro parado. Perfecta la estocada, y la ovación como premio.

A Matías Tejela le devolvieron el segundo por inválido y tuvo que pechar con un sobrero del Cond de la Maza que sabía latín; sobre todo en las embestidas por el pitón derecho. Complicado por encastado tuvo, el madrileño, que echarle sapiencia para doblarse con la fiera, no sin esfuerzo, en los inicios de faena. Una tanda de no más de dos naturales resultaron templados y con hondura. No hubo más. Intermitencia en un trasteo que acabó de pinchazo y media estocada. Al manso y huidizo quinto ni un pase.

NOTICIAS RELACIONADAS:

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

AL NATURAL

Te lo han puesto a huevo, Victorino

Francisco Mateos.-

¡Qué bien colocado estás en la Feria, Victorino! Este jueves de preferia es de arte. Si ya de por sí tus toros anunciados en la cartelería ya supone crear expectación, tras los tres petardos, tres, ganaderos consecutivos la cotización ha subido como la espuma. Ya te lo decía el propio Eduardo Miura en la reciente gala de premios Oros Taurinos de Antique, cuando te entregaba el galardón al recordado toro 'Borgoñés' del año pasado: "Enhorabuena Victorino, que seguro que el año que viene vuelves a recoger otro trofeo por el juego de tus toros… Bueno, nosotros (por Miura) también lidiamos, pero en fin, que tengas mucha suerte", quiso al final arreglarlo el presidente de la Unión de Ganaderos.

A menos de que se produzca un desastre imprevisible, el contrapunto que pondrá la de Victorino a las de Cuadri (cinqui y siis toros parados del Inem), Cebada Gago (se-va-a-dá-algo de tanto manso) y Valdefresno (o es Van-sin-freno y cuesta abajo de mansos) será todo un bálsamo a la carestía taurina de este mal comienzo de Feria de Abril, de la que sólo recordamos al torerazo de El Fundi con los de Palha y la explosión de Ventura.

¡Sálvanos, Victorino, del bostezo, la voracidad de comer pipas y hasta la siesta de más de uno…! Y por si acaso, enconmendémonos a la Divina Providencia Taurina para enderezar el torcido rumbo abrileño:

"Victorino nuestro que estás en cada Feria. Santificado sea por los aficionados tu nombre. Vengan a nosotros tus toros y hágase realidad la emoción en el ruedo como en los tendidos. La bravura nuestra de cada día dánosle hoy, y perdona a los toreros que no quieran tus toros, como nosotros perdonamos a la empresa de Sevilla por los tres petardos padecidos. No nos dejes caer en la tentación del toro dulzón de la figuritas y líbranos de los mansos. Amén". (Repetir diez veces antes de ir a dormir)

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

Dejar respuesta

cinco × 5 =