Diego Ventura, espectacular y emotivo, sale por la Puerta del Príncipe

0
1052

Diego Ventura, espectacular y emotivo, sale por la Puerta del Príncipe

Real Maestranza – 3ª de la Feria de Abril, Domingo 30 de Marzo de 2008

ASTADOS: Se han lidiado toros de la ganadería de Fermín Bohórquez para rejones. Todos mansitos aunque manejables en mayor o menor grado salvo el primero, rajándose; y el segundo, aplomado y parándose.

REJONEADORES:Fermín Bohórquez, saludos y una oreja.
Pablo Hermoso de Mendoza, saludos y saludos.
Diego Ventura, una oreja con fuerte petición de la segunda y dos orejas.

INCIDENCIAS: Plaza llena de 'No hay billetes'. Diego ventura salió a hombros por la Puerta del Príncipe.

El jinete sevillano logra por tercera vez el privilegiado premio tras cortar tres orejas. También le ha cortado la oreja al cuarto toro de la tarde Fermín Bohórquez tras una notable demostración de sus clásicas formas, mientras que Hermoso de Mendoza se estrelló con el manso segundo y falló con el acero su meritoria actuación con el parado quinto.


Diego Ventura en su salida a hombros esta tarde en la Maestranza.
FOTO: Matito.

Manuel Viera.-

El toreo a caballo ha cambiado. Nadie lo duda a estas alturas del rejoneo. Con los nuevos estilos y el perfecto adiestramiento de las cabalgaduras se ha logrado las más altas cotas de credibilidad. Es ahora más popular que nunca. La respuesta a esta mezcla de espectacularidad y profunda verdad está en la asistencia masiva de público a la plaza. La mejor entrada del iniciado ciclo abrileño ha sido la de esta corrida de rejones. Y lo cierto es que los que llenaron la Maestranza hasta agotar el 'papel' se han marchado satisfecho tras presenciar un festejo, justo en el metraje, y emotivo y espectacular en el epílogo con la salida por la Puerta del Príncipe de Diego Ventura.

Es precisamente la exquisita doma de las cabalgaduras y la espectacularidad, unida al sereno valor y seguridad en sí mismo, lo que le lleva al portugués-sevillano a realizar un toreo que le ha proporcionado, por segundo año consecutivo, abrir de par en par la ansiada puerta.

Diego Ventura paseó el ruedo con la oreja de tercer toro de Bohórquez tras ejecutar un toreo vibrante a lomos de 'Manzanares'. Clavó las cortas montando a 'Morante', y tras pinchar dejó un fulminante rejón de muerte. Pero fue la lidia del sexto, al que recibió en


Rejonazo.
FOTO: Matito.

la puerta de chiqueros con el marsellés a modo de capote, la que provocó los momentos más emotivos de la tarde. Clavó banderillas en perfectos quiebros, cabalgando sobre 'Guaraná'. Citó a caballo parado hasta recibir al toro a escasos metros de la cabalgadura. Todo muy despacio, recreándose en la suerte y dejando los palos en perfecta colocación. Con 'Morante' enloqueció a los tendidos tras clavar banderillas cortas y se adornó, como en él es costumbre, acercando la cabalgadura para que ésta mordiera la testuz del toro. Inverosímiles piruetas y otros adornos fueron puestos en escena para calentar a un público que masivamente, tras el perfecto rejonazo con el que tumbó al toro, pidió las dos orejas que le permitieron después salir a hombros por la del Príncipe.

También Fermín Bohórquez paseo una oreja del cuarto, un toro con algo más de movilidad que le permitió demostrar su clásico rejoneo y extraordinaria doma. Clavó banderillas con depurado estilo. En lo alto puso un par a dos manos con 'Libanés'. Dos de las cortas con notable estilo a lomos de 'Sinfonía'. Y un rejón espectacular le hizo ganar el preciado trofeo. Con el manso y flojo primero trabajó a destajo para sacarlo del amparo de las tablas en una actuación muy digna. Tras un certero rejonazo fue silenciado.


Fermín Bohórquez.
FOTO: Matito.

Nadie pone en duda que Pablo Hermoso de Mendoza ha logrado las más altas cotas de credibilidad con sus diferentes formas de torear a caballo en los últimos años. Su particular aportación ha llevado al rejoneo a escalar cotas no imaginables. Distinto a todos es un perfecto ejecutor del mejor y más puro toreo a la jineta. Esta tarde, Pablo Hermoso hizo todo lo que pudo para agradar y triunfar con el manso segundo. Otro de los toros metidos en tablas y con el que derrochó ganas y esfuerzo, dejándoselo llegar hasta distancias increíbles. Ni con 'Curro', ni con el espectacular 'Rondeño' pudo Hermoso levantar su particular tarde que también se le torció por el mal manejo de los aceros. Al quinto, muy parado en el segundo tercio, le clavó banderillas cortas cabalgando sobre 'Nativo'. Todo en perfecta ejecución, pero con total falta de emoción por las características del descastado animal. Pinchó antes de dejar el definitivo rejón y fue ovacionado.

NOTICIAS RELACIONADAS:

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

AL NATURAL

Asalto al poder y venganza de Diego Ventura

Francisco Mateos.-

No le quedaba otra a Pablo que aceptarlo. La competencia entre Hermoso de Mendoza, líder indiscutible en las últimas intensas temporadas, y el joven Diego Ventura tenía que dirimirse tarde o temprano. Fue casi premonitorio cómo tras los muchos adornos de los tres jinetes tras el paseíllo, 'calentando' a sus caballos de salida, Hermoso de Mendoza insistió al sevillano a cederle el paso de camino hacia el patio de caballos. Parecía como los equipos de fútbol cuando le hacen 'el pasillo' al saltar al campo al equipo campeón. Pablo sabía bien a lo que venía. Y Ventura también.

Pablo quedó engullido por el ciclón de rejoneo del de La Puebla. Es cierto que a Diego aún le queda madurar más, pero el temple, la técnica, el sentido de espectáculo, y por supuesto la garra y la fibra, lo tiene bien aprendido el sevillano. Su seguridad en el ruedo es la seguridad de quien se sabe ganador al tener la mejor cuadra de caballos con diferencia del momento. A Ventura, cantado está, no hay quien le pare este año. Tiene ese sentido del espectáculo -hay que cuidar algunas cosas, como el exceso de besuquería a sus caballos, o la horrorosa imagen de un marsellé del revés a portagayola que parece un mono de brazos tiesos en vez de la elegante garrocha- que combina perfectamente con el más tradicional sentido del toreo puro a caballo. Sólo bastaba verle entrar tan despacio, andándole, llegándole a la cara, para saber que ha alcanzado el listón más alto del rejoneo.

El asalto al poder tenía que producirse en su tierra, en su plaza y con su gente. Tantas zancadillas puesta por el 'entorno' de Hermoso de Mendoza el pasado año tenían que tener respuesta en Sevilla. Los apoderados del navarro, la potente familia Chopera, evitaron la temporada pasada casi completamente torear con Ventura, y, además, en las plazas donde ellos eran empresa lo dejaron fuera, con un veto al más puro estilo de cacique de pueblo. Ventura tuvo paciencia y 'tragó'. Soltaba de vez en cuando -eso sí-, algún dardo envenenado, pero sobre todo retaba con sus constantes triunfos. Y ha sido hoy, en Sevilla, donde se ha escenificado ese asalto al poder del rejoneo. Ventura ha alcanzado la cúspide. Ahora, a mantenerse en ella como ha hecho durante tantos años el gran Hermoso de Mendoza.

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

Dejar respuesta

veinte + diez =