Magistral lección sobre la bravura de Álvaro Núñez en la Maestranza

0
949

Con el titulo de «Una ganadería triunfal» dedicado a la vacada de Núñez del Cuvillo, Aula Taurina inauguró el ciclo de Lecciones Magistrales en la Maestranza, y fue el propietario y responsable de la ganadería, Álvaro Núñez Benjumea, quien disertó, con una muy particular visión, de la bravura y la crianza del toro bravo. Toda una magistral lección del hijo de prestigioso ganadero Joaquín Núñez del Cuvillo.


José Luis López, Álvaro Núñez y Miguel Serrano, antes de la charla.
FOTO: Sevilla Taurina.

Manuel Viera.-

     En una interesante y amena charla moderada por el cronista taurino José Luís López, el responsable de la ganadería de Núñez del Cuvillo, Álvaro Núñez Benjumea, expuso en el Salón de Carteles de la plaza de toros de la Maestranza su particular visión de la bravura y cada uno de los pormenores en la crianza del toro bravo que sigue en su ganadería.

     Álvaro Núñez dejó muy clara su filosofía de ganadero y enumeró cada una de las cualidades que debe tener un toro bravo, destacando como primera ellas "las hechuras: el toro debe parecer un toro, con hechuras para embestir, fino, bajo, bien hecho de poco pecho, sin mucho morrillo, estrecho de sienes, de buena culata y sin excesivo peso. Después debe tener una gran capacidad para humillar, recorrido… y sobre todo fijeza. El toro debe estar siempre pendiente de la muleta, incluso cuando le llega el agotamiento debe de embestir con fijeza y claridad. Me gusta el toro que embiste al final de la faena, eso son los buenos. De nada vale la fiereza en los inicios si después se para al final".

     Núñez Benjumea se refirió también a la trascendencia de la suerte de varas. Para el ganadero gaditano "la suerte de varas ya no es tan fundamental en mis tentaderos, porque después en la plaza quebranta y para los toros. El toro que es bravo en la muleta suele serlo también en el caballo".

     Se refirió también Álvaro Núñez a su ausencia en la Maestranza en este abono de 2008. "No vengo a Sevilla porque no me han pagado lo que he pedido. Mi ganadería ha triunfado en la mayoría de las plazas en la última temporada, la han lidiado las figuras y les han cortado las orejas. Mi cotización ha subido igual que sube quien triunfa y sale por la puerta grande de las mayorías de las plazas. No era tanto una cuestión de dinero; es más de dignidad. Me tenía que hacer respetar. No podía venir con la misma cantidad que prácticamente me pagaban hace quince años. Este es el único motivo. La corrida irá a Madrid, allí sí me dan lo que les pido según mi cotización".

 

 

ESPACIO PUBLICITARIO

 

               ELISEO GALLARDOESPACIO RESERVADO PAR SU PUBLICIDAD

 

 

Dejar respuesta

dos + 4 =