Eliseo Gallardo prueba su recuperación en el campo con un toro de Martín Lorca

0
1157

El novillero sevillano mató a puerta cerrada un toro en la finca sevillana de El Castillo de las Guardas. El torero no se resintió de la cornada de la pierna izquierda, aunque aún le resta el tramo final de curas. El miércoles 26 será dado de alta definitivamente. Le acompañó en el campo el novillero Alejandro Enríquez, que también mató un toro.


Eliseo, tras el triunfo de Arganda de este año.
FOTO: burladero.es

Francisco Mateos.-

     El novillero sevillano Eliseo Gallardo ha superado definitivamente la cornada que sufrió el 11 de septiembre en la plaza granadina de Jerez del Marquesado. Tras tres duros meses de continuas infecciones y tres intervenciones quirúrgicas, el cirujano sevillano Domingo Jiménez ha logrado limpiar definitivamente la cornada y cortar la infección en la pierna del torero. Aunque a Eliseo aún le resta el último tramo de curas de la herida -hasta el miércoles 26 no recibirá el alta definitiva-, el joven torero sevillano ha toreado a puerta cerrada un toro de Martín Lorca en la finca sevillana de El Castillo de las Guardas.

     Eliseo Gallardo estuvo acompañado en la jornada de campo por el novillero granadino Alejandro Enríquez, con quien ha compartido en 2007 varios paseíllos en novilladas. Enríquez también estoqueó un astado de Martín Lorca como complemento a su preparación de toreo de salón. Eliseo Gallardo comentaba a sevillataurina.es tras su primer toro lidiado después


Imagen de la cornada de Eliseo tras la tercera operación.
FOTO: Javier Martínez.

de tres largos meses de recuperación que "me he encontrado muy bien, muy a gusto. No he sentido tirones en la pierna y no me he resentido. Es un gustazo poder torear de nuevo. Ha sido una pesadilla, porque me operaban y me encontraba mejor, pero después se iba inflamando la pierna y a ponerse con mal aspecto, y otra vez a operar… Han sido tres meses muy duros, porque la cornada no fue tan grave como las continuas infecciones que después he sufrido".

     El torero se ecuentra completamente animado de cara a la nueva temporada. "Afortunadamente ya ha pasado 2007, a pesar de que la cornada me hizo perder todo el mes de septiembre y tuve que cerrar de esta forma tan precipitada y amarga la temporada. Ahora sólo hay que mirar a 2008, que está a la vuelta de la esquina, y sé que va a ser un año importantísimo. Mi apoderado ya me tiene hechas varias cosas, pero lo que más me ilusiona es ese paseíllo que está apalabrado en Madrid en marzo, que será mi debut en esa plaza, y también espero estar anunciado en las novilladas de la Feria de Abril, plaza en la que también haré mi presentación como novillero con picadores".

NOTICIAS RELACIONADAS:

Dejar respuesta

dos + 8 =