Fuerte malestar de los aficionados

Crecen las críticas por los cacheos en la Maestranza

0
1833
Varios maestrantes usando vasos de cristal en el espectáculo público de las nocturnas, con el visto bueno de Junta de Andalucía y empresa Pagés. Al resto de aficionados, mano dura. (FOTO: Javier Martínez)
Varios maestrantes usando vasos de cristal en el espectáculo público de las nocturnas, con el visto bueno de Junta de Andalucía y empresa Pagés. Al resto de aficionados, mano dura. (FOTO: Javier Martínez)

La decisión de la empresa Pagés de aplicar mano dura a los estrictos controles de accesos a la plaza de la Maestranza los jueves de novilladas de promoción para evitar que se introduzcan bebidas en botellas y latas, está produciendo un creciente malestar y rechazo por parte de los aficionados.

Redacción.-

     El malestar de los aficionados sevillanos por las drásticas medidas de cacheo a la entrada de la plaza de la Maestranza durante los jueves de las novilladas de promoción de julio va en aumento. El comienzo de estos festejos de promoción en horario nocturno, el calor sofocante en Sevilla y los precios populares, ajustados a todas las edades, propicia que se acerque a la plaza un público muy distinto al habitual en corridas de mayor trascendencia, acudiendo familias al completo y, sobre todo, muchas pandillas de gente joven. Y vienen con las ya habituales neveras con el tapeo típico sevillano y abudantes bebidas para mitigar los efectos del calor y la piedra recalentada de los tendidos sevillanos.

     Aunque conocido es que existe una Ley de Espectáculos Públicos que, además de armas blancas u objetos punzantes, impiden el acceso a espectáculos (y los toros lo son) de bebidas en latas, o botellas de cristal y de plástico con tapones, no es menos conocido el exquisito civismo del aficionado a los toros, y más si cabe en Sevilla. ¿Alguien recuerda cuándo cayó un bote al ruedo? ¿Y alguien ha visto alguna vez algún lanzamiento de objetos a un campo de fútbol? Es decir, estamos ante dos espectáculos públicos, pero de muy distinta naturaleza. Y si las leyes están hechas para cumplirlas, también estan hechas para su interpretación y flexibilizacion. Más aún cuando la propia Junta de Andalucía permite reiteradamente en todos los festejos que los maestrantes usen vasos de cristal en su palco.

     Por eso no se entiende la extrema mano dura en los cacheos y registros de neveras y bolsos de los guardas de la empresa Canorea-Valencia al acceder a la plaza. Muchos optan por marcharse; otros deben verter las bebidas de botellas de cristal en vasos de plásticos; y otros se ven obligados a dejar e la entrada sus latas fresquitas, compradas por unos 0,30 euros la cerveza, y pagar en el interior a 3 euros la cerveza que vende la empresa.

     Precisamente este aspecto es uno de los más comentados por los aficionados, que ven en esta mano dura en los accesos con bebidas una intencionalidad de la empresa de hacer más ‘caja’ en la venta de bebidas interior por el intenso calor, ya que la cerveza que se vende en la plaza (Estrella del Sur, de una gama media-baja) cuesta en los supermercados menos de 0,30 céntimos de euro, y en la plaza cuesta 3 euros, un 1.000% más.

PERIODISTAS SE UNEN A LA REBELDÍA

     Periodistas taurinos y reconocidos aficionados han denunciado estos abusos y las consecuencias que puede traer a corto y medio plazo esta mano dura a unos festejos que viven un gran momento de popularidad y asitencia en Sevilla. En este mismo portal de SEVILLA TAURINA, nuestro compañero Francisco Mateos ha dedicado varios artículos al asunto. «Que les sirva de aviso: si tienen pensado ir en pandilla o con los críos a la plaza de toros uno de estos jueves, ¡cuidado! Casi con toda seguridad se encontrará con un férreo control que le confiscará los tapones de las botellas, le quitará los envases o botellas de cristal y le retirará las latas de bebidas; salvo que sea usted maestrante, que entonces tiene vía libre de la empresa y de la Junta de Andalucía para beber y como lo que sea. Pues nada, que acabarán cargándose el invento», dejó en el artículo titulado ‘Masterchef taurino’ publicado en estas páginas (VER).

     Otro periodista sevillano que ha ofrecido su opinión sobre el férreo control de la empresa a las neveras los jueves de novilladas de promoción ha sido Fernando Carrasco, de ABC-Sevilla. A través de su twitter ha comentado que «Me resulta gracioso que los empresarios animen a la juventud a ir a estos festejos y luego prohíban la entrada de neveras. ¿Qué pretende Pagés, que la chavalería se gaste un dineral en una lata de cerveza en la plaza? Craso error el que cometen con los jóvenes. Como sigan con esa política, los jóvenes no van a ir a los festejos nocturnos. Así de claro. Las neveras son uno de los alicientes para pasar un rato agradable en la Maestranza por la noche. Latas no se pueden meter, pero sí te las venden dentro a un altísimo precio. ¿Eso es hacer afición? Luego piden que divulguemos en los medios que los jóvenes vayan a estos festejos, y se les ponen trabas… Un auténtico sinsentido lo de la Maestranza. Así no sólo no se hace afición sino que echamos a los jóvenes de los toros. Que se lo piense bien la empresa Pagés, que la gente no se olvida de estas cosas y el año que viene puede ser un desastre. Que siga así la empresa Pagés, que se va a quedar sola viendo los festejos de promoción nocturnos».

     También Ignacio Sánchez-Mejías, articulista taurino de ABC-Sevilla, comenta que «la entrada a la Maestranza con bebidas fue el pasado jueves misión imposible. Tres seguratas en la Puerta del Príncipe, abriendo bolsas y neveras», publicando además el interesante articulo ‘Cómo echar a la gente de la plaza’, que reproducimos en la sección ‘Opinión’.

    Raúl Delgado, en su twitter de ‘Toros en el siglo XXI’ denuncia que «la política de la empresa Pagés de no dejar entrar neveras y bebidas en la plaza durante las novilladas de promoción nocturna, es lamentable. No te puedes llevar una lata de cerveza de tu casa, pero la puedes comprar dentro….eso sí, a precio de riñón. Luego nos quejamos». En un sentido muy similar se expresaba el blog ‘Toros desde el Sur’: «Convences a amigos para ir a la novillada sin picadores, le propones un agradable rato con tapeo y neveras.. ¡Y en la puerta te dicen que no! Una sinvergonzonada de calibre gordo. Arriba en los palcos de la propiedad y de la Junta también rulan».

    Por último, el periodista gaditano Javier Bocanegra aporta un dato a tener en cuenta: «El Puerto prohibió la entrada de bebida y comida en los rejones y desde entonces no va nadie. Antes se llenaba en la nocturna».


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

once − ocho =